DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
se cumple un año del incendio

Dos días de lucha contra el fuego

Se cumple un año del incendio de Berango y Sopela que arrasó 200 hectáreas y en el que intervinieron más de 100 efectivos

Un reportaje de Carlos Zárate - Lunes, 26 de Diciembre de 2016 - Actualizado a las 06:02h

votos | ¡comenta!
Más de cien profesionales trabajaron de forma continuada para sofocar las llamas durante los dos días que duró el incendio.

Más de cien profesionales trabajaron de forma continuada para sofocar las llamas durante los dos días que duró el incendio. (Pablo Viñas)

Galería Noticia

CAMINANDO por los senderos que discurren entre los montes fronterizos de Berango y Sopela se observa una marca negruzca en la parte inferior de los troncos de los árboles de algunas masas de eucaliptos y pinos, principales especies de la zona. Una evidencia que denota lo que sucedió hace justo un año, cuando un terrible incendio arrasó más de 200 hectáreas de área forestal, una superficie equivalente a 285 campos de fútbol como el de San Mamés.

Lo que durante un tiempo después se convirtió en una tierra ensombrecida, abrasada por el fuego, impregnada por un aroma irrespirable, actualmente ha dado paso al reverdecimiento de la masa forestal sin que haya habido necesidad de actuación humana. En concreto, una gran parte de la zona afectada se ha regenerado naturalmente y se ha recuperado un 80% de la vegetación de las 200 hectáreas calcinadas sin que haya sido necesaria la ejecución de un plan de recuperación forestal, según apunta un informe de la Diputación Foral de Bizkaia.

Precisamente hoy se cumplen 364 días desde que se originó el incendio. Fue el domingo 27 de diciembre de 2015, sobre las 20.30 horas, en la zona de Sustatxa bidea, en Berango, una zona boscosa y repleta de vegetación. Los bomberos fueron los primeros en acudir y, durante la noche, al comprobar la extensión del incendio, se fueron incorporando nuevos efectivos que fueron relevados a primera hora de la mañana por nuevos retenes. Y es que uno de los elementos que jugó en contra de los servicios de extinción de incendios fue el viento, cambiante e imprevisible, que fue propagándolo rápidamente y creando nuevos focos en torno a la frontera entre Berango y Sopela.

En total, en la extinción del incendio trabajaron 110 personas dependientes del departamento foral de Sostenibilidad y Medio Natural y 70 bomberos de la Diputación Foral, además de efectivos del Gobierno vasco, el Ministerio de Agricultura, la Ertzaintza, la Policía Local, la Cruz Roja y voluntarios locales. Estos efectivos dieron por extinguido el incendio el lunes 28 por la noche, aunque en los días posteriores se sucedieron conatos de incendio que fueron controlados por los retenes de vigilancia.

VECINOS Uno de los testigos que vivió en primera persona los envites de las llamas a escasos metros de su vivienda fue Manolo Ortíz de Guinea, vecino del número 50 de la calle Arana, Bilandis Setter, la última casa situada en la parte superior del polo industrial de Arene, y que un año después recuerda lo ocurrido. “Se originó un domingo por la tarde-noche. En un principio, el fuego se fue desplazando hacia Sopela. Pensamos que lo apagarían pronto. Sin embargo, a la mañana siguiente, mi hijo se levantó y vio que las llamas habían regresado junto a nuestra casa. Salí a verlo y las teníamos a 30 metros”, relata. Sin embargo, la gran actuación de los servicios de emergencia no le hizo perder la calma. “No me sentí en peligro, tenía a los bomberos junto a mi casa”, señala. No obstante, sí que temió por la integridad de sus perros de caza. “Me comentaron que se podía quemar una caseta que uso para guardar herramientas que está junto a las de los perros de caza”, agrega. La intervención de los bomberos fue decisiva al igual que la de los dos hidroaviones, cuyos ávidos pilotos, repostando en el Abra, realizaron diversas pasadas para frenar el avance del fuego hacia las casas. “En aquel momento me pregunté: ¿cómo pueden tener tanta precisión desde allí arriba? Luego he visto documentales sobre su labor y son personas muy expertas”, reconoce. De cara al futuro, este berangotarra confía en que se tomen medidas con las superficies forestales. “Voy a hacer 70 años y he visto quemarse esta zona tres o cuatro veces. El monte no se cuida ni se limpia. Ahora están cortando algunos eucaliptales que, al parecer, ya no tenían solución”, desvela.

ACTUACIONES En un principio se calculó que el fuego había afectado a unas 120 o 130 hectáreas, aunque fuentes de la Diputación Foral de Bizkaia confirmaron más tarde que la superficie quemada se elevaba hasta las 200 hectáreas. En concreto, buena parte del terreno afectado correspondía a Berango -un 70%-, con un perímetro de unos 11 kilómetros en dicho término municipal, mientras que el 30% restante a Sopela. De este modo, desde que ocurrió el incendio, el Ayuntamiento de Berango ha estado “muy pendiente” del estado de la zona afectada y su evolución para poder llevar cabo todas aquellas medidas posibles que fuesen de su competencia, según aseguran fuentes municipales. En primer lugar, el Consistorio se reunió con la Diputación de Bizkaia para “conocer de primera mano la dimensión del incendio, el grado de afección y la planificación para el plan de recuperación”, aseguran. Toda la información recabada se presentó en la comisión especial realizada en el Ayuntamiento en el mes de febrero de este año.

Debido a que los terrenos afectados, casi en su totalidad, son de titularidad privada, el Ayuntamiento berangotarra decidió “enviar una carta personalizada a cada titular”, informando, en primer lugar, “sobre su superficie afectada por el incendio” -de acuerdo a los datos facilitados por la Diputación- y “orientando sobre los pasos que debían de seguir para su correcta gestión”.

Sobre esta línea esta línea, con el fin de ofrecer “la mayor información posible y apoyar a los titulares de las parcelas, se puso a su disposición el asesoramiento de la asociación de Forestalistas de Bizkaia sobre las actuaciones que debían de llevar a cabo y sobre la línea de ayudas establecidas por la Diputación”, apuntan las mismas fuentes. Dicho asesoramiento se ofreció en el Consistorio de Berango, donde a lo largo de los meses de abril y mayo, concretamente los viernes, un técnico de la Asociación de Forestalistas de Bizkaia atendió personalmente aproximadamente “a 66 personas afectadas”.

Después del verano, el Ayuntamiento, con el fin de seguir conociendo la evolución del estado vegetativo de los terrenos afectados, solicitó a la Diputación mayor información al respecto. En este sentido, la institución foral informó de que se han llevado a cabo “tres cortas a matarrasa, encontrándose otras dos en trámite”. Asimismo, también se informó de que no se considera necesario el establecimiento de ningún plan de recuperación forestal. Por último, una vez finalizados todos los aprovechamientos forestales previstos en la zona, se establecerá “un trazado de pistas a mejorar para establecer una infraestructura viaria adecuada”, que se tendrá que validar y, posteriormente, se establecerá la planificación de las actuaciones a acometer.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120