DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
El cambio digital

Me gusta leer en papel

Por Alex Rayón - Domingo, 11 de Diciembre de 2016 - Actualizado a las 06:04h

votos | ¡comenta!

la historia del libro en papel en occidente comienza hace ya más de cinco siglos y medio. Johann Gutenberg introduce la imprenta para dejar de lado el libro manuscrito. El libro digital tiene una historia bastante más corta. En 1971, Michael Hart crea el Proyecto Gutenberg para distribuir gratuitamente las obras de dominio público. Con la era de Internet, el libro electrónico vive un renacimiento. Hoy en día los tenemos en todos los sitios. Sin embargo, no han podido vencer a la lectura en papel. Y muchos se preguntan los porqués.

En 2007, Jeff Gomez escribió un influyente artículo que tituló Print Is Dead: Books in our Digital Age. Vaticinaba el “fin” del libro en papel. En esa misma época aparece el Kindle de Amazon. Comenzaban a cerrar librerías. Algunos pronosticaron que, en poco tiempo, los libros digitales tendrían un 50% de la cuota del mercado. Sin embargo, hoy, en 2016, en EE.UU. apenas alcanzan el 25% (y cayendo). En el Estado, según el informe El sector del libro en España (2016), el peso del libro en papel sobre el total editado crece por primera vez desde 2008. Un 75,3% del total son de papel. El digital baja al 22,3%.

La revolución digital del libro, parece, no ha sido tal. Y eso en un momento en el que el libro vive un buen momento. Las editoriales, en 2015, han vuelto a crecer en cifra de negocio y venta de libros.

¿Por qué el libro ha resistido a la presión digital? Parece que a nosotros, los lectores de prensa y libros, nos gusta leer en papel. Tal y como está haciendo usted al leer este artículo. Esto parece tener una justificación. En 2013, la prestigiosa revista Scientific American publicaba el artículo Why the Brain Prefers Paper (Por qué el cerebro prefiere el papel). Exponía cómo la pantalla digital de las tabletas, móviles, ordenadores, etc., inhibe la total comprensión de un texto. Nos distrae, en definitiva.

El lector de un dispositivo digital, además de leer, puede enviar mensajes, navegar por Internet, buscar información, construir y comunicarse en redes sociales, jugar, tomar fotografías, escuchar música, etc. Las tecnologías digitales no sustituyen tecnologías y costumbres anteriores, sino que añaden opciones y aceleran cambios. Ahora nos comunicamos muchos más rápido, lo hacemos a audiencias mucho mayores y con una eficiencia nunca vista antes. Si lo que valoramos es la instantaneidad, es cierto que el mundo digital ha traído nuevas oportunidades. Ahí tenemos la mensajería instantánea, sin ir más lejos.

Pero leer un libro no entiende de ritmos. Decía Umberto Eco aquello de “El arte de la caligrafía educa la coordinación entre la muñeca y el cerebro”. Hagan ustedes el símil con la lectura no digitalizada.

Los libros, tanto físicos como digitales, parece entonces que coexistirán. Ninguno matará al otro. Lo que sí debiera preocuparnos es el análisis generacional y los patrones de consumo de contenidos. Y es que un libro, al final, no deja de ser para nosotros, los lectores, un medio de entretenimiento. Una actividad que hacemos frente a otras alternativas. Para nuestros jóvenes esas alternativas son las redes sociales de entretenimiento. No tienen más que mirar a sus lados la próxima vez que viajen en autobús o tren para entender que eso sí parece un fenómeno imparable. Un fenómeno del entretenimiento a “golpe de ratos instantáneos en redes sociales” que no deja de entristecernos a los románticos lectores.

La lectura es un momento de aislamiento, un rato personal. De conectarnos a un contenido que nos atrae. En la era de la conectividad de socialización constante, ese rato personal que los libros nos brindaban parece estar quedándose a un lado. Por lo que aunque leer en papel nos guste más, quizás algún día el problema sea la lectura de libros en sí misma.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Sociedad

ir a Sociedad »

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120