DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Un montaje que dura toda una vida

Desplegar el circo es una tarea de más de 45 horas y para sus funciones hace falta un equipo de 100 personas

Eunate F. Domínguez - Domingo, 30 de Agosto de 2015 - Actualizado a las 06:04h

votos |¡comenta!
Los artistas se reúnen todas las mañanas para preparar sus espectáculos y ensayar antes de los ‘shows’.

Los artistas se reúnen todas las mañanas para preparar sus espectáculos y ensayar antes de los ‘shows’. (Zigor Alkorta)

Galería Noticia

  • Los artistas se reúnen todas las mañanas para preparar sus espectáculos y ensayar antes de los ‘shows’.

Bilbao- Más de 45 horas, cien personas, 90 coches y autocaravanas, paciencia y dedicación. Estos fueron los ingredientes necesarios para que el pasado 15 de agosto el Gran Circo Mundial abriera su telón y comenzara el espectáculo. “Esto es un sacrificio. Estamos hablando de una flota. Casi 90 vehículos de una ciudad a otra y mucho gasoil... El director podría tener una multinacional”, bromea Luis González, representante del Gran Circo Mundial.

Se requieren cuatro intensos días y cien personas para que todo eche a rodar: sillas listas para el público, una carpa interior impecable, un recibidor, un puesto de dulces, la taquilla de compras, servicios y los hogares de los propios animales. El pasado día 15 todo estaba preparado. “Es un trabajo duro, que nos cuesta pero también nos recompensa”, confiesa a DEIA Luis González. También reconoce que la experiencia es un factor fundamental para que todo fluya más rápido.

Sin embargo, por mucha maña que haya, el circo es una obra que nunca acaba. Fuera del escenario el duro trabajo de los artistas continúa. Con tres sesiones diarias que absorben gran parte de su día, el resto lo dedican para los ensayos previos y el maquillaje. “Tardan cerca de hora y media o dos”, detalla González.

Así, cuando el telón se baja, ellos continúan perfeccionando sus ensayos, miman a sus animales, y mejorar sus técnicas. Pero lo hacen con entusiasmo, sin concebirlo como un trabajo. “Como decimos en la canción con la que cerramos el espectáculo, el circo es la pasión de nuestra vida. Vivimos aquí y hemos crecido aquí”, musita el representante González.

24 horas cortas Por eso, a veces, para estos artistas las 24 horas del día se quedan cortas. “Cuando tenemos ratos libres, también intentamos hacer eventos como el del hospital porque es algo súper bonito o atender otros eventos donde nos piden nuestra presencia”, asevera.

Y cuando se marchan, tampoco descansan. Apenas tienen tiempo de desmontar todo el circo -“tardamos menos en recoger que montando, una noche”-, y la mañana siguiente se marchan a otra ciudad para repetir todo el proceso y volver a arrancar con el espectáculo.

Podría decirse que es un acto que no está pagado, (las entradas para las tres horas de sesión son desde 8 euros hasta 30 para los asientos vip), pero que enriquece a los artistas de una manera muy gratificante. “Es mucho trabajo sí. Siempre estamos viajando de un lugar a otro para ofrecer espectáculos, nos llevamos la casa a cuestas pero nos encanta. No lo hacemos por obligación, estamos aquí porque nos apasiona”, concluye.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120