DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El sujetador terapeútico, clave para la salud de los senos y la espalda

El sostén Frederick ofrece un tratamiento natural para remodelar los pechos, equilibrar el peso que soporta la espalda, y aumentar o  disminuir el tamaño de los senos

B.A. Bilbao - Viernes, 24 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 12:32h

votos |¡comenta!
Brasier Frederick

Brasier Frederick (Brasier Frederick)

Galería Noticia

  • Brasier Frederick
  • Brasier Frederick

Los cambios que los pechos de una mujer sufren a lo largo de la vida son muchos, pubertad, ciclos menstruales, embarazo, lactancia, efectos de dietas, deporte, menopausia, operaciones, etc. Por todo ello, la utilización de un buen sujetador es fundamental. Sin embargo, ¿qué importancia le dan las mujeres al sujetador que usan? ¿Priorizan el último modelo en lencería o un precio más económico, a un sostén adecuado a su tamaño de pecho y contorno?

Lo cierto es que siete de cada diez mujeres utiliza una talla y un sujetador inadecuado, con lo que la espalda sufre la falta de una correcta sujeción y los senos de un riego insuficiente, en especial en las que tiene mucho pecho.

Hay que tener en cuenta que la glándula mamaria está compuesta por tejido conjuntivo y graso, vasos sanguíneos y linfáticos, además de una importante red nerviosa, lo que hace que sea una zona particularmente sensible del cuerpo femenino. Al carecer de músculos, los mecanismos de fijación de las mamas son escasos, por lo que su peso se apoya exclusivamente en los músculos pectorales -a través de los ligamentos de Cooper-, un tejido fibroso y poco potente que con el tiempo se rompe y hace que la piel vaya cediendo. Esto supone que todo el peso de los senos lo soportan los hombros y la espalda, lo que en muchos casos genera molestias y deformaciones en estos puntos.

“Es necesario que el sujetador mantenga la mama en una posición correcta para un buen funcionamiento del riego sanguíneo y linfático, además es preciso que no sea elástico para que soporte bien el peso y podamos relajar hombros y espalda, por lo que es muy importante que el tirante sea ancho y firme”, explica Charo López, gerente de la firma internacional de lencería Frederick en España. “Toda mujer debería tener la oportunidad de conocer y probar el sujetador Frederick porque es salud para el pecho y la espalda”, recomienda. “Su diseño anatómico y ancho obliga a llevar la espalda en una posición correcta. Además, la copa está científicamente diseñada para que recoja el seno desde la axila y el esternón y lo apoye completamente sobre una banda de algodón que sujeta el pecho en su posición natural, hacia arriba. Esto facilita el riego y corrige los pliegues de piel bajo la axila”.

Otro aspecto fundamental en esta prenda es utilizar la talla correcta de copa, tirante y contorno, y para ello el sujetador Frederick ofrece más de 200 tallas diferentes. “Adaptar la talla del sujetador a nuestro pecho es imprescindible para que cumpla perfectamente con su función, sujetar y proteger. Y no hay dos mujeres con los pechos iguales, por lo que es muy difícil encontrar la talla correcta en un mercado que apenas ofrece entre 15 y 20 tallas”, observa Ainhoa Astigarraga, delegada de la firma en Bizkaia. “Del sostén que llevamos dependen factores tan comunes como los dolores de mamas, espalda, cuello y hombros, en especial en las que tienen mucho pecho”. Y es que hasta los senos llega gran cantidad de conexiones nerviosas que pasan por la clavícula, el hombro, los músculos intercostales y la cuarta vértebra dorsal. “Esto hace que algunos problemas de espalda se traduzcan en dolor de las mamas, por lo que mantener una postura erguida, como la que aporta el sujetador terapéutico Frederick, es de gran utilidad”.

El deporte es la práctica con la que más sufren los senos, por ello desde el departamento médico de la marca internacional Frederick en España, recomiendan la utilización de sostenes anatómicos y no elásticos, ya que los movimientos bruscos producen dolor y deformaciones en los pechos. “Gracias al sistema especial de suspensión, el sujetador Frederick ofrece un adecuado soporte para los senos y mayores ventajas durante la práctica deportiva, ya que evita la fatiga de los tejidos y un excesivo desarrollo del pecho”, afirma la doctora y senóloga Lola Urrutia, una de los muchos profesionales ginecólogos, senólogos, matronas y cirujanos que participan en los seminarios que organiza esta firma de lencería.

“Este sujetador favorece que los senos de embarazadas o mujeres que están amamantando permanezcan firmes y sanos, también es muy recomendable para aquellas que han sido masectomizadas o que se han sometido a operaciones de aumento o reducción de pecho”, afirma López.

Sin embargo, es una prenda que se adapta a todas las mujeres ya que gracias a su gran sujeción y una base reforzada sin aros, este sostén funciona a modo de tratamiento remodelador, corrector y que aumenta o disminuye el pecho de forma natural. “El sujetador anatómico Frederick es bien conocido por millones de usuarias en 26 países del mundo que a lo largo de 40 años han experimentado sus beneficios”, destaca la representante de la firma.

“También estamos en Euskadi, y ahora abrimos delegación en Bizkaia, donde este sujetador tuvo muchísimo éxito entre los años 1988 y 1997, hasta que la sede se trasladó a Vitoria-Gasteiz”, explica López.

Muchas mujeres en Bizkaia recuerdan los beneficios de Frederick y han retomado el contacto con este sujetador diseñado por el ingeniero aeronáutico Enoch Brantley. Cualquier mujer interesada en conocer el sujetador Frederick puede llamar para solicitar una prueba gratuita y sin compromiso. “Acudimos a tomar medidas, explicar los beneficios de esta prenda y resolver cualquier duda sin ningún compromiso”, asegura Ainhoa Astigarraga, representante en Bizkaia.

 

UN DISEÑO, DE CINE

El sujetador o brassier Frederick surgió cuando el magnate, aviador y director de cine estadounidense, Howard Hughes, que tenía fama de perfeccionista, estaba produciendo la película ‘The Outlaw’, cuya primera actriz era Jane Russel. No satisfecho con las tomas de una escena, la repitió una y otra vez hasta que se dio cuenta de que había algo que no armonizaba con la belleza de la famosa protagonista. Era su pecho. El director dedujo que el sostén que llevaba en la toma no realzaba bien su figura, sino todo lo contrario, por lo que decidió emplear a uno de los ingenieros de su compañía aérea, Enoch Brantley, para que le diseñara una pieza única en su género que le permitiera lucir como ella era. Así, bajo los criterios de la aerodinámica, se diseñó este sujetador que ha perdurado hasta nuestros días con tantos beneficios estéticos y para la salud.

 

CONTACTO

Representante de Frederick en Bizkaia

Ainhoa Astigarraga

Tfno. 648 926 451

Página web:

frederickbilbao.mabisy.com



votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120