DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
mayoría absoluta en la asamblea nacional

Macron arrasa en la segunda vuelta de las legislativas, pero con una abstención récord

La marca electoral del presidente obtiene más de 360 escaños aunque más de la mitad de los franceses no votaron

Enrique Rubio/L. M. Pascual - Lunes, 19 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:00h

votos | ¡comenta!
El presidente Emmanuel Macron, gran vencedor de las legislativas, estrecha la mano del presidente de su mesa electoral situada en Le Touquet.

El presidente Emmanuel Macron, gran vencedor de las legislativas, estrecha la mano del presidente de su mesa electoral situada en Le Touquet. (Foto: Afp)

Galería Noticia

París - La República En Marcha (LREM), el partido del presidente francés, Emmanuel Macron, confirmó ayer su victoria en la segunda vuelta de las elecciones legislativas y tendrá una abrumadora mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, según las proyecciones de voto difundidas por los medios franceses. La amplia victoria quedó en cambio deslucida por la alta abstención: un 56,6%.

La formación macronista tendrá 361 escaños en la Cámara Baja, muy por encima de los 289 que marcan la mayoría absoluta, mientras que el partido conservador Los Republicanos queda como segunda fuerza a gran distancia, con 126 diputados.

Las proyecciones muestran así un amplio triunfo de LREM, aunque algo inferior a lo previsto en las encuestas a lo largo de la última semana. También se confirma la debacle esperada para el Partido Socialista, que hasta ahora controlaba la mayoría en la Asamblea Nacional, que se quedaría ahora con 46 diputados junto a sus socios ecologistas. Mientras, La Francia Insumisa del izquierdista Jean-Luc Mélénchon consiguió su objetivo de poder formar grupo parlamentario propio, para lo que se necesitan 15 escaños, ya que obtuvo 26 diputados.

Por el contrario, el ultraderechista Frente Nacional se quedaría de nuevo sin alcanzar su meta de tener grupo propio, aunque puede haber obtenido un mejor resultado del que apuntaban los sondeos, al lograr 8 diputados.

Tres diputados corsos La otra noticia de la noche fue la entrada por primera vez en la historia de los nacionalistas corsos que logran tres actas tras la victoria en sus circunscripciones de la isla lo que supone un impulso al nacionalismo corso.

La otra gran noticia de la noche electoral francesa fue la altísima abstención ya que la participación fue de tan solo el 43,4%, lo que marca un récord histórico en la V República, fundada en 1958.

En un primer análisis de la jornada electoral, el primer ministro francés, Edouard Philippe, aseguró que la amplia victoria lograda por su partido, La República En Marcha, es un respaldo a las reformas anunciadas por el jefe del Estado, Emmanuel Macron. “Los franceses han dado una mayoría franca al presidente que recibimos como una misión, actuar por Francia. Con su voto los franceses han preferido la esperanza a la cólera, el optimismo al pesimismo, la confianza al desarraigo”, indicó el jefe del Gobierno, procedente de las filas conservadoras.

Philippe, que como establece la tradición, hoy presentará su dimisión para volver a ser nombrado con un Gobierno expandido, aseguró que gracias al impulso de Macron la Asamblea Nacional francesa sufrirá una renovación sin precedentes. El primer ministro aseguró que los nuevos diputados, esencialmente los del partido de Macron, aportarán “un nuevo aliento a la democracia” gracias a su experiencia en la sociedad civil.

Pese a su satisfacción general, Philippe aseguró que el récord de abstención registrado “no es nunca una buena noticia para la democracia”. “Eso nos da una imperiosa obligación de tener éxito en la acción de Gobierno. Tenemos que recuperar la confianza de los ciudadanos y eso pasa por ser ejemplares, por cumplir los compromisos sin descanso y por obtener logros”, indicó. “Vamos a trabajar para poner en marcha el programa del presidente gracias a una mayoría que está abierta a todos los apoyos de buena voluntad”, señaló.

Por su parte, el coordinador de la campaña del partido de la derecha francesa Los Republicanos, François Baroin, se proclamó ayer como “principal fuerza opositora” al presidente, Emmanuel Macron, y anunció una “oposición firme” a sus políticas. “Macron tiene el conjunto de los poderes. Le deseo buena suerte. Pero nosotros hemos conseguido un grupo suficientemente importante para hacer escuchar nuestros compromisos y nuestras convicciones (...) Vamos a poner de manifiesto nuestras diferencias, sobre todo, en el aspecto fiscal”, indicó Baroin.

Las estimaciones señalan que Los Republicanos tendrán 126 diputados en la Asamblea Nacional, uno de sus peores resultados, pero se convierten en la segunda fuerza parlamentaria, poco más de un mes después de que su candidato, François Fillon, fuera tercero en las presidenciales, por detrás de la ultraderechista Marine Le Pen. Precisamente, la líder ultraderechista fue elegida ayer, por vez primera, como diputada en la Asamblea Nacional, tras haber vencido en la segunda vuelta en su circunscripción del norte del país. Le Pen tendrá ocho diputados en la nueva Cámara Baja frente a los dos actuales. Por ello, Le Pen aseguró que una vez que los otros partidos “ya han mostrado su disposición a trabajar” con el presidente, el Frente Nacional se convierte en “la única fuerza de resistencia a la disolución del modelo francés”. “Combatiremos con todas nuestras fuerzas los proyectos del Gobierno dictados desde Bruselas”, afirmó la hasta ahora eurodiputada, que citó como principales caballos de batalla la subida de impuestos, la política migratoria y los tratados internacionales de librecambio. Le Pen advirtió a Macron de que, pese a su mayoría absoluta en la cámara, “sus ideas son minoritarias en el país” y “los franceses no las apoyarán”.

Dimite el líder socialista El gran derrotado de la noche electoral fue el Partido Socialista (PS) francés, lo que supuso que su líder, Jean-Christophe Cambadélis, anunciara su dimisión minutos después de que las estimaciones mostraran una derrota histórica de su partido en la segunda vuelta de las legislativas. “Hay que construir una nueva oferta política de izquierdas para contrarrestar el neoliberalismo y el nacionalismo”, indicó Cambadélis, quien señaló que una dirección colectiva se hará cargo del partido.

El Partido Socialista, que hasta ahora controlaba la mayoría en la Asamblea Nacional, se quedará ahora con 46 diputados junto a sus socios ecologistas, mientras que La Francia Insumisa de Jean-Luc Mélénchon le pisa ya los talones al lograr nada menos que 26 diputados. “La izquierda tiene que cambiar forma y fondo, ideas y organizaciones, abrir un nuevo ciclo. Hay que volver a pensar las raíces del progresismo, que son el estado del bienestar y la extensión constante de los derechos”, aseguró.

Cambadélis señaló que el “triunfo incontestable” del partido de Macron, y la “derrota incuestionable” de la izquierda y “sin contestación” del PS debe abrir una reflexión. “Los franceses han elegido dar una oportunidad al presidente. Tiene todo el poder. Pero su triunfo esconde un lado artificial porque su imponente mayoría no refleja la realidad social del país”, dijo. Por su parte, el exprimer ministro Manuel Valls salvó su escaño por 139 votos, aunque su rival denunció irregularidades.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120