DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
El cambio digital

El primer accidente mortal de un coche aspirante a autónomo

Por Alex Rayón - Domingo, 10 de Julio de 2016 - Actualizado a las 06:04h

votos | ¡comenta!
  • Mail
Elon Musk.

Elon Musk.

Galería Noticia

a comienzos de este 2016, Elon Musk, fundador del fabricante de vehículos Tesla, señalaba que “en este momento nuestro sistema es probablemente mejor que un ser humano conduciendo en autopista”. Hace unos días, nos acordábamos de estas palabras cuando se conoció cómo una persona viajando dentro de un Tesla había fallecido en Mayo tras un accidente en Florida. Llevaba el piloto automático activado.

Se trata del primer accidente mortal tras 130 millones de millas recorridas con esa función activada. La media de vehículos tradicionales es de un accidente mortal por cada 100 millones de millas. Parece, así, que estas funcionalidades mejoran la seguridad. Sin embargo, ha despertado el debate que muchos querían anticipar: la seguridad de estas tecnologías que suplen las labores de los humanos.

La National Highway Transportation Safety Administration (NHTSA) de EE.UU. todavía está investigando los motivos del accidente, por lo que debemos ser prudentes en la extracción de conclusiones. Lo único que sí parece claro es que el radar del vehículo no reconoció al camión que se cruzó en su trayectoria. Todo apunta a que los rayos de sol que tenía de frente lo impidió (algunos medios ya hablan de puntos ciegos del sistema, que no permite detectar algunos obstáculos). Esto ya ha sido reconocido por Tesla incluso. Tampoco el conductor hizo nada por intervenir. Otros apuntan a que podría estar distraído.

¿Responsabilidad tecnológica o humana? Antes de concluir, conviene hacer una aclaración tecnológica que se están confundiendo mucho en los medios estos días. Por un lado está la conducción asistida (que es la que llevaba este modelo Tesla) frente a la conducción autónoma (que esto ya es otra cosa). La tecnología de asistencia de Tesla está catalogada como nivel 2 de autonomía, según una escala de 0 a 4 de la regulación estadounidense. El nivel de autonomía que maneja Google o fabricantes como Volvo es de 4. En el nivel 2, el conductor debe estar en máxima alerta, dado que el vehículo poco más que controla la velocidad y el alineamiento en el carril.

Este incidente debe generar alguna reflexión. Por ejemplo, en lo que a la regulación de las funciones automáticas se refiere. Ahora mismo, es muy limitada. Esto podría frenar el desarrollo tecnológico, pero traer una mayor seguridad aún. Por otro lado, cuando el juez determine las responsabilidades, si Tesla fuera parte de ella, la industria de los vehículos autónomos también podría verse afectada. Tesla no ha parado de insistir que se trata de un producto en “fase beta”, y que por lo tanto, los conductores deben estar en permanente alerta. Aún así, dejar en manos humanas un vehículo con estas prestaciones, no sabemos si es buena idea. A Tesla le han acusado por su “agresivo” marketing. Quizás deba moderarlo e introducir esta mirada más humana y conservadora respecto a sus prestaciones.

Todo esto, nos lleva a preguntarnos cuáles serán las consecuencias para una industria que está en boca de muchos ahora mismo. Personalmente creo que como toda industria transformadora, el desarrollo será gradual, pero no cambiará por este accidente. Estamos en una etapa embrionaria, con funcionalidades limitadas de ayudas a la conducción. Pero hay varios lugares donde ya conviven vehículos autónomos y tradicionales (aunque en carreteras separadas). Y, creo, llegaremos a un punto en el que las carreteras solo permitirán los vehículos autónomos.

De estas trágicas experiencias debemos aprender para que ese futuro que se nos avecina sea lo más seguro posible. Como la industria aeronáutica, que pese a creencias populares, es el medio más seguro. Quizás el día de mañana lo sean las carreteras.

votos | ¡comenta!
  • Mail

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sociedad

ir a Sociedad »

Últimas Noticias Multimedia

Encuestas

ver listado completo »

Publicidad

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120