DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
El cambio digital

Google y nuestros datos, ¿relación de por vida?

Por Alex Rayón - Domingo, 29 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:05h

votos | ¡comenta!
El nuevo activo personal más codiciado en este siglo son los datos.

El nuevo activo personal más codiciado en este siglo son los datos. (DEIA)

Galería Noticia

DE las diez mayores empresas del mundo en términos de valor bursátil, siete están relacionadas con tecnologías de la información y la comunicación. Cada una de ellas tiene sus características y propuestas de valor, pero todas son útiles a la hora de permitirnos almacenar nuestros datos y acceder a ellos desde cualquier lugar y cualquier dispositivo. Amazon es un gran centro comercial con ofertas personalizadas; Apple nos permite sincronizar nuestros documentos y archivos en cualquier dispositivo; Microsoft permite que trabajemos el Office de toda la vida en la nube, etc... Quizá el caso más paradigmático es Google (ahora, Alphabet). La segunda empresa de mayor valor bursátil del mundo vive mayoritariamente de nuestros datos: de lo que buscamos, cómo nos comportamos o qué patrones de navegación seguimos. Hasta la fecha, usaba estos parámetros para ganar dinero con publicidad sobre esa base de datos. En cierto modo era justo: nos ofrecían un servicio espectacular “gratis” (nótese el entrecomillado), a cambio de nuestros datos.

Además, lleva un tiempo experimentando nuevas vías de obtención de ingresos. Entre ellas destacan sus apuestas por Nest (entornos domóticos inteligentes), Verily (negocio para las ciencias de la vida), o servicios de Internet a gran velocidad como Fiber. Sectores alineados con el creciente envejecimiento de la población mundial, la interconexión de los servicios y las comunicaciones, y el movimiento del campo a las ciudades. Y, para llegar a esas metas, entre medio, nos ofrece una serie de servicios “gratuitos”; ya saben, servicios por los que no pagamos monetariamente, pero sí a través del nuevo activo personal más codiciado en este siglo: los datos. Por ejemplo, Google Drive, donde dejamos todos nuestros documentos personales, algunos incluso trabajamos, o subimos nuestras fotografías. O Android Wear, el sistema operativo para relojes o pulseras inteligentes o cualquier otro dispositivo wearable. Un sistema operativo, que será capaz de recoger datos de nuestro ejercicio físico.

¿Para qué pudiera Google querer estos datos a futuro? Como cada vez estaremos más conectados, la tecnología nos ayudará en nuestras tareas rutinarias, y más dependientes de ella seremos. Así que más consumo habrá. El Gobierno de Singapur ya considera los datos, algoritmos y la robótica como la solución a sus problemas demográficos. Las actividades de los ancianos, sus ritmos de sueño, sus conversaciones, etc., son datos que se capturan y procesan para ofrecer nuevos servicios. En Japón, IBM y Apple han lanzado un proyecto parecido. En Italia, IBM ha instalado sensores en las casas de los mayores para monitorizar y analizar su comportamiento. Lo han llamado Una nueva concepción de Seguridad Social.

¿Pudiera Google llegar a hacer negocio con los datos que generamos usando sus pulseras de monitorización o los documentos que almacenamos en Google Drive? Imagínense una persona que guarda muchos documentos sobre planes de jubilación, planes de pensiones, etc., y que además, por sus parámetros clínicos y de actividad deportiva, sabemos, vivirá muchos años. ¿Pudiera un algoritmo llegar a sugerir que debiera cotizar más a la Seguridad Social? ¿O subirle su póliza de seguro de vida? Inquietantes reflexiones. Un consejo para cerrar: cuánto más fácil sea usar algo “gratuito”, más debiéramos reflexionar sobre las posibles consecuencias de su uso. Y es que la facilidad para generar datos será mayor.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sociedad

ir a Sociedad »

Últimas Noticias Multimedia

Encuestas

  • ¿Estás a favor del turismo en Bilbao?
    Vota

ver listado completo »

Publicidad

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120