DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Se libera ante su exequipo

La reconciliación de Raúl García

El navarro se libera ante su exequipo, frente al cual no estuvo a la altura en los dos partidos del ejercicio pasado
Se metió en la batalla, con una ocasión y la asistencia en el gol de De Marcos

Pako Ruiz - Lunes, 23 de Enero de 2017 - Actualizado a las 06:04h

votos |¡comenta!
Raúl García intenta avanzar por el costado derecho ante la presencia de Filipe Luis.VER GALERÍA

Raúl García intenta avanzar por el costado derecho ante la presencia de Filipe Luis. (Fotos: J.M.M. y Juan Lazkano)

Galería Noticia

  • Raúl García intenta avanzar por el costado derecho ante la presencia de Filipe Luis.

GaleríaGalería: Athletic 2 - Atlético de Madrid 2

  • Williams se encara con Godín.
  • Antoine Griezmann celebra el gol del Atlético de Madrid.
  • Balenziaga presiona a Griezmann.
  • Jugada del primer gol del Atlético de Madrid.
  • De Marcos lucha con Koke.
  • Laporte entra a Gameiro.
  • Williams salta a cabeza ante Moyá.
  • Lekue presiona a Vrsaljko.
  • Valverde hace un gesto durante el partido.
  • Los jugadores del Athletic celebran el gol de Lekue.
  • Godín entra a Muniain.
  • Simeone da instrucciones a sus jugadores.
  • De Marcos bate de cabeza a Moyá.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

bilbao- El Athletic dejó escapar vivo al Atlético de Madrid, al que no vence desde la mudanza al actual San Mamés. El conjunto rojiblanco tuvo en su mano el triunfo en un partido vibrante, de la vieja escuela, como gusta en estos lares, y que supuso la reconciliación de Raúl García, que se quitó una espinita que tenía clavada. Porque a la tercera fue la vencida ante su exequipo, ya que el navarro firmó un partido acorde a su genética, en los que se mueve como pez en el agua, todo lo contrario a sus prestaciones en los dos duelos frente a los colchoneros del curso pasado, en los que estuvo ausente, como atrapado por una especie de contrición, como si fuera a cometer un pecado.

Raúl ejerció de Raúl en un encuentro que así lo reclamaba. Ya lo aventuró en su comparecencia del miércoles, donde se esperaba que diera un titular mediático. Tiró de un discurso diplomático, sin necesidad de recurrir a estridencias, por lo que dejó con las ganas a los que buscaban un punto de morbo. Lo dice el lenguaje popular: más sabe el zorro por viejo que por zorro. El de Zizur Nagusia lo expresó de forma gráfica, sin medias tintas: “Todos los partidos son especiales para mí”. Con ello, desactivaba ese matiz supersentimental que sí ofrecía los enfrentamientos de la temporada anterior. Como dijo alguna celebridad, el tiempo no es sino el espacio entre los recuerdos.

No fue un partido soberbio del navarro, pero sí efectivo, tal como pedía un choque de semejante pelaje. Raúl García acumuló muchísimas citas de alta tensión en su época colchonera, un músculo competitivo que acentúa en el Athletic y que contagia a sus compañeros. Para él, ya se había acabado el romanticismo y salvo unos minutos iniciales un tanto despistado, sacó a relucir su huella en esa letra pequeña que puede decidir un partido. Con la ausencia de Aduriz, le tocaba ser el jefe de la manada. No tardó en ejercer como tal a los 18 minutos, cuando lanzó un misil con su derecha que casi sorprendió a Moyá. No detectaba amigos en el cuadro de Simeone, que sí se preocupaba por ese impulso de su expupilo.

El Athletic, pese a encajar el gol de Koke a los tres minutos, reaccionó y tomó nota del mensaje de Raúl García. Querer era poder. Y así fue, porque Iñigo Lekue se soltó y ofreció un detalle de lujo para marcar un golazo e igualar la contienda, que subió en intensidad, como le gusta al navarro, que esperó su momento. Fue en el arranque del segundo acto cuando se reconcilió, después de sacar una asistencia maravillosa a De Marcos que este la rentabilizó para subir el 2-1 al luminoso. Raúl apuntó el pasado miércoles que no celebraría el gol si marcaba. No marcó, pero, aunque fuera por lo bajini, gesticuló con poderío, apretando los dos puños a modo de liberación.

El conjunto de Valverde, que quizá se arrepintió de no efectuar el cambio de Williams unos minutos antes, no repitió en este caso la patxanga de Leganés, aunque no le sirviera para consumar el triunfo, por lo que se tiene que conformar con un saldo de tres empates consecutivos en este cierre de la primera vuelta, que deja a los leones fuera de la zona europea que marca el Villarreal, con dos puntos más. O sea, el Athletic llega al ecuador de la liga con 29 puntos, uno menos de la media europea que se había marcado el Txingurri, que no ha conseguido ganar aún a los colchoneros en sus nueve duelos, siete ligueros y dos de Copa, en su segunda etapa como técnico de los rojiblancos. No obstante, la imagen del colectivo en el exigente compromiso frente al Atlético, uno de los equipos que más se le atraganta en los últimos tiempos, invita a hacer caja en la segunda vuelta.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120