DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Cuestionando el fracaso

“Hay que desdramatizar el fracaso”

Dos vascas emprendedoras que con su fuerza, energía y positivismo han buscado siempre el lado bueno de las cosas

Nekane Lauzirika - Domingo, 2 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:03h

votos |¡comenta!
Arantza Arruti, docente de Deusto y Miren González Mendialdua, artista vinculada a la moda debatieron en Bilborock con mujeres emprendedoras sobre el fracaso.

Arantza Arruti, docente de Deusto y Miren González Mendialdua, artista vinculada a la moda debatieron en Bilborock con mujeres emprendedoras sobre el fracaso. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

  • Arantza Arruti, docente de Deusto y Miren González Mendialdua, artista vinculada a la moda debatieron en Bilborock con mujeres emprendedoras sobre el fracaso.

Bilbao- “El fracaso se puede convertir en una oportunidad;es un toque de atención para reaccionar y cambiar el rumbo de tu vida;es el momento de sentarte, reflexionar sobre lo que has hecho mal y ver por donde tienes que encaminarte. Lo que ocurre es que no nos han preparado para el fracaso, algo para lo que nos tenían que educar desde nuestra más tierna infancia”, dicen al unísono Arantza Arruti y Miren González Mendialdua, dos mujeres de espíritu emprendedor que esta semana en Bilborock han participado en la sesión Cuestionando el fracaso.

El encuentro dirigido a mujeres con ansias emprendedoras surgió precisamente para cuestionar la connotación negativa de la palabra fracaso. Éste es el tercer año consecutivo que tiene lugar esta charla cuyo objetivo es sensibilizar a las personas emprendedoras sobre los baches que van a vivir en el transcurso de su carrera profesional y personal.

Arantza Arruti es docente e investigadora en la Universidad de Deusto, al mismo tiempo que ha emprendido proyectos personales y coordinado varios programas de apoyo a personas emprendedoras. Miren González Mendialdua desde 1976 lleva trabajando en el mundo de la moda. Primero como modelo y luego como coordinadora de agencias y organizadora de eventos vinculados al sector, un trabajo que le apasiona, “pero duro por la competencia y el entorno donde vivimos donde no está muy desarrollado el sector por lo que en más de una ocasión le han dado ganas de abandonar y dejarlo todo”, dice rememorando tiempos pasados.

el lado bueno de las cosasAmbas sostienen haber vivido situaciones complicadas, tanto a nivel profesional como personal, pero su fuerza, energía y positivismo les han ayudado a encontrar siempre el lado bueno de las cosas, a pensar que todo ocurre por algún motivo y a estar convencidas de que algo mejor llegará.

En Cuestionando al fracaso las dos mostraron su ilusión por poder compartir sus experiencias ante un auditorio ávido de escucharlas, pero sobre todo de contagiarse de este espíritu positivo que las embarga.

Miren reconoce que su vida es al tiempo un éxito y un fracaso. “Para ser emprendedora tienes que creértelo;debes de tener una actitud positiva. Si la tienes te sentirás bien y harás feliz a la gente que te rodea;los buenos líderes lo saben y se interesan por sus gentes;los malos más pronto que tarde caerán”, añade.

Arantza Arruti también considera que el ser mujer emprendedora es una cuestión de actitud y que muchas de ellas piensan que el fracaso es lo peor que les puede pasar. “Porque es una apasionada;le cuesta dejar de lado esa pasión para ver donde se ha fallado;los hombres son más racionales -también es cierto que ellos no tienen mochilas a sus espaldas cargadas de piedras- y reaccionan de otra totalmente diferente”, dice la profesora de la Universidad de Deusto.


del fracaso a la felicidadEsta pedagoga ha sentido el fracaso en primera persona al ver como algunos de sus proyectos en los que había depositado mucha ilusión y trabajo se iban al traste. Por eso apuesta por concienciar a las mujeres para que crean en si mismas. “Que confíen, que sepan que nunca es tarde para iniciar un proyecto de vida teniendo claro lo que se quiere y sabiendo que tienes las competencias para llevarlo a cabo;no todo el mundo vale para todo. Esto hay decirlo, porque en épocas de crisis se anima a los jóvenes a emprender para crear empleo, pero el ser empresario/a conlleva mucho trabajo, sufrimiento;el éxito rápido es peligroso y efímero. Para saber comprar hay que saber vender;no se puede lanzar al emprendimiento a la gente sin antes prepararles”.

Miren recuerda los durísimos momentos por los que atravesó hace ya más de dos décadas. “Mi marido me dejó con tres niños, el pequeño no había cumplido un año, para irse con una brasileña. Unos años después mi hijo se cayó por el hueco de la escalera y me dijeron que se moría con seis años. Lloré muchísimo sobre todo con lo de mi hijo, pero saqué las fuerzas para salir adelante”, dice sonriente, al tiempo que relata cómo su exmarido la llamó 20 años después -”porque quería volver conmigo”-. Lejos de enfadarse le dio las gracias porque si no se hubiera largado, ella no tendría ahora la buena sincronía con sus hijos, ni tampoco hubiera conocido a la persona que tiene a su lado. “Esa que sí bebe los vientos por mi y me valora y me dice cada día lo guapa que soy y que me estima como mujer”.

Arantza aboga por potenciar la parte positiva del fracaso, “porque una mala experiencia te puede llevar hasta la depresión;por eso hay que crear reacciones positivas frente a los baches que surgen en la vida”. ¿Cómo? “Con un buen autoconocimiento. Hoy en día muchos programas están orientados a que la persona se conozca, a que crea y confíe en sus habilidades. Otra parte importante es saber gestionar las emociones y marcarte unas metas reales en tus proyectos. No puedes plantearte algo para lo que no tienes capacidad. Puedes ser talentoso, pero si no trabajas tus habilidades te quedas en nada;hay que sacar provecho de los errores y verlo con perspectiva;las mujeres sabemos luchar contra las adversidades”, dice.

La jornada formó parte de ANDREkintzailea, un programa de Desarrollo Económico y Territorial de la Diputación de Bizkaia que tiene como finalidad formar, apoyar y acompañar a mujeres del territorio que han decidido emprender. El programa está coordinado por Bilbao Metrópoli 30 y la sesión organizada por la agencia Peopleing.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120