DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
regeneración urbana

El renacimiento de Olabeaga

La historia de Olabeaga es un despropósito urbanístico desde que nació hace tres siglos ligado a la actividad marítima. Tras décadas casi aislado del centro, en 2017 el barrio ribereño afronta su renacimiento a la orilla de la ría

Un reportaje de Alberto G. Alonso - Domingo, 13 de Noviembre de 2016 - Actualizado a las 06:03h

votos | ¡comenta!
Vista de la zona ribereña de Olabeaga con San Mamés vigilando el barrio y los bloques de las casas de Penjamo ya restauradas, a la derecha.

Vista de la zona ribereña de Olabeaga con San Mamés vigilando el barrio y los bloques de las casas de Penjamo ya restauradas, a la derecha. (José Mari Martínez)

Galería Noticia

El pasado miércoles Rikardo Barkala lo dejó claro: “2017 va a ser el año de Olabeaga”. Y no es que el concejal de Obras, Servicios y Rehabilitación Urbana quisiera colgarse una medalla. La confluencia de varias actuaciones de peso en el viejo barrio ribereño van a implicar que esta zona protagonice el próximo año un renacimiento que los vecinos venían pidiendo desde hace décadas.

Cuatro son las bases del resurgimiento de la pequeña Noruega, apodo cariñoso que históricamente se han dado los propios habitantes. El primero es el inicio de los nuevos accesos viarios; después, el desarrollo del Plan Especial de Olabeaga; la continuidad del proceso de regeneración urbana pilotado por Surbisa; y, finalmente, la definición del trazado del tranvía por el centro del barrio.

Para principios del próximo año, está previsto que se inicien las obras de la nueva entrada y salida para vehículos. El proyecto lo componen, por un lado, un nuevo túnel por debajo del trazado ferroviario de Renfe, que duplicará la anchura del actual para acoger dos sentidos de circulación y sendas aceras para peatones, y, por otro, un nueva calle que conectará el Camino de la Ventosa con la zona del muelle.

Esta última intervención hará pasar a la historia el lúgubre paso para vehículos bajo las vías regulado por semáforos debido a su estrechez y que ha marcado toda la vida de barrio. Un proyecto que se ha retrasado cerca de dos años debido al aumento de las exigencias de seguridad que se impusieron desde Adif, como gestor ferroviario del Estado, tras el accidente ferroviario de Santiago de Compostela.

Conseguidos ya todos los permisos, ahora queda actualizar el proyecto inicial -ya que se han incluido nuevos trabajos antes no previstos- y negociar con la empresa que ganó el concurso público a inicios del año pasado las nuevas condiciones del contrato. Si no se llega a un acuerdo se tendrá que licitar otra vez la obra.

Para el siglo XXI Estos nuevos accesos para el siglo XXI, cuyo proyecto inicial estima una duración de obra de siete meses, permitirán acabar con el sempiterno aislamiento que ha sufrido Olabeaga debido a su peculiar ubicación geográfica en una estrecha franja de terreno entre la ría y la ladera que baja desde la carretera que une Basurto y Zorrotza. Como complemento al ensanchamiento del túnel, el Ayuntamiento ya ha iniciado la semana pasada la construcción de una acera, hasta ahora inexistente, en la Cuesta de Olabeaga, entre el tanatorio y los campos de futbito que lindan con la estación de Renfe. Las obras en el tramo final del vial que baja desde la avenida de Montevideo finalizarán en mes y medio.

A esta iniciativa se une la arrancada el martes y que se prolongará durante dos meses entre los números 25 y 33 de la calle San Nicolás de Olabeaga. Los operarios ya han ocupado la acera, la calzada y el aparcamiento para ampliar el actual paso estrecho para peatones, construir orejetas y sustituir la oxidada balaustrada.

Otra de las intervenciones activas es el ensachamiento y rehabilitación de la acera del borde de la ría. Esta es otra de las reivindicaciones históricas de los vecinos que sufrían un estrecho paso peatonal, el cual obligaba cada dos por tres al viandante a bajar a la calzada cuando se cruzaban con carritos de bebe.

El estado de la acera original construida hace décadas por el Puerto de Bilbao tampoco era el más óptimo teniendo en cuenta que este tramo forma parte de ese paseo de ribera que conecta el Sagrado Corazón con el barrio de Zorrotza.

Un acuerdo con la Autoridad Portuaria de Bilbao, propietaria de esa franja de terreno, ha permitido al Ayuntamiento iniciar la actualización de unos 200 metros lineales de acera que incluirá el embaldosado de la misma del que hasta ahora carecía. Según ha explicado Ricardo Barkala, el objetivo es “mejorar el paseo de la ría que llega desde el Museo Marítimo y que el trafico de personas más seguro y cómodo”.

1,2 millones para el plan especial Las relatadas son tres iniciativas de obras puntuales, y de no mucho presupuesto, pero que forman parte de un programa especial más amplio para el barrio que se viene desarrollando en tres fases y que suman un total de 18 intervenciones en diferentes ámbitos.

Para desarrollar este plan, el próximo año, el área de Obras, Servicios y Rehabilitación Urbana va a destinar la nada desdeñable cantidad de 1,2 millones de euros donde se incluye “la creación de un anillo viario que permita resguardar este ámbito con la creación de zonas estanciales y deportivas, nuevos ámbitos de aparcamientos y la semipeatonalización del muelle de Olabeaga”, según se recoge en el proyecto de presupuestos municipales presentado por el equipo del alcalde Juan Mari Aburto.

Uno de los proyectos recogidos más importante es la creación de un parque público con paseos y bancos en la parte más elevada del barrio en la zona que linda con el campo de fútbol de San Mamés. El mismo proyecto a desarrollar incluye la remodelación de las viejas escaleras deterioradas que desde esta zona alta bajan hasta el muelle.

Surbisa y sus 38 edificios Una renovación de calles, plazas y espacios urbanos que se une a la rehabilitación de los edificios más veteranos que está llevando a cabo desde hace cuatro años Surbisa, la sociedad municipal especializada en esta labor de recuperación.

En 2012, la entidad efectuó los necesarios estudios técnicos y socioeconómicos para poder efectuar la declaración de Área de Rehabilitación Protegida de un total de 38 edificios antiguos residenciales. Los restantes 78 bloques de viviendas y 10 industriales quedaron fuera de protección al no contar con los requisitos necesarios.

En este periodo Surbisa ha trabajado con las comunidades de vecinos para convencerlas de la modernización de sus edificios apoyándolas en las tramitaciones administrativas o petición de subvenciones y convirtiéndose en ventanilla única para la rehabilitación del barrio. En este cuatrienio han acometido ya 22 actuaciones para mejorar las condiciones de las estructuras y la habitabilidad de los edificios, dar accesibilidad mecánica a las viviendas e introducir medidas de eficiencia energética.

Las dos intervenciones más destacadas son la restauración de las conocidas como Casas de Penjamo y del bloque de la calle Dike 2A. La primera se trata de 8 edificios distribuidos en tres bloques que lindan con la ría y que cuentan con un nivel de protección C de conservación básica. Ha sido difícil convencer a los 81 propietarios pero finalmente se dieron cuenta de que había que invertir para resolver la falta de estanqueidad de los inmuebles y su carencia de accesibilidad. A día de hoy ya se han culminado las obras en seis bloques y los otros dos restantes están finalizando los trámites para iniciar los trabajos.

En cuanto a la actualización del bloque de viviendas de la calle Dike, las obras también casi han rematado y han permitido no solo restaurar completamente el bloque exento sino también aislar térmicamente sus cuatro fachadas y dotarle de un ascensor que ha requerido, incluso, el recrecimiento de la pared que mira a la ría con una crujía nueva.

A la espera del tranvía El último hito para el próximo año en Olabeaga será la concreción de cómo será el paso del tranvía por el barrio. Excepto una línea de Bilbobus servida por un autobús de escasa capacidad, Olabeaga carece de transporte público. Por eso cuando, desde Euskal Trenbide Sarea (ETS), el gestor ferroviario dependiente del Gobierno vasco, se descartó que el tranvía pasara por el puente de Euskalduna camino de Zorrotzaurre se vio una oportunidad de dotar al barrio al menos una parada de tranvía.

El paso obligado de este transporte por un puente nuevo que supere la ría es una opción en la que viene trabajando ETS y el Consistorio desde hace dos años. Ahora está en manos del Ayuntamiento determinar qué alternativa de las tres que estudia ETS le convence más en una decisión donde tienen que valorar muchos obstáculos, y no solo el económico. Entre los temas a analizar está la altura de puente, la opción de que ese viaducto impida el paso de embarcaciones altas hasta el Museo Marítimo, el punto de llegada del tranvía a Zorrotzaurre y el servicio que se quiere dar en Olabeaga.

Las tres opciones ubican el cruce de la ría en distintos puntos a lo largo del barrio lo que permitirá, en función de la alternativa que se elija contar con una o dos paradas.

En todo caso, lo que es seguro es que, se opte por el recorrido que se opte, los primeros cientos de metros por los que llegará el tranvía se ubicarán a lo largo del ya desaparecido trazado ferroviario de Renfe.

Fuentes municipales han indicado que no se ha tomado una decisión, aunque Barkala tiene muy claro que “el tranvía es una oportunidad que no se puede perder para el barrio de Olabeaga porque le va a da una comunicación directa con el centro del que siempre ha estado tan alejado”.

Cuatro planes e iniciativas que van a permitir a Olabeaga asomarse a la próxima década en unas condiciones urbanas más dignas y que le permitan mantener el tipo frente al otro barrio que la próxima década va a crecer en frente, la isla de Zorrotzaurre.

Una pequeña historia

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120