DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Letras en femenino

DEIA reúne a cinco escritoras aficionadas de Ezkerraldea

Cinco mujeres que concilian su vida laboral y familiar con su pasión por la literatura, un hobby al que han de dedicar horas y altas dosis de inspiración

Un reportaje de Miguel A. Pardo - Lunes, 22 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 06:03h

votos | ¡comenta!
  • Mail
Iria Blake, Idoia Amo, Eva Soler, Margot Recast e Ivory Angers compatibilizan vida laboral y familiar con su carrera como escritoras aficionadas.Foto: M. A. Pardo

Iria Blake, Idoia Amo, Eva Soler, Margot Recast e Ivory Angers compatibilizan vida laboral y familiar con su carrera como escritoras aficionadas.Foto: M. A. Pardo

Galería Noticia

sON mujeres, trabajadoras, esposas, madres en algún caso y todas ellas son escritoras por amor al arte. Iria Blake, Margot Recast, Ivory Angers, Eva Soler e Idoia Amo son un ejemplo del gran talento femenino que hay en Ezkerraldea, cualidades que ellas plasman en sus novelas, historias que nacen de su ilusión, de su constancia y dedicación para alargar las horas del día como si de un chicle se tratase y poder conciliar su hobby con la vida familiar y laboral.

Muchas veces lo hacen de forma, cuanto menos, curiosa, tal y como describe Idoia Amo, una santurtziarra cuya última obra publicada es Maldita Sarah, novela que ha escrito junto a Eva Soler. “A veces escribes con Pocoyó o Toy Story de fondo, o con mi hijo encima aporreando las teclas del ordenador”, señala esta mujer, que lleva desde los 14 años escribiendo. Desde aquella época conoce a Eva Soler, su compañera de fatigas, de proyectos y tramas que van desde la literatura romántica hasta el género de terror. “A veces, estás en casa escribiendo una historia de terror y está tu marido al lado viendo al Athletic”, escenifica Eva, la otra parte de este equipo tan bien compenetrado, que espera que salga publicada en abril su próxima obra. Todo ello nace desde la devoción, el gusto por las letras. Quizá eso sea un impulso más para encajar las horas del día como si de un tetris se tratase, para hacerle hueco a su vena creativa. “Creo que el hecho de que escribir sea para nosotras una afición, y no algo a lo que nos dediquemos de forma profesional, nos da gasolina para seguir trabajando, para sacar tiempo para escribir”, explica Iria Blake, otra santurtziarra que ha publicado dos novelas, la última de ellas, Pura Magia, el pasado otoño. Iria reconoce que la madrugada es el momento en el que la inspiración brota con mayor fluidez en su interior. “Soy de escribir de madrugada, ya sea acostándome tarde o levantándome pronto”, explica.

La inspiración, el talento es algo innato y Margot Recast es prueba de ello. Esta jarrillera de 34 años comenzó a escribir como vía de escape. “Nunca antes había escrito nada y empecé a hacerlo como vía de escape, para evadirme. Me animé y di el paso, me puse a escribir y a escribir y cuando me quise dar cuenta tenía 450 páginas escritas”, recuerda Margot, quien reconoce que cuando comenzó a escribir “no tenía ni idea de guiones y cosas así”. Desde entonces, no ha parado de crear y muestra de ello es su última obra, Te amaré siempre. “Cuando vi que había vendido mi primer libro en Amazon, flipé”, recuerda Margot, quien ya tiene en mente una novela de literatura juvenil.

Escribir, ponerse frente al folio en blanco para dar forma a una historia es también una forma de satisfacer las propias necesidades de los autores y, en el caso de estas cinco escritoras amateur no es excepción. Ivory Angers es una barakaldarra de 33 años que comenzó a desarrollar sus propias historias ante la insatisfacción que le producía lo que leía y veía. “Escribo para mi”, reconoce. “Yo vengo del mundo del fan fiction -relatos de ficción escritos por fans de una serie o historia- y no encontraba historias que, realmente, me llenasen. Por eso, empecé a escribirlas yo”, reconoce la autora de Última Oportunidad, una historia de ficción en la que su protagonista, Iris Keller, tiene el objetivo de acabar con una máquina capaz de manipular el tiempo. Todas ellas han tejido una red de autoras, un grupo de amigas que está en constante comunicación. “Realmente nos retroalimentamos entre nosotras. Hablamos mucho, nos damos consejos, nos pedimos opinión...”, explica Iria Blake.

Son mujeres que escriben, pero que también leen mucho, por lo que pueden dar una visión muy fiel del panorama literario que hay en Ezkerraldea. “Aquí hay muchísimo talento, gente que escribe muy bien. Hay un gran nivel”, coinciden. Comparten punto de vista en ese aspecto, pero, como es lógico, cada una tiene una forma de hacer las cosas, de dar vida y contenido a sus historias. “Muchas veces son los propios personajes quienes te van haciendo la historia. De la idea inicial hay variaciones porque los personajes cogen su propio camino según se va desarrollando la trama”, indica Iria Blake. Por su parte, Margot Recast tiene un esquema mucho más fijo a la hora de crear sus obras. “El principio y el final de mis historias es inamovible”, sentencia la escritora jarrillera.

Romper clichés Las cinco escriben para divertirse, para dar rienda suelta a su caudal de imaginación y creatividad, pero también lo hacen con el propósito de romper clichés. “En el mundo de la literatura, por desgracia, aún hay muchos clichés”, declara Iria Blake. Dejar atrás estereotipos, moldes y, por ejemplo, tratar de abrir el género de literatura romántica a los hombres. “Es cierto que es un género que aún no ha calado entre los hombres”, indica Idoia Amo. Esta temática, sin embargo, está en pleno auge entre las mujeres. Asimismo, Idoia Amo y Eva Soler también están trabajando para romper otra pequeña barrera, la de las creaciones femeninas de temática de terror. “Sí es cierto que por ser mujeres es un poco más complicado meterte en el género de terror”, explica Idoia Amo. Pero ellas dos, a base de trabajo, lo han logrado. “Hay quien se sorprende al ver a dos mujeres escribiendo una novela de terror”, indica Eva.

Tanto ella como Idoia firman, escriben sus novelas con sus nombres reales, pero las otras tres, Iria Blake, Ivory Angers y Margot Recast han optado por la fórmula del seudónimo. “Es una forma de separar la faceta de escritora y el resto”, explica Iria. Es una manera de separar la vida literaria del resto de las cosas, pero también puede deberse a la timidez. Eso ocurrió en el caso de Margot Recast. “Opté por ponerme seudónimo quizá por miedo a que no gustase lo que escribía”, reconoce la jarrillera. Pero, por norma general sí gusta lo que escribe, tal y como señala Eva. “A Margot la conocí por su primera novela antes que físicamente. La leí y le mandé un mensaje dándole mi opinión”, recuerda Eva. En el caso de Ivory Angers, se puso seudónimo porque “tengo un nombre muy peculiar, soy la única persona que tiene ese nombre en el Estado y, bueno, no quería que se reconociese”.

Con seudónimo o con nombre real, todas ellas tienen claro que “la realidad supera ampliamente a la ficción” y es la propia realidad la que, en muchas ocasiones, alimenta su creatividad para seguir creando por afición y, en parte, por necesidad. “Es verdad que, cuando llevas un tiempo sin escribir, te entra el mono”, señala Ivory ante la mirada de sus cuatro compañeras de hobby. Juntas siguen llenando con sus trabajos las estanterías de las librerías o las listas virtuales de portales como Amazon, pero, sobre todo, vuelven a poner de manifiesto que, por encima de todo son escritoras por amor al arte, estirando las horas del día como si de un chicle se tratase para conciliarlo con su vida laboral y familiar.

‘Pura Magia’. La novela de la santurtziarra Iria Blake narra la historia de Alec, un hombre de 39 años que busca una sumisa para un lío de una noche. Entonces, aparece en su vida Marta, una mujer que romperá todos los esquemas de Alec y dará pie a una bonita historia.

‘Última Oportunidad’. La obra de la barakaldarra Ivory Angers se sumerge en un tema de ficción. Iris Keller tiene una última misión; acabar con una máquina que tiene la capacidad de manipular el tiempo. La novela narra la lucha de la protagonista por conseguir su propósito.

‘te amaré siempre’. La jarrillera Margot Recast nos ofrece una novela en la que Luna, su protagonista, vive una nueva etapa ya que se ha trasladado a vivir a Bilbao. Nuevas amistades, nuevas compañías y las dificultades de una relación amorosa a distancia marcarán la trama.

‘MALDITA Sarah’. Las santurtziarras Eva Soler e Idoia Amo han unido su creatividad en Maldita Sarah, una obra que recoge la historia de Liam, un hombre que no imagina que su novia Sarah pudiera dejarle, pero eso ocurre y la novela describe todas sus reacciones ante la ruptura.

votos | ¡comenta!
  • Mail

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

Encuestas

ver listado completo »

Publicidad

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120