DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El Athletic y los estilos de juego en el fútbol actual

. El Big Data y el fútbol están cada día más unidos; varios equipos ya lo usan para definir sus estrategias en los partidos.

. La posesión del balón, la eficiencia en los pases, el juego entre medio en lugar de por las bandas, y la habilidad para generar ocasiones de gol son las métricas clave en el fútbol actual.

. El Athletic, es el cuarto clasificado en términos de posesión de la pelota, pero el que menos dispara. ¿Por qué anota entonces?

Alex Rayón - Lunes, 2 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 08:00h

votos | ¡comenta!
Maldini y Aduriz, en el amistoso entre Athletic y Milan de octubre de 2007.

Maldini y Aduriz, en el amistoso entre Athletic y Milan de octubre de 2007. (Oskar Martínez)

Galería Noticia

Desde hace más de 60 años, se guardan enormes volúmenes de datos de muchas métricas relacionados con los partidos de fútbol (pases, goles, conexiones entre jugadores, duelos, etc.). Sin embargo, son muchos todavía los que se resisten a introducir el análisis de datos en el planteamiento de las estrategias para cada partido. Quizás, derivado, de la enorme pasión y emoción que despierta, muchas veces incompatible con un análisis basado en evidencias para la toma de decisiones.

Por ello, la estrategia basada en la evidencia y el “Big Data”, todavía tiene mucho recorrido en el mundo del fútbol. Y eso que el fútbol es un juego donde, dada la gran magnitud de variables que entran en juego, la combinación de las mismas y su complejidad estadística, podría aportar enorme valor a los equipos. La estrategia se tornaría así clave para el éxito de un club. Por todo ello, el “Soccer Analytics” está emergiendo como disciplina y muchos ya hablan de ello.

Hasta hace unos años, era el cambio de reglas el que había provocado los mayores cambios de estrategia en la historia del fútbol. Las reglas de juego del fútbol moderno fueron fijadas en Inglaterra en 1863, en la taberna Freemasons de Londres. El primer cambio importante se produjo en 1869 con la prohibición del uso de las manos por parte de los jugadores de campo. En 1925, se cambió la regla del fuera de juego (de 3 a 2 jugadores para provocarlo -defensa y portero-) aumentó el número de goles, dado que era más fácil encontrar espacios sin estar en fuera de juego. En 1958, cuando se introdujeron los cambios (solo para lesionados), se redujo el número de goles dramáticamente (seguramente por la menor facilidad de encontrarse en superioridad numérica). El cambio de 2 a 3 puntos por partido ganado en 1981, relajó al primer equipo que anotaba, provocando un mayor conservadurismo en el juego, dado que existía un menor incentivo por el empate. Otros cambios, como la introducción de las tarjetas amarillas y rojas en 1970, impedir que los porteros cojan con las manos pases de sus compañeros, etc., apenas produjeron cambios.

Además de las reglas, las principales transformaciones han venido por el cambio de tácticas. Un visionario o visionaria que alteraba la estrategia de su equipo, y provocaba nuevas oportunidades por encontrar debilidad en el rival. Esto lo cuenta el libro “Inverting The Pyramid: The History of Soccer Tactics”, donde se narra cómo hemos pasado de muchos delanteros y pocos jugadores en defensa, a lo contrario. Y, esto ha provocado que después de un gran descenso en el número de goles, en los últimos 30 años se haya estabilizado. La oportunidad, ahora, radica en encontrar estrategias eficientes para sorprender al rival. La pregunta, entonces, sería: ¿qué nos dicen los datos a este respecto?

En el libro “The Numbers Game” de Chris Anderson, se describen interesantes cuestiones relacionadas con la aplicación del análisis estadístico a la toma de decisiones en el fútbol. En el mismo, narran como Charles Reep, en los años 50, fue un pionero en esto de mezclar el “Big Data” y el fútbol. De sus análisis, se desprendió la idea de que el éxito venía de rápidos contraataques con pocos pases. Es decir, que la posesión del balón y las conexiones con pases, no caracterizaban en aquella época el éxito. Una buena defensa, y una buena transición para montar “contras” rápidas, era la clave. Es lo que se bautizó en la época como “Long Ball”; largos pases y delanteros rápidos o altos para cogerlo y rematar.

Sin embargo, los tiempos han cambiado, y los modelos analíticos han evolucionado. Hoy en día, la posesión del balón, la eficiencia en los pases, el juego entre medio en lugar de por las bandas, y la habilidad para generar ocasiones de gol, son las métricas que mejor predicen la capacidad de generar gol. Esto es lo que sugieren los datos, por lo que otras alternativas muy populares entre los aficionados (los córners -dada la baja probabilidad de ganar duelos aéreos-, jugadas por banda con extremos, etc.), no parecen las mejores estrategias. Cruyff y la escuela que dejó, el “tiki-taka” del mejor FC Barcelona y de la selección Española, son ejemplos de las mejores estrategias en el fútbol actual. En el pasado mundial, como se puede ver en este estudio, el 61,2% de las ocasiones de gol fueron creadas por jugadas de ataque organizado. Solo el 18,8% se produjeron en contraataques al estilo “Long Ball” y el otro 20% fueron resultados de acciones a balón parado.

En la Premier, ya han visto que los disparos a gol y el porcentaje de la posesión, son los factores que mejor predicen el éxito de un club. ¿Y en nuestra liga? La gráfica que nos acompaña hoy nos muestra dos de las métricas que mejor predicen la probabilidad de conseguir un gol: Tiros a gol por partido y porcentaje de posesión del balón. Por simplificar, he cogido las estadísticas de los ocho primeros clasificados de la temporada 2015/16, que también tenían las mejores diferencias de goles.

Como se puede apreciar, el FC Barcelona sigue siendo el mejor exponente de estas métricas clave. A otra escala, y con peores pero igualmente buenos resultados, el Sevilla, Villareal y el Valencia. El Atlético es un “rara avis”: grandes resultados, con poca posesión y pocos disparos. El Real Madrid, un híbrido: mucha posesión, pero destacando por arriba de los disparos que le corresponderían por la posesión que llega a tener. ¿Y nuestro Athletic? El cuarto clasificado en términos de posesión de la pelota, pero el que menos dispara.

Entonces, ¿por qué el Athletic anota dentro de los estilos de juego que mejor funcionan hoy en día? Eso lo veremos en la próxima entrega de Euskadi y Bizkaia en Datos.

@alrayon  | www.linkedin.com/in/alrayon

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120