DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Gorliz cocina la receta del éxito

Más de sesenta cuadrillas se reúnen para participar en el concurso de alubias y disfrutar del buen ambiente

Un reportaje de Marta Hernández - Domingo, 19 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:03h

votos | ¡comenta!
  • Mail
El cocinero Kepa Landa encabezó el grupo de jueces encargados de designar a los ganadores.

El cocinero Kepa Landa encabezó el grupo de jueces encargados de designar a los ganadores.

Galería Noticia

GORLIZ cocinó ayer una receta lúdica de las buenas. Como entrantes: queso, chorizo, unos pimientos... De primero: alubias, por supuesto. Como segundo plato: unas risas, unos reencuentros... Una fiesta, en definitiva. Y de postre: partido del Athletic -lástima la derrota-. Esos fueron los ingredientes de la jornada de ayer para muchas de las personas que ocuparon la plaza Iberrebarri para participar en el concurso de alubias, organizado por la asociación de comerciantes Goskoa. El certamen gastronómico propició que más de sesenta cuadrillas se juntasen y disfrutaran de una mañana diferente. A la par que las putxeras iban engordando y echando humo, se iba picoteando un poco de embutido y preparando también los acompañantes del plato principal. Después, tocaba presentar las alubias ante los jueces a las 13.30 horas, luego saborearlas y, por último, para muchos concursantes, desplazarse a San Mamés o acercarse a los bares de Gorliz para ver el encuentro entre los leones y el Real Madrid. “Prefiero que se me quemen las alubias y que gane el Athletic”, aseguraba Motores, la voz cantante del coro local Lirain que ayer cambió las partituras por los fogones. Pero la combinación resultó al revés...

Que empiece la marcha

En el mes en el que asoma la primavera comienza una actividad más intensa en las calles de los municipios. “Se da inicio a la ruta gastronómica”, proclamaban en el grupo + de 40. Que se lo pregunten a Andrés, de Sopela, un clásico de los concursos de alubias, que se recorre todos los rincones de Bizkaia que los ponen sobre la mesa. Por eso está siempre en Balmaseda, cómo no, e incluso otros puntos como Espinosa de los Monteros. “Bueno, algunas veces he ganado”, desveló con gracia. Y también está en todas las salsas el experto cocinero Kepa Landa, el maestro de los jueces. Ayer en Gorliz, una vez más, volvió a liderar el equipo que determinaba quiénes eran los ganadores y por lo tanto, los que se llevaban los premios que había en juego. El primer clasificado se hizo con una putxera, txapela y 200 euros en vales de compra para gastar en la localidad; el segundo obtuvo una putxera de plata y 150 euros en cheques para consumir en el comercio local; y el tercer premio consistió en una putxera de bronce y 100 euros en vales de compra. Además, desde el cuarto en la tabla al décimo se llevaron un lote de queso y vino. Aparte, el mejor participante local que no obtuvo ninguno de los tres primeros premios ganó una putxera, txapela y 100 euros en vales de compra.

Solo alubia roja

Las normas del certamen estaban claras. El plato a elaborar tenía que consistir en la “tradicional alubiada y procurar utilizar la alubia roja de los territorios históricos, como la tolosarra o gernikarra”. Quedaban admitidos los “clásicos aderezos: chorizo, morcilla, tocino, costilla...”, pero excluidas, eso sí, todas las variedades blancas y alubia verdina. Por eso, en la plaza Iberrebarri olía tan bien ayer por la mañana. “Aunque esta vez, como ha coincidido el partido del Athletic, vamos a tener que comer corriendo, que hay que ir a San Mamés”, comentaban en la cuadrilla Amarravacas. “Es casi como un hamaiketako”, sostenían. El encuentro de La Catedral condicionó el certamen y también el hecho de que la organización impidiera que los grupos se asentaran en los soportales -se colocó una carpa en medio de la plaza-. Ese cambio no gustó a algunos. “Al parecer, el año pasado unos jóvenes dejaron una mancha de grasa en el suelo y por eso ya no se hace debajo de las casas”, explicaban en + de 40. “Es mucho más bonito en los soportales”, opinaba Motores.

Y bueno, en un lugar o en otro, las alubias tenían que cocinarse pero que muy bien. A las 7.00 de la mañana recaló ya Andrés en Gorliz. Con mucho esmero “y mucha paciencia, que dicen es el truco principal” estuvieron los chicos de Amarravacas a los fogones. Luego, un poco de cachondeo y de buen rollo condimentaron el día.

votos | ¡comenta!
  • Mail

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Eskuinaldea

ir a Eskuinaldea »

Últimas Noticias Multimedia

Encuestas

ver listado completo »

Publicidad

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120