DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
AZ Alkmaar 2-1 Athletic

Chasco del Athletic en Holanda

El Athletic, con diez cambios, tras controlar el partido al descanso cae ante un afortunado az alkmaar

José L.Artetxe - Viernes, 2 de Octubre de 2015 - Actualizado a las 06:05h

votos | ¡comenta!
Los jugadores del Athletic aplauden a la afición ayer al final del partido frente al AZ Alkmaar holandés. VER GALERÍA

Los jugadores del Athletic aplauden a la afición ayer al final del partido frente al AZ Alkmaar holandés. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

Galería GALERÍA: Alkmaar-Athletic

  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

AZ ALKMAAR: Coutinho, Johansson, Gouweleeuw, Van der Linden, Haps, Van Overeem, Henriksen, Rienstra, Dabney Souza (Min. 87, Haye), Tankovic (Min. 76, Luckassen) y Janssen (Min. 78, Jahanbakhsh).

ATHLETIC: Herrerín, Bóveda, Gurpegi, Laporte, Lekue, Iturraspe (Min. 63, Raúl García), Mikel Rico, Eraso, Viguera, Aketxe (Min. 57, Williams) y Kike Sola (Min. 63, Aduriz).

Goles: 1-0: Min. 55, Henriksen; 2-0: Min. 65; Bóveda, en propia puerta; 2-1: Min. 75, Aduriz.

Árbitro: Ivan Kruzliak (Eslovaquia). Por parte del Athletic amonestó a Gurpegi (Min. 49), Iturraspe (Min. 53) y Raúl García (Min. 71). Del AZ Alkmaar, vieron tarjeta amarilla Johansson (Min. 47) y Coutinho (Min. 91).

Incidencias: 13.000 espectadores se dieron cita en el AFAS Stadion de Alkmaar, con presencia de 720 aficionados del Athletic.

Deberá seguir remando con brío el Athletic en la Europa League tras haber dado oxígeno a un AZ Alkmaar asequible, que sin duda se benefició del extraño concepto de la rotación que tiene Ernesto Valverde. En la derrota influyó asimismo el infortunio, plasmado en el segundo gol holandés, un rebote en el cuerpo de Bóveda que envenenó un centro defendible, aunque la conclusión principal de lo ocurrido necesariamente ha de versar sobre los diez cambios que presentó la alineación, siendo Laporte el único que repitió respecto a citas previas. La medida, extrema se mire como se mire, deparó un encuentro bastante nivelado, que pudo caer para cualquier lado, lo cual cuestiona el criterio del entrenador, toda vez que la entidad del rival sugería que la de ayer era una buena oportunidad para encarrilar la clasificación.

El holandés no pasa de ser un conjunto del montón que apuesta por la velocidad en el despliegue ofensivo como fórmula para disimular su fragilidad. El nervio para lanzar carreras con los laterales avanzados no deja de ser un argumento efervescente, un modo de compensar carencias para la elaboración que pretende inquietar a equipos mejor estructurados, más dotados para llevar la iniciativa. Este sería el caso del Athletic al que, sin embargo, no se le vio ducho para dominar el ritmo y la pelota, algo previsible por otra parte con la fisonomía con que compareció. Reunir a los menos asiduos en bloque supone una puesta de riesgo siempre, máxime si hay varios que acumulan largos períodos al margen de la competición: Bóveda, Iturraspe, Viguera, Sola,..

Con todo, el Athletic acabó controlando la situación al cabo de una primera media hora abierta. Tardó en asentarse, lo cual se tradujo en mucha incomodidad y un par de sustos, hubo un remate que repelió la madera. No acertaba a aplacar el nervio del AZ Alkmaar, que se lanzaba con todo por los costados y tenía en Jansen una útil referencia en punta. Gurpegi y Laporte tuvieron que multiplicarse hasta que Iturraspe empezó a coger el hilo y hombres como Eraso o Aketxe se conectaron. La presión daba sus frutos y hubo hasta tres llegadas de Eraso, Viguera y Aketxe, casi consecutivas, prueba de que el choque adquiría un tono favorable. En todas respondió bien Coutinho, que ya había exhibido reflejos en el inicio al desviar un intencionado disparo de Sola a pase de Iturraspe.

Llegadas suficientes para intimidar al anfitrión, que estando fresco no rentabilizó el factor sorpresa y fue reculando paulatinamente. A falta de una circulación fluida de la pelota, el orden rojiblanco se había impuesto, pero de repente esa sensación que auguraba un final feliz se fue al traste a raíz de que Lekue se encontrase con una autopista por la derecha para pisar área. Allí se cegó, quiso romperla con dos vías de pase muy claras para asegurar el gol. El rechace consiguiente dio pie a un cambio de orientación a la zona del lateral izquierdo, donde Viguera llegó tarde para tapar el boquete, lo que Henriksen, desaparecido hasta entonces, agradeció con un remate inapelable.

LA ARTILLERÍA

El noruego justificaba su fama a la primera y Valverde metió de inmediato a Williams. Tampoco se retrasó el ingreso de Aduriz y Raúl García, lo que desplazó a Rico al puesto de Iturraspe y a Eraso al de Rico. En esa fase delicada, donde el Athletic buscaba más contundencia arriba, llegó la acción donde el veloz lateral Haps progresó por su costado y puso el centro a media altura que Bóveda alojó en la red en su instintivo intento de corte. En un suspiro, lo que era un partido correctamente encaminado, sin alardes, aunque sin señales preocupantes, se puso muy cuesta arriba. La aportación de Aduriz no se hizo esperar. Primero sirvió raso al segundo palo, donde Viguera no vio la llegada franca de Eraso para fusilar, y poco después enganchó un chut tremendo a cesión de Bóveda, que leyó a la perfección el pase filtrado por Williams entre dos defensas, 2-1. Insistió el Athletic contra un enemigo que pasó a defender su ventaja con un repliegue descarado. El empate lo tuvo Williams, dos veces, pero cabeceó mal un centro de Lekue y una vistosa chilena se le marchó fuera con Coutinho haciendo la estatua. Fue la última bala, en los diez minutos restantes no se registró ocasión alguna, el empuje no sirvió para fabricar situaciones nítidas, con Laporte ejerciendo de segundo ariete. La ansiedad arruinó las posesiones y provocó faltas propias que contribuyeron a romper la inercia de una ofensiva a la desesperada.

Como en Villarreal, la revolución no cuajó. De acuerdo que el domingo toca echar el resto ante el Valencia y que una versión B propia puede ser válida para aspirar a puntuar en el campo del AZ Alkmaar, un grupo animoso y discreto, pero la pregunta es si hace falta inclinarse por una propuesta de dosificación de esfuerzos tan radical. Con una mezcla de titulares y suplentes más aquilatada las probabilidades de éxito se antojan más razonables. No cabe hablar de certezas cuando se pisa el terreno del fútbol-ficción, no obstante el método empleado por Valverde para gestionar un calendario tan denso resulta desconcertante. La confianza en la plantilla puede expresarse de manera más racional y bien está que se ponga el acento en la liga, pero ello no implica que sea preciso desfigurar al equipo en Europa. Quizás lo peor sea que la historia se repite en un corto espacio de tiempo. Queda flotando la impresión de que este Athletic permite confeccionar alineaciones más compensadas cada tres o cuatro días.


votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

  • El pedigrí de Aduriz

    La UEFA elogia al delantero, tercer máximo goleador histórico desde una liguilla de la Europa League

  • Menos poderío y hecho para la contra

    Unai Melgosa, extécnico de Lezama y del Dinamo Kiev, destaca del Zorya la velocidad de sus hombres de banda

  • Un tope salarial flexible

    Laliga avala al Athletic ante un hipotético incremento en el gasto de la plantilla, de 68,5 millones

  • Un tren que pasa

    Lekue no ha aprovechado la baja de óscar De Marcos para presentar sus credenciales en el lateral derecho

  • ¿Qué ocurre con Beñat?

    El de Igorre ha desaparecido del once en las últimas cuatro citas, en las que el Athletic no ha ganado

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120