DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Tribuna abierta

La exitosa política económica del Gobierno del PP

Por Patxi Ortigosa Goñi - Miércoles, 30 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:08h

votos | ¡comenta!

BRUSELAS declaraba estos días que da por terminada la crisis económica en la Unión, una década después; toda una boutade. Si no, que se lo pregunten a los trabajadores de seguridad del aeropuerto del El Prat o al 40% de las familias españolas que no pueden ir de vacaciones o al 16% de familias que llegan al mes con bastantes apuros económicos. Los trabajadores del aeropuerto no entienden que estemos batiendo récords de llegada de turistas, este año se alcanzará la cifra de ochenta millones, y sin embargo, esa mejora del turismo no repercuta en su situación laboral. Este país es un país de precarios en remuneración salarial, temporalidad, externalizaciones, etcétera, que ha caracterizado los tiempos de crisis y continúa con los actuales tiempos de recuperación de manera estructural, afectando a todos los sectores de la economía española. La precarización laboral y salarial ha sido la salida fácil, elegida desde hace unos años por este Gobierno del señor Rajoy para salir de la crisis, sin importarle las implicaciones sociales y demográficas a más largo plazo de este modelo de crecimiento, como la viabilidad de las pensiones, dilapidando el fondo de ahorro de las mismas. Es la otra cara de la prosperidad, tan verdadera como que la economía está creciendo a un 3,1% interanual , que han pasado quince trimestres seguidos o que el paro -siendo el más alto de Europa- exceptuando a Grecia se ha reducido casi diez puntos desde sus cuotas más altas -otra cosa son los contratos que se firman-, pero esto demuestra que la mejora de la economía ha beneficiado a unos pocos, las clases privilegiadas y adineradas, a costa del sacrificio de una mayoría, clases medias y trabajadores. Sin duda alguna hay que repartir más y mejor los frutos de la recuperación, empezando por los salarios.

La economía vuelve al nivel de precrisis, no los sueldos ni el empleo (dos millones menos) ni la recaudación de algunos impuestos. De esta forma, la recaudación por rendimientos al trabajo se ha recuperado; el IRPF cosechó 75.242 millones en 2016 frente a los 72.614 de 2007; el IVA, también, así se recaudó en 2016 la cantidad de 62.845 millones de euros por los 55.851 de 2007; por el contrario, el impuesto de sociedades que grava los beneficios de las empresas no se recupera y se recauda la mitad. Así, en 2016, dicha cifra ascendió a 21.678 millones de euros frente a los 44.823 millones recaudados en el año 2007; dato bastante elocuente y más teniendo en cuenta la bonanza económica, que según el Gobierno, disfrutamos.

La distribución entre los salarios de los trabajadores se está polarizando. “Cada vez hay menos asalariados medios y más personas con sueldos bajos”, argumenta Marcel Jensen, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid e investigador de Fedea. Antes de la crisis, ganar 1.000 euros era considerado un salario bajo, pero ahora se trata de una meta a alcanzar para muchos empleados en España. “Es muy difícil llegar a fin de mes ganando 800 euros”, reconoció el presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, recientemente, en una entrevista a la Cadena Ser en la que escuchó el testimonio de un español. Los últimos datos publicados por la Agencia Tributaria reflejan que el 40% de los contribuyentes del impuesto no llegaron a ganar 12.000 euros en la declaración presentada en 2016.

La mejora de la economía ha beneficiado a unos pocos, las clases privilegiadas y adineradas, a costa del sacrificio de una mayoría, clases medias y trabajadores

Parodiando el título de una película de los hermanos Cohen, No es país para viejos, se puede decir que España no es un país para jóvenes. Sometidos a una alta temporalidad y magros salarios, solo los afortunados encuentran un trabajo -recordar que uno de cada dos jóvenes está en el paro-. El título de una película de antaño protagonizada por Alfredo Landa, Vente a Alemania, Pepe, de 1971, tiene plena actualidad; la emigración ha sido y es una salida, demasiado frecuente para este colectivo, tan castigado por la crisis. Así el 93% de las contrataciones a menores de 30 años son temporales y un 39% de los jóvenes se encuentran debajo del umbral de la pobreza, según el Observatorio de la Emancipación. Uno de cada cuatro contratos que se firmaron en el pasado mes de julio tenía una duración menor a una semana. ¡Qué futuro les aguarda!

El Gobierno del Partido Popular es un gobierno para los ricos y pudientes. Recordar aquí la amnistía fiscal del señor Montoro del año 2012, en plena época de recortes de todo tipo, que ha permitido que los afectados solo tuvieran que abonar el 3% del total de las cantidades defraudadas para quedar en regla con el fisco, sin necesidad de pagar intereses de demora, ni recargos adicionales por no haber liquidado cuando les correspondía. Por no hablar de casos de corrupción, como el del exvicepresidente, el señor Rodrigo Rato. Hay que señalar que el número de millonarios españoles aumentó el año pasado en España más que en cualquier otro país de Europa. Desde que estalló la crisis financiera en 2008, el número de millonarios españoles se ha incrementado en un 50%.

La inversión en investigación y desarrollo cae un 10% desde 2008 mientras que en la Unión aumenta un 25, a pesar de la tan cacareada recuperación. De acuerdo con las cifras de Eurostat, España es uno de los cinco países de la Unión que todavía no gasta más que en el año 2008. Y peor aún: ha reducido su inversión desde ese año un 10%. Señor Rajoy, sin despreciar a los camareros, ¿quiere que sigamos siendo un país de camareros y empleos de poca capacitación técnica, entonces qué hacemos con nuestro técnicos y titulados universitarios?

Desgraciadamente, continúa siendo válido aquel chiste que desde hace tiempo circulaba por el imaginario popular, sobre la dificultad de vivir de la investigación en este país; que decía que estaban hablando tres investigadores, en una convención, uno alemán, otro francés, otro inglés, se acerca otro investigador español y les pregunta: ¿qué van a tomar los señores?

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120