DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Naia del Castilloartista

"Lo cotidiano esconde muchas extrañezas que pasan desapercibidas"

La Sala Rekalde expone hasta el 17 de enero una selección de obras de la artista, más de cuarenta esculturas y fotos que provocan perplejidad e invitan a la reflexión

Una entrevista de Iñaki Mendizabal Elordi - Martes, 3 de Noviembre de 2015 - Actualizado a las 06:04h

votos |¡comenta!
Naia del Castillo. Fotografía de Juan Lazkano

Galería Noticia

  • Naia del Castillo. Fotografía de Juan Lazkano

BILBAO- El céntrico espacio expositivo de Bilbao muestra quince años que encierran el recorrido vital y artístico de Naia del Castillo, creadora que ofrece en cada obra una mirada caleidoscópica del mundo íntimo que nos rodea. Preguntas obsesivas que se plasman en piezas sugerentes que a su vez abren vías hacia nuevas preguntas. Y sazona estos diálogos invisibles con pequeñas dosis de humor. Una bomba de relojería.

Usted suma ya 15 años de trayectoria profesional. ¿A esta muestra podemos llamarla ‘retrospectiva’?

-Es una petición de la Sala Rekalde, que quería que mostrara la mirada global de mi trabajo, el cuerpo de obra de los 15 años que llevo como profesional. Sobre todo he mostrado de manera más amplia los últimos cinco años;es una obra que se ha visto menos.

¿Se refiere a ‘Nido de Abeja’?

-Sí, es la que está en la última sala. Muestro piezas acabadas de un trabajo que está en pleno desarrollo. No sé dónde acabará esa línea de pensamiento, pero es como una presentación de lo que estoy haciendo ahora mismo.

¿Asusta volver la mirada atrás?

-Estoy contenta con la exposición, aunque es verdad que da respeto desnudarse tanto. Hacía tiempo que no veía ciertas piezas... Pero parece que gusta y estoy satisfecha.

Es usted exigente, metódica y constante. ¿Le ha costado mucho elegir las piezas?

-Soy muy laboriosa con las piezas, sí. Me he esmerado para que se entendiera mi trabajo, para que se viera por dónde he ido estos 15 años. En vez de reinterpretar ciertas obras, he pretendido presentarlas como las he hecho yo -o como las planteé en su momento-. He querido presentar el mayor número de piezas respetando el recorrido que hay entre unas y otras.

E incide, sobre todo, en la cotidianidad, en el entorno doméstico.

-Me fijo mucho en todo lo que me rodea. Me pregunto sobre lo ordinario, cómo nos afecta ese objeto ordinario y en qué medida le afectamos nosotros a él. Es una pregunta hacia el sujeto, hacia el yo con lo otro. Lo cotidiano esconde muchas extrañezas: violencias o bellezas que se nos han hecho rutinarias y que, por ello, pasan desapercibidas.

Plantea más preguntas que respuestas.

-Planteo esa mirada intencionada, que cuestiona los parámetros de cómo vives. Intento cuestionar a través del contenido de la obra y a través de la forma, trato de crear asociaciones, de buscar reacciones del público.

Las piezas ‘Espacio doméstico’ y ‘Flujo’ crean cierto desasosiego...

-Las dos hablan del sujeto, de forma diferente. Una sobre la interdependencia del entorno doméstico, y la otra pieza es una reflexión sobre la identidad del sujeto, pero usando el medio fotográfico. Trabajo mucho con la imagen y la escultura, y la acción aparece al manipular el material.

Y está utilizando tela como si fuera un material escultórico.

-Profundizo en las características escultóricas de un material que me ha acompañado durante muchos años, como es la tela.

Es decir, primero es la pregunta, y después recurres a los materiales que darán forma a esa pregunta.

-Sí. Utilizo materiales dependiendo de lo que quiero contar, de la serie en la que estoy trabajando: trabajo con muebles, joyas, telas o papel fotográfico... Construyo textiles, vestidos como pieles para el cuerpo, para que me ayuden a significar el cuerpo de otra forma.

¿Y estos procesos la llevan por sendas inesperadas o no cree usted en el ‘error’?

-Se le llama trabajo de estudio o proceso, no error. Eso es trabajar. Y sí, me da sorpresas, me dejo llevar y creo que es la única manera de hacer piezas interesantes, que tengan muchas capas. Hay una intuición basada en 15 años de trabajo profesional, de mis estudios, de una vida entera de convivencia con el arte.

¿Qué temas le preocupan?

-Me interesa el sujeto y cómo el yo se relaciona con lo que le rodea. Me sigue interesando todo lo hecho por el hombre. Sería el modo de traducir el yo al exterior, esa conexión. Todo esto me causa muchísima curiosidad.

Se considera una profesional del arte. En los tiempos que corren, ¿qué significa exactamente eso?

-En 2000 hice mi primera exposición y desde entonces vivo del arte y expongo en galerías. Soy profesional porque dedico todo mi tiempo al arte. Luego está la docencia, claro, que también ayuda a poder sacar los proyectos artísticos. Ahora hay que diversificarse, abrir campos, buscar nuevas vías para sacar adelante lo que tienes en la cabeza. Pero me gustaría disponer de todo el tiempo para sacar adelante los proyectos artísticos que tengo en mente.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120