DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
El cambio digital

Seguridad y confianza total

Por Alex Rayón - Domingo, 15 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:05h

votos | ¡comenta!
Edificio que alberga las oficinas de Mossack Fonseca.

Edificio que alberga las oficinas de Mossack Fonseca. (EFE)

Galería Noticia

los Papeles de Panamá, la mayor filtración periodística de toda la historia, está dando mucho que hablar en múltiples dimensiones: éticas, económicas, sociales e incluso tecnológicas. Muchas conversaciones se han centrado en cómo el análisis masivo de datos no estructurados, y las tecnologías avanzadas que han empleado para ello, está facilitando enormemente la labor del periodismo.

Pero un aspecto que se está dejando de lado es la falta de seguridad que tenía un repositorio de documentos tan crítico como el de la empresa Mossack Fonseca en Panamá. Toda la filtración se produce a partir de la extracción de unos documentos de dos sitios web: la web pública que sirve para describir los servicios que prestan y un portal interno de clientes donde compartían información sensible de todos ellos. Uno, lo primero que podría pensar es que entonces la “culpa” es de la falta de seguridad tecnológica. Y efectivamente, al parecer, la falta de actualización del portal interno y un plugin de WordPress habrían expuesto toda esa documentación.

El cibercrimen se ha convertido en una industria en sí: según un informe elaborado por la empresa de seguridad Norton, los delitos tecnológicos suponen ya un total de 388.000 millones de dólares. Según datos de la Secretaría de Estado de Seguridad del gobierno de España, las empresas tuvieron en 2015 pérdidas por valor de 14.000 millones de euros a causa de los ciberdelitos (que suponen ya el 80% de los delitos y estafas en el Estado). Por otro lado, una encuesta realizada por Kaspersky Lab y B2B Internacional, describe cómo un 68% de las empresas del Estado están expuestas a ataques.

Por todo ello, el espionaje y los delitos cometidos en el ciberespacio representan ya entre un 15 y un 20% del valor generado en esta economía digital. Debemos tomar medidas, tanto personales como organizativas. Somos un país con una penetración del uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación muy considerable. Por lo tanto, nuestra exposición a estos riesgos es mayor. Y esto los ciberdelincuentes lo saben. El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), en su Plan de Actividad para este 2016, prevé atender el doble de los incidentes registrados en 2015 (que fueron 50.000).

La ciberseguridad, se convierte así en un elemento clave no solo para nosotros, los ciudadanos, sino también para nuestros representantes políticos. Ante la migración de un cada vez mayor número de servicios y sectores económicos hacia el ciberespacio, el problema no hará más que crecer si no nos defendemos bien. ¿Podríamos llegar a una situación en la que las comunicaciones y el comercio mundial estuvieran expuestos a tantos riesgos que se produjera una desintegración digital? Esto ya lo advirtió el informe Global Risks que en 2014 elaboraron en el Foro Económico Mundial. A medida que más objetos se conectan a Internet (el Internet of things), más importante resulta ser consciente de todo ello.

A nosotros, los ciudadanos, todo esto nos debe preocupar. Pero a las empresas, más aún. Las potenciales pérdidas no son solo financieras (por sustracciones de propiedad industrial, ventajas competitivas, etc.), sino también de reputación. La economía digital funciona sobre la confianza; pensemos cuántos amigos tenemos que no compran por Internet por temor a introducir datos personales. La reputación y la generación de ese marco de confianza en la interacción con servicios en Internet, resulta clave para que ganemos en competitividad digital y aprovechemos todas sus bondades. El propio Incibe -Instituto Nacional de Ciberseguridad- lo dice en su lema “Trabajando por la confianza digital”.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sociedad

ir a Sociedad »

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120