DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Los incendios de este invierno: ¿dónde y por qué?

Hectáreas forestales quemadas entre los años 2004-2013 (% sobre el total de la superficie de la CCAA que ha ardido)"



. El 2015, será, probablemente, el año más cálido de nuestra historia.

. Uno de cada dos incendios son intencionados.

. Galicia, Asturias y Cantabria concentran la mayoría de los incendios entre 2004 y 2013; en Euskadi, “solo” ha ardido el 0,53% de la superficie total de nuestra comunidad (entre los tres más bajos del Estado)

. Las explicaciones recaen en los incentivos que encuentran para ello: mucha propiedad privada, las subvenciones agrarias y la aceptación social de las llamas para regenerar pastos.

Alex Rayón Director Deusto eCampus - Lunes, 25 de Enero de 2016 - Actualizado a las 08:04h

votos | ¡comenta!
  • Mail
Los bomberos siguen trabajando en la extinción del incendio de Berango y Sopela

Los bomberos siguen trabajando en la extinción del incendio de Berango y Sopela (Pablo Viñas)

Galería Noticia

En nuestras latitudes (45 grados norte), suelen decir que los incendios se apagan en invierno. Es cuando llueve, la humedad se acumula en las superficies forestales, y el frío evita recalentamientos. Lo verde, no arde. En verano, en cambio, por cuestiones del azar geográfico, tenemos muchos “días 30-30-30”: días de más de 30 grados de temperatura, menos del 30% de humedad y vientos de más de 30 kilómetros por hora. Es el cocktail perfecto para que los incendios se produzcan y se propaguen.

Este año 2015, será recordado por su calidez y escasez de lluvias. Hace unas semanas, la Organización Meteorológica Mundial revelaba, que este 2015 sería, probablemente, el año más cálido de toda nuestra historia, alcanzando el importante umbral simbólico de 1ºC por encima de los niveles preindustriales. Los cinco años que han discurrido de 2011 a 2015 han sido el quinquenio más cálido desde que se recogen datos. Varios sucesos meteorológicos extremos, especialmente olas de calor, por medio. El cambio climático está ahí. La singularidad que hemos tenido es que varias Comunidades Autónomas han sufrido incendios en superficies forestales en una cantidad nunca vista anteriormente. En el norte de España (que es donde mayoritariamente se han concentrado las llamas), ha habido mucho viento del sur. Un viento intenso, muy seco y cálido que propicia la rápida propagación de las llamas. A Euskadi, nos llegó durante los últimos días del año.

Viendo el mapa presentado al comienzo (hectáreas forestales quemadas entre los años 2004-2013), podemos ver que Euskadi tiene una cantidad pequeña de incendios en comparación al resto del Estado. Por contra, ¿qué está pasando en Galicia, Asturias y Cantabria? El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), agrupa los siniestros en cinco categorías según su origen: rayos; negligencias o accidentes; intencionados; incendios reproducidos; y causa desconocida. El 55,23% son intencionados. Es decir, más de 1 de cada 2.

Las variables, a tenor de los datos representados, que explican el por qué alguien provoca un incendio en estas Comunidades Autónomas y no en el resto son: la cantidad de "días 30-30-30" que han sufrido + el % de propiedad privada de la superficie forestal arbolada y no arbolada en forma de minifundios respecto al total + el gran éxodo hacia zonas urbanas + la tradición por el fuego para regenerar pastos de montaña + la aceptación social a esta tradición en algunas zonas rurales + el sistema de subvenciones por animal y por superficie de pasto + el choque del estado y los ganaderos debido al impulso del Patrimonio Forestal del Estado (PFE) (un plan de reforestación de los años 50 en contra de la posición de los ganaderos, que perdieron sus pastos).

En Galicia y Asturias, se produce una gran importante concentración de terreno forestal en manos privadas (del 80 y el 60% aproximadamente). Además, la tierra está dividida hasta la extenuación debido al minifundismo que prevalece. Tierras de pequeña superficie, y con poco control ciudadano alrededor debido al éxodo a zonas rurales. Y dado que la mejor manera de regenerar pastos de montaña es a través del fuego, no resulta difícil que intencionadamente se regenere este terreno. Y todo ello, porque los incentivos económicos con subvenciones agrícolas de fondo favorecen estas prácticas. La Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea establece que los ganaderos pueden cobrar subvenciones por animal y por superficie de terreno de pastizal.

El Homo Sapiens, desde que descubrimos el fuego, responde a incentivos. Los “por qué” de los incendios tenemos que encontrarlos ahí; en los incentivos que encontramos para unas determinadas conductas y no otras.

@alrayon

www.linkedin.com/in/alrayon

votos | ¡comenta!
  • Mail

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Encuestas

ver listado completo »

Publicidad

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120