DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Más dosis de incertidumbre

El Athletic no conocerá su suerte hasta hoy, cuando se juegue el Sassuolo-Genk suspendido ayer por la niebla. Los rojiblancos no han sido capaces de ganar lejos de bilbao en la liguilla

Pako Ruiz Enviado especial a Viena - Viernes, 9 de Diciembre de 2016 - Actualizado a las 06:04h

votos | ¡comenta!
Rapid - Athletic

Rapid - Athletic (AFP)

Galería Noticia

El desenlace del grupo F debe esperar. Una incertidumbre que retrata un recorrido en esta fase muy irregular en el caso del Athletic, que no sabrá hasta las dos y cuarto de esta tarde, aproximadamente, si el lunes entrará en el bombo de Nyon, como líder o como segundo de grupo. La intensa niebla que se echó sobre Reggio Emilia propició la suspensión del Sassuolo-Genk, que se disputará, por decisión de la UEFA, este mediodía y que alarga un suspense que se ha ganado por méritos propios el colectivo de Ernesto Valverde, incapaz de vencer en esta liguilla lejos de Bilbao, una penalización que deja en manos de segundos su suerte final en el grupo.

Se registró una especie de expectación en el Allianz Arena cuando llegaron las primeras noticias de Italia, que apuntaban ya a un posible aplazamiento del choque en el Mapei Stadium, donde la visibilidad era nula. Se especuló incluso con la posibilidad de que el organismo europeo aplazara también el partido en Viena, lo que se quedó en un rumor, aunque el reglamento sí contempla esta hipótesis. Los responsables del Athletic desplazados hasta Austria no dudaron en que el partido se iba a celebrar. Con los dos equipos que se jugaban algo ya clasificados, el hecho de pasar primero o segundo no era razón para aplazar también el choque de los rojiblancos, con lo que hubiese supuesto para el equipo de Valverde, que el domingo visita el Benito Villamarín. “No ha habido nada de ese asunto. No nos jugamos un descenso, sino un primer puesto de grupo, no me parece nada especial”, razonó el Txingurri, que por lo menos se consoló con el tanto de Enric Saborit, el primero que firma como león y con el que “obligamos al Genk a no perder en Italia”.

Porque lo cierto es que hubo una docena de minutos en los que la situación podría haber sido más esperpéntica. Cuando Joelinton adelantó en el 72 al Rapid, el undécimo tanto que encajan los rojiblancos en la liguilla, el Athletic se despedía de sus opciones de alcanzar el liderato, por lo que la cita en terreno italiano desactivaba cualquier interés en clave bilbaina, lo que suponía echar más sal sobre la herida. Pero en el 82, llegó ese oportunismo de Saborit al culminar una asistencia de Villalibre, lo que da una opción a los de Valverde, sabedores de que solo conquistarán el liderato en caso de que el Genk sucumba en Reggio Emilia. Cualquier otro resultado, tablas o triunfo del conjunto flamenco, relegaría a los leones a la segunda plaza, lo que les llevaría a afrontar el partido de ida de dieciseisavos en San Mamés.

Valverde subrayó que ese suspense está causado “por una circunstancias que hacen que ellos (por el Genk) puedan jugar mañana (por hoy) con el resultado”. “Ha sido un accidente, es lo que hay. Para nosotros, era fundamental que el resultado aquí obligara al Genk, y ahora no depende de nosotros, aunque es evidente que queríamos la victoria, pero no ha sido así”, añadió el técnico rojiblanco, que al igual que el colectivo estará pendiente de lo que suceda en Italia en las instalaciones de Lezama, donde el equipo trabajará desde las 12.00 horas con el punto de mira ya en el partido de liga del domingo en el Benito Villamarín.

Penalización como visitante El Athletic, que curiosamente se acostó como líder del grupo a la espera del desenlace de hoy en el Mapei Stadium, cierra su recorrido en la liguilla con un punto que evitó el pleno de derrotas lejos de Bilbao gracias al tanto de Saborit, el único jugador que ha visto puerta en los partidos foráneos, después de los fiascos en las visita al Sassuolo (3-0) y Genk (2-0), lo que delata las malas prestaciones del conjunto rojiblanco, que podría haberse evitado tanto suspense en caso de haber dado un poquito más nivel en estos tres duelos como visitante, donde las rotaciones tampoco han dado el resultado esperado.

La fórmula que aplicó Valverde no funcionó, por lo que queda un sabor agridulce. Fue también un encuentro que dio algunos datos personales. Muniain cumplió sus partido 300 como rojiblanco, una cifra muy meritoria a pocos días de alcanzar los 24 años. El delantero navarro debutó como león en la Europa League, hace ya siete años, por lo que tiene cierto cariño a jugar en competición continental, donde presume ya de 55 comparecencias, siete de ellas en Champions, cinco menos que Markel Susaeta, que ayer sumó 60 encuentros, la marca histórica del Athletic, a las puertas de cumplir 29 años de edad. El próximo mes de febrero les tocará hacer más recorrido en Europa, a la espera de conocer en qué bombo entrará la bolita con el nombre del conjunto bilbaino, que por tercer año consecutivo competirá en los dieciseisavos.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120