DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Joaquín Caparrós entrenador del Al Ahli de catar

Caparrós: “Ziganda es un acierto total”

Joaquín Caparrós se deshace en elogios hacia el nuevo técnico del Athletic mientras hace las maletas para su nueva aventura en Catar al frente del Al Ahli

Una entrevista de Nagore Marcos - Lunes, 19 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

votos |¡comenta!
Caparrós, con la camiseta del Al Ahli.

Caparrós, con la camiseta del Al Ahli. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Caparrós, con la camiseta del Al Ahli.
  • Imagen de archivo de Joaquín Caparrós.

Bilbao - Joaquín Caparrós (Utrera, 1955) firmó hace unos días como nuevo entrenador del Al Ahli de Catar. Lo ha hecho por una temporada con opción a otra, así que ahora el exentrenador rojiblanco se encuentra haciendo las maletas para sentarse en el banquillo más lejano de su extenso currículum. Ante él se encuentra la oportunidad de dirigir al conjunto más laureado de la liga catarí, con cuatro Copas Emir en su palmarés, pero que vive una última década muy modesta. Así que Caparrós viajará a Doha el próximo día 27 para “adaptarme lo más rápido posible” a su nueva ciudad ya que comenzará el trabajo en julio y realizará una pretemporada en Holanda. Todo con vistas a devolver la gloria de antaño al Al Ahli. A pesar de marcharse tan lejos, el técnico utrerano reconoce seguir la actualidad del Athletic, un conjunto al que le “encantaría volver a entrenar”, aunque reconoce que Urrutia acertó de pleno con el ascenso de un Kuko Ziganda que “da continuidad al proyecto”.

Ha estado en muchos banquillos, pero esta es su experiencia más exótica. ¿Cómo se ha ido hasta Catar?

-Sí, la verdad es que sí. Me venía bien cambiar de aires, llevaba varias temporadas rondando la idea de conocer otro fútbol y otra cultura. Así que surgió esta posibilidad, me desplacé allí, conocí el club, cómo funciona, sus instalaciones... Y me gustó. Me he vuelto muy ilusionado.

¿Ha conocido las instalaciones?

-Sí, buenísimas instalaciones. Una impresión inmejorable. Creía que iba a haber problemas con el tema de la temperatura y que por eso el césped iba a ser artificial, pero qué va. Todos los campos son de césped natural y las ciudades deportivas son espectaculares;pero no solamente en nuestro club, en todos los equipos. Se nota que están apostando por el fútbol.

¿Qué se ha encontrado en Catar?

-Pues muchos técnicos de la liga española que han estado en el Levante, el Villarreal, el Barça... Hay mucha gente de primera trabajando allí. Ha estado Xavi, ha estado Raúl... Porque el fútbol está en auge en Catar, con una liga nueva. También me he encontrado unas instalaciones inmejorables. Así que es todo un reto. No me gusta acomodarme y voy con mucha ilusión.

¿Era como se lo esperaba?

-No, lo que me imaginaba no es lo que me he encontrado y me ha sorprendido para bien. Me he encontrado una ciudad muy cómoda para vivir. Doha engaña, es muy cosmopolita y allí se hace todo a lo grande. Por ejemplo, están construyendo el que pretenden que sea el museo más grande del mundo. La verdad es que me he llevado una grata impresión.

Se nota que allí el dinero no falta.

-Sí, se nota. Están preparando todo lo necesario para su Mundial de 2022. Están levantado toda una ciudad, todo está en construcción, preparándose para este evento.

¿Ya se ha hecho a la idea del cambio radical que supone Catar?

-Sí, son otras costumbres y otro idioma, pero es otra forma de engancharme al trabajo. Siempre me ha gustado adaptarme y respetar las culturas de los sitios en los que he estado. Eso me hace crecer a nivel profesional y a nivel personal.

¿Se ve hablando árabe?

-Pff... voy paso a paso. Primero inglés, porque allí también se habla mucho inglés, pero voy a intentarlo, aunque el árabe es complicado.

En mayo regresó de su primer viaje a Catar sin firmar el contrato y se habló de un cambio de opinión. ¿Qué pasó?

-No fue así. No pasó nada en absoluto. Me fui a conocer todo aquello y me volví a casa para que todos los papeles los vieran mi gente. Era lo lógico.

¿Ha tenido oportunidad de conocer a sus jugadores?

-La verdad es que no. Todavía estamos en la fase de ver vídeos, pero vamos a intentar que los tres extranjeros que te permiten tener en el equipo sean de la liga española. E incluso, si puede ser, que sean futbolistas que yo haya tenido ya.

¿Ya tiene en mente alguno?

-Sí, pero no te los puedo decir todavía. El cuerpo técnico está formado por gente española, entonces estamos en contacto con ellos porque creemos que tener a jugadores que ya conozco nos va a ayudar a todos a que la adaptación sea más rápida.

Pero su intención es empezar la pretemporada con la plantilla al completo.

-Claro, es lo que me gustaría, pero no es fácil porque en Catar se llevan otros tiempos. Por ejemplo, ahora están en ramadán y ahora es todo más lento. Empiezan a subir la intensidad de trabajo a la noche, así que hay que tener paciencia.

Los jugadores cataríes no son tan profesionales como en Europa. ¿Eso le obligará a cambiar su forma de trabajar?

-Es que el fútbol de allí, por lo que he estado viendo yo, engaña. De hecho, ha estado El-Arabi jugando allí, siendo el máximo goleador de la liga, ha estado Xavi, ha estado Sergio, que este año vuelve al Espanyol... También está Laudrup entrenando... por lo que el nivel engaña. Lo que tengo claro es que debo adaptarme a su cultura. Pero no va ser mucho problema porque voy con mucha predisposición.

También tendrá que lidiar con los jeques, que tienen fama de caprichosos.

-Sí, pero eso es bueno. Es un reto que tengo.

Va a un club histórico, el que más Copas ha ganado. ¿Qué objetivos le han puesto?

-Ahora llevan unos años por mitad de la tabla y quieren hacer un proyecto ilusionante para volver a ser uno de los equipos que está arriba. Y eso pasa por el nivel de la plantilla, de los futbolistas que pueda llevar.

Ha firmado por una temporada.

-Una temporada con opción a otra. Creo que es bueno para todas las partes, ir poco a poco. Es importante que nos conozcan y que yo esté contento y adaptado.

Antes sonó para el banquillo de Argelia. ¿Qué pasó?

-Eso al final no cuajó porque no llegamos a ningún acuerdo así que ahora aquí estoy. No le doy vueltas.

Sonó también para el banquillo de España, pero tampoco cuajó.

-Aquello se quedó en nada, algo a nivel de medios de comunicación pero nada más. Pero eso ya es historia y ahora estamos muy ilusionados con el nuevo reto.

Pero se comenta que pasó algo con Villar. ¿Su relación es buena?

-Sí, claro. Tengo relación buena con toda la gente del fútbol, con todos los presidentes de las federaciones territoriales.

Su última experiencia fue en Osasuna, pero duró pocos partidos.

-No fue una experiencia buena, para nada.

Comentó que le engañaron en Iruñea.

-Sí, por eso quería cambiar de aires. Pensar en otra cosa, entrar en una dinámica nueva porque Osasuna ya es historia. Soy de los que desconecta muy rápido.

Usted estuvo muchos años en el banquillo del Athletic, ¿cómo ve el cambio de entrenador?

-Es un acierto total porque da continuidad al proyecto. Ziganda es un técnico que conoce perfectamente la casa, conoce a los chicos que están y a los que han subido;conoce a los chicos que han debutado con Ernesto y a los que más proyección tienen. Y conoce también a los jugadores más veteranos. Además, es un técnico que ha entrenado en Primera División, así que reúne todo para ser el técnico más adecuado.

¿Cree que aguantará bien la presión?

-Estoy seguro. Los entrenadores sabemos a lo que nos exponemos y estamos preparados para ello, pero Ziganda, además, lleva muchos años en el club y sabe cómo funciona todo. Subió al filial a Segunda y conoce a los jugadores, lo cual es una ventaja.

¿Y Valverde aguantará en el Barcelona?

-Siempre se habla del Barcelona y del Madrid, pero el Athletic también es un club grande, con una filosofía distinta y eso conlleva un sentido de la responsabilidad y mucha presión. En el Athletic tienes que tomar decisiones que en otro equipo quizá resulten más fáciles, como hacer frente a la baja de un jugador, porque te fijas en otro del mercado y listo. En Bilbao tienes que mirar abajo y seguir compitiendo para estar arriba. Y eso es presión. Así que Ernesto está muy preparado, conoce la liga y seguro que cosecha muchos éxitos.

Dice que en Bilbao se debe mirar a la cantera... ¿Cómo ve la evolución de canteranos como Williams o Kepa?

-Muy buena, eso te dice que Lezama no tiene fondo y que se hace un buen trabajo de captación y formación. Siempre digo que el entrenador del primer equipo es importante, pero también lo son los técnicos de las categorías inferiores, que son los encargados de captar a esos talentos de 12 años para formarlos y que acaben en el primer equipo.

¿Existe en Catar esa filosofía de cantera?

-En Catar es complicado, quieren introducir un método de trabajo para su academia, pero es complicado. Existen las categorías inferiores y van encaminados, pero requiere mucho tiempo.

Yeray, uno de los canteranos del Athletic, deberá someterse a quimioterapia. ¿Tiene algún mensaje para él?

-Es muy fuerte, es ADN Athletic. Tiene un carácter especial, una energía muy positiva que transmite desde el primer momento. El día que debutó parecía que llevaba 30 partidos a sus espaldas y eso también le va a ayudar. Está claro que toda la familia del Athletic le está apoyando, pero no solo ellos, sino también todo el mundo del fútbol porque es un chico que se ha ganado el cariño de todos por su comportamiento.

¿Descarta volver en algún momento al Athletic?

-Nunca se sabe, pero personalmente sí que me encantaría volver al Athletic. Tengo un buen recuerdo de esa época, no solo del Athletic, sino de todo. De la cultura, de la filosofía, de cómo los vascos defienden lo suyo... Me encantaría volver.

las claves

bilbao- Joaquín Caparrós (Utrera, 1955) firmó hace unos días como nuevo entrenador del Al Ahli de Catar. Lo ha hecho por una temporada con opción a otra, así que ahora el exentrenador rojiblanco se encuentra haciendo las maletas para sentarse en el banquillo más lejano de su extenso currículum. Ante él se encuentra la oportunidad de dirigir al conjunto más laureado de la liga catarí, con cuatro Copas Emir en su palmarés, pero que vive una última década muy modesta. Así que Caparrós viajará a Doha el próximo día 27 para “adaptarme lo más rápido posible” a su nueva ciudad ya que comenzará el trabajo en julio y realizará una pretemporada en Holanda. Todo con vistas a devolver la gloria de antaño al Al Ahli. A pesar de marcharse tan lejos, el técnico utrerano reconoce seguir la actualidad del Athletic, un conjunto al que le “encantaría volver a entrenar”, aunque reconoce que Urrutia acertó de pleno con el ascenso de un Kuko Ziganda que “da continuidad al proyecto”.

Ha estado en muchos banquillos, pero esta es su experiencia más exótica. ¿Cómo se ha ido hasta Catar?

-Sí, la verdad es que sí. Me venía bien cambiar de aires, llevaba varias temporadas rondando la idea de conocer otro fútbol y otra cultura. Así que surgió esta posibilidad, me desplacé allí, conocí el club, cómo funciona, sus instalaciones... Y me gustó. Me he vuelto muy ilusionado.

¿Ha conocido las instalaciones?

-Sí, buenísimas instalaciones. Una impresión inmejorable. Creía que iba a haber problemas con el tema de la temperatura y que por eso el césped iba a ser artificial, pero qué va. Todos los campos son de césped natural y las ciudades deportivas son espectaculares;pero no solamente en nuestro club, en todos los equipos. Se nota que están apostando por el fútbol.

¿Qué se ha encontrado en Catar?

-Pues muchos técnicos de la liga española que han estado en el Levante, el Villarreal, el Barça... Hay mucha gente de primera trabajando allí. Ha estado Xavi, ha estado Raúl... Porque el fútbol está en auge en Catar, con una liga nueva. También me he encontrado unas instalaciones inmejorables. Así que es todo un reto. No me gusta acomodarme y voy con mucha ilusión.

¿Era como se lo esperaba?

-No, lo que me imaginaba no es lo que me he encontrado y me ha sorprendido para bien. Me he encontrado una ciudad muy cómoda para vivir. Doha engaña, es muy cosmopolita y allí se hace todo a lo grande. Por ejemplo, están construyendo el que pretenden que sea el museo más grande del mundo. La verdad es que me he llevado una grata impresión.

Se nota que allí el dinero no falta.

-Sí, se nota. Están preparando todo lo necesario para su Mundial de 2022. Están levantado toda una ciudad, todo está en construcción, preparándose para este evento.

¿Ya se ha hecho a la idea del cambio radical que supone Catar?

-Sí, son otras costumbres y otro idioma, pero es otra forma de engancharme al trabajo. Siempre me ha gustado adaptarme y respetar las culturas de los sitios en los que he estado. Eso me hace crecer a nivel profesional y a nivel personal.

¿Se ve hablando árabe?

-Pff... voy paso a paso. Primero inglés, porque allí también se habla mucho inglés, pero voy a intentarlo, aunque el árabe es complicado.

En mayo regresó de su primer viaje a Catar sin firmar el contrato y se habló de un cambio de opinión. ¿Qué pasó?

-No fue así. No pasó nada en absoluto. Me fui a conocer todo aquello y me volví a casa para que todos los papeles los vieran mi gente. Era lo lógico.

¿Ha tenido oportunidad de conocer a sus jugadores?

-La verdad es que no. Todavía estamos en la fase de ver vídeos, pero vamos a intentar que los tres extranjeros que te permiten tener en el equipo sean de la liga española. E incluso, si puede ser, que sean futbolistas que yo haya tenido ya.

¿Ya tiene en mente alguno?

-Sí, pero no te los puedo decir todavía. El cuerpo técnico está formado por gente española, entonces estamos en contacto con ellos porque creemos que tener a jugadores que ya conozco nos va a ayudar a todos a que la adaptación sea más rápida.

Pero su intención es empezar la pretemporada con la plantilla al completo.

-Claro, es lo que me gustaría, pero no es fácil porque en Catar se llevan otros tiempos. Por ejemplo, ahora están en ramadán y ahora es todo más lento. Empiezan a subir la intensidad de trabajo a la noche, así que hay que tener paciencia.

Los jugadores cataríes no son tan profesionales como en Europa. ¿Eso le obligará a cambiar su forma de trabajar?

-Es que el fútbol de allí, por lo que he estado viendo yo, engaña. De hecho, ha estado El-Arabi jugando allí, siendo el máximo goleador de la liga, ha estado Xavi, ha estado Sergio, que este año vuelve al Espanyol... También está Laudrup entrenando... por lo que el nivel engaña. Lo que tengo claro es que debo adaptarme a su cultura. Pero no va ser mucho problema porque voy con mucha predisposición.

También tendrá que lidiar con los jeques, que tienen fama de caprichosos.

-Sí, pero eso es bueno. Es un reto que tengo.

Va a un club histórico, el que más Copas ha ganado. ¿Qué objetivos le han puesto?

-Ahora llevan unos años por mitad de la tabla y quieren hacer un proyecto ilusionante para volver a ser uno de los equipos que está arriba. Y eso pasa por el nivel de la plantilla, de los futbolistas que pueda llevar.

Ha firmado por una temporada.

-Una temporada con opción a otra. Creo que es bueno para todas las partes, ir poco a poco. Es importante que nos conozcan y que yo esté contento y adaptado.

Antes sonó para el banquillo de Argelia. ¿Qué pasó?

-Eso al final no cuajó porque no llegamos a ningún acuerdo así que ahora aquí estoy. No le doy vueltas.

Sonó también para el banquillo de España, pero tampoco cuajó.

-Aquello se quedó en nada, algo a nivel de medios de comunicación pero nada más. Pero eso ya es historia y ahora estamos muy ilusionados con el nuevo reto.

Pero se comenta que pasó algo con Villar. ¿Su relación es buena?

-Sí, claro. Tengo relación buena con toda la gente del fútbol, con todos los presidentes de las federaciones territoriales.

Su última experiencia fue en Osasuna, pero duró pocos partidos.

-No fue una experiencia buena, para nada.

Comentó que le engañaron en Iruñea.

-Sí, por eso quería cambiar de aires. Pensar en otra cosa, entrar en una dinámica nueva porque Osasuna ya es historia. Soy de los que desconecta muy rápido.

Usted estuvo muchos años en el banquillo del Athletic, ¿cómo ve el cambio de entrenador?

-Es un acierto total porque da continuidad al proyecto. Ziganda es un técnico que conoce perfectamente la casa, conoce a los chicos que están y a los que han subido;conoce a los chicos que han debutado con Ernesto y a los que más proyección tienen. Y conoce también a los jugadores más veteranos. Además, es un técnico que ha entrenado en Primera División, así que reúne todo para ser el técnico más adecuado.

¿Cree que aguantará bien la presión?

-Estoy seguro. Los entrenadores sabemos a lo que nos exponemos y estamos preparados para ello, pero Ziganda, además, lleva muchos años en el club y sabe cómo funciona todo. Subió al filial a Segunda y conoce a los jugadores, lo cual es una ventaja.

¿Y Valverde aguantará en el Barcelona?

-Siempre se habla del Barcelona y del Madrid, pero el Athletic también es un club grande, con una filosofía distinta y eso conlleva un sentido de la responsabilidad y mucha presión. En el Athletic tienes que tomar decisiones que en otro equipo quizá resulten más fáciles, como hacer frente a la baja de un jugador, porque te fijas en otro del mercado y listo. En Bilbao tienes que mirar abajo y seguir compitiendo para estar arriba. Y eso es presión. Así que Ernesto está muy preparado, conoce la liga y seguro que cosecha muchos éxitos.

Dice que en Bilbao se debe mirar a la cantera... ¿Cómo ve la evolución de canteranos como Williams o Kepa?

-Muy buena, eso te dice que Lezama no tiene fondo y que se hace un buen trabajo de captación y formación. Siempre digo que el entrenador del primer equipo es importante, pero también lo son los técnicos de las categorías inferiores, que son los encargados de captar a esos talentos de 12 años para formarlos y que acaben en el primer equipo.

¿Existe en Catar esa filosofía de cantera?

-En Catar es complicado, quieren introducir un método de trabajo para su academia, pero es complicado. Existen las categorías inferiores y van encaminados, pero requiere mucho tiempo.

Yeray, uno de los canteranos del Athletic, deberá someterse a quimioterapia. ¿Tiene algún mensaje para él?

-Es muy fuerte, es ADN Athletic. Tiene un carácter especial, una energía muy positiva que transmite desde el primer momento. El día que debutó parecía que llevaba 30 partidos a sus espaldas y eso también le va a ayudar. Está claro que toda la familia del Athletic le está apoyando, pero no solo ellos, sino también todo el mundo del fútbol porque es un chico que se ha ganado el cariño de todos por su comportamiento.

¿Descarta volver en algún momento al Athletic?

-Nunca se sabe, pero personalmente sí que me encantaría volver al Athletic. Tengo un buen recuerdo de esa época, no solo del Athletic, sino de todo. De la cultura, de la filosofía, de cómo los vascos defienden lo suyo... Me encantaría volver.

“Siempre se habla del Barça y del Madrid, pero el Athletic también es un club grande, con una filosofía distinta y eso conlleva mucha presión”

“Sí que me encantaría volver al Athletic. Tengo un buen recuerdo de esa época, no solo del Athletic. De la cultura, de la filosofía...”

“Yeray es muy fuerte, es ADN Athletic. Tiene un carácter especial, una energía muy positiva que transmite desde el primer momento”

“Me venía bien cambiar de aires, llevaba varias temporadas rondando la idea de conocer otro fútbol y otra cultura”

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120