DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
feminicidios EN la ciudad mexicana

Versos más fuertes que el miedo

cientos de escritores apoyan con sus poemas a las mujeres de ciudad juárez, donde son vejadas y asesinadas

Un reportaje de Cristina Mtz. Sacristán - Domingo, 11 de Octubre de 2015 - Actualizado a las 06:03h

votos | ¡comenta!
Inma Luna, flanqueada por estudiantes de la Universidad Tecnológica de El Paso, junto al desierto donde han hallado cadáveres.

Inma Luna, flanqueada por estudiantes de la Universidad Tecnológica de El Paso, junto al desierto donde han hallado cadáveres. (Foto: I. Luna)

Galería Noticia

CAMINO por Juárez con mis zapatos rojos, pero yo no soy ellas./ Camino por Juárez con mis zapatos rojos como una voz pequeña con intención de grito formidable./ Camino por Juárez sin miedo, con el deseo vivo de que ser mujer aquí no duela tanto”. Hace unos días, la escritora y performer Inma Luna escribía esto desde Ciudad Juárez, urbe del Norte de México. Desde 2011, cientos de escritores de todo el mundo muestran por estas fechas su solidaridad con las mujeres de esa ciudad del Estado de Chihuahua. Los feminicidios en Ciudad Juárez y las muertas de Juárez son dos expresiones que hacen referencia a la suma de feminicidios que vienen cometiendo en esa ciudad mexicana, al menos desde enero de 1993. Cientos de chicas asesinadas y, dependiendo de las fuentes, miles.

Ya en 2003, la fundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a casa, Marisela Ortiz, explicaba a DEIA cómo cientos de chicas eran sistemáticamente secuestradas y vejadas hasta que, pasados unos días, sus verdugos las estrangulaban y abandonaban en lugares descampados, donde suelen ser encontradas accidentalmente. Las desapariciones de jóvenes no cesan. Generalmente tienen menos de 20 años -incluso hasta 12-, son morenas, delgadas y cuentan con escasos recursos económicos. Principalmente son obreras textiles. Marisela denunciaba que las autoridades mexicanas, federales y del Estado, no habían buscado durante años a los criminales. Amnistía Internacional es uno de los organismos que reprocha la “falta absoluta de medidas” de las autoridades. La Corte Interamericana de Derechos Humanos considera al Estado Mexicano como uno de los principales responsables de estos hechos.

En septiembre de 2011, un grupo de jóvenes escritores convocó el Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez, una cita “que nos acercó allá donde la palabra era más necesaria y apreciada, donde la violencia devoraba los sueños colectivos. Por ello se buscó recuperar los espacios públicos, secuestrados por el miedo, y provocar la convivencia donde se imponía el lenguaje de las armas”, explica uno de sus promotores, el poeta y editor Uberto Stabile. “La experiencia no pudo ser más gratificante, aun cuando se trataba de percibir una realidad muy dura, pero que nos comprometía a quienes entendemos que la violencia es siempre una agresión a la conciencia individual y colectiva, se produzca donde se produzca”.

Así, estas últimas semanas media docena de poetas españoles está adentrándose por la región mexicana. Empezaron por la ruta del Norte del Ejército Iluminado, recorriendo la frontera Norte, y ahora siguen por Puebla, hasta México DF, con su maleta de poemas, recitales, talleres y performances. En el caso de la madrileña Inma Luna, va llevando a cabo “un proyecto con mujeres de diferentes ciudades de la frontera con Estados Unidos (Ciudad Juárez, Tijuana, Saltillo, Monterrey…), además de Puebla, Guadalajara, Ciudad de México...”. Bajo el epígrafe Más allá del miedo están ellas, está recogiendo testimonios de “su vida cotidiana y su universo más íntimo”. Relatos que pasarán a formar parte de un libro y, “posiblemente, de un documental”.

Los Escritores Por Ciudad Juárez plantaron cara “al terror” en setenta ciudades del mundo; varios siguen compartiendo versos in situ

La poeta y antropóloga cultural quiere “mostrar cómo es el discurrir de estas mujeres en lugares en los que su condición femenina las convierte en víctimas. En este marco de violencia, respirando el terror del feminicidio, de las desapariciones y violaciones impunes, lo que me interesa investigar es el día a día en lo familiar (...) la amistad, el trabajo, el amor o el arte, para comprobar si se convierten (o no) en espacios de supervivencia emocional”, además de un universo femenino “como demostración de valentía, más allá del miedo”.

Para ello, Inma está teniendo encuentros en los destinos con mujeres a las que plantea “sencillas propuestas literarias, y ellas pueden escribir, o relatar, experiencias vitales que estén interesadas en compartir”. Así, por ejemplo, hace unos días estuvieron en la Universidad Tecnológica de El Paso Norte, “en Ciudad Juárez, junto al desierto de Anapra, desde donde se ven las Lomas de Poleo, donde aparecieron las primeras mujeres desaparecidas enterradas”, relata Luna. “Las estudiantes comentan que quieren volver a tener libertad para moverse en las calles, que sus padres no les dejan salir. Estudian y esperan que el futuro sea en paz y sin violencia. Cada día ven ese desierto desde sus aulas y eso les pesa”. En cuanto a “sus compañeros y amigos, las cosas funcionan bien, dicen que las tratan con mucho respeto”.

testigos que dan eco Que decenas de escritores de todo el planeta se movilicen en estas fechas para recordar la impunidad feminicida en Ciudad Juárez es recibido por los lugareños con agradecimiento y cierta sorpresa: “Dicen que ven nuestra preocupación y se dan cuenta de cosas que ellos dejan de ver por la costumbre. Nos piden que contemos lo que vemos”, cuenta Inma Luna.

“Uno de los principales problemas a los que se enfrenta este grupo de escritores es la visibilidad. Ciudad Juárez debe y quiere ser conocida por otras muchas causas y acciones que van más allá del constante recuento de víctimas. Necesitan que desde afuera, desde el otro lado de las balas, lleguen mensajes claros y contundentes del compromiso que mantenemos con su esfuerzo”. Con ese espíritu organizan recitales y lecturas en distintas ciudades del mundo desde entonces, narran.

Luna, que viene organizando fructíferos talleres por diversos centros, dice que habló con un chico de Ciudad Juárez, y “él no percibe tanta violencia, que pasea tranquilo por la calle a las tres de la mañana. Le pregunté si hacían lo mismo sus amigas, y respondió ah, no, sus padres no les dejan”. Con todo, Inma capta “una lucha diaria por acabar con esto desde sus intenciones de trabajar, estudiar, divertirse y enfrentarse al acoso, que aún es mucho, pero veo una actitud desafiante en las mujeres”.

Salamanca, Bilbao, Badajoz, Punta Umbría, Karrantza... Ahí estuvieron un grupo de poetas, con Daniela Bartolomé al frente, para “dar lectura a los poemas escritos para este evento, y algunos otros escogidos de poetas consagrados como Ángela Figuera, Antonio Casares, Mario Benedetti o Pablo Neruda”. Un encuentro emotivo y “sentido”. Hace años fue por streaming en ETB. Para que las palabras tengan más fuerza que las balas.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120