DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales. Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
rajoy aplica el artículo 155

Rajoy pulveriza el autogobierno catalán

Cesará al president y a sus consellers, tendrá capacidad de veto sobre las iniciativas del Parlament, y asumirá el control de TV3
Podría cesar a Trapero para que la policía no tenga “adscripción política”

Míriam Vázquez - Domingo, 22 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

votos | ¡comenta!
Masiva manifestación en Barcelona contra las medidas del Gobierno español VER VÍDEO Reproducir img

(Youtube (Euronews))

Galería Noticia

Galería GALERÍA: Miles de personas protestan en Barcelona contra el 155

  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

bilbao - Mariano Rajoy pulsó ayer el botón nuclear para volar por los aires el autogobierno catalán en su intento de contener el proceso independentista. El presidente español forzará el cese del president Puigdemont y de todos sus consellers, mermará las competencias del Parlament y tendrá derecho de veto sobre sus iniciativas, y asumirá el control de TV3 y Catalunya Ràdio para garantizar una información “veraz”. De momento, el major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, podrá seguir en su puesto, pero su futuro pende de un hilo porque la nueva autoridad estatal podrá promulgar los ceses que desee para garantizar una policía “sin adscripción política”. Esta situación de excepcionalidad se prolongará seis meses como máximo, y después se convocarán elecciones. Rajoy será el único facultado para hacerlo.

Rajoy compareció ayer ante la prensa para tomar una decisión sin precedentes desde la conformación del Estado de las Autonomías en 1978, un anuncio que fue visto como un exceso y un golpe de Estado en diversos ámbitos políticos. La decisión planteó dudas de constitucionalidad y legitimidad por eliminar de un plumazo a un gobierno elegido democráticamente y por restringir las competencias de un Parlament escogido en unas elecciones legales y con garantías. De ahora en adelante solo podrá votar leyes inocuas sobre montes o carreteras, según los ejemplos que puso la Moncloa, y no podrá dar pasos en el procés. Su decisión dinamita las opciones para lograr una salida dialogada al contencioso y agrava la tensión social. Todo apunta a que el control de los funcionarios catalanes y la televisión pública, además, se va a convertir en un polvorín por la contestación que puede recibir el Gobierno español por parte de los trabajadores.

Rajoy desveló el alcance con el que aplicará el artículo 155 de la Constitución y, aunque se había especulado con un uso medido y controlado de esa herramienta, en la práctica suspenderá totalmente la autonomía y tendrá plenos poderes para nombrar o cesar cargos y vetar las decisiones que le parezcan inconstitucionales. Los 170.000 funcionarios de la Administración catalana tendrán que seguir los dictados del Estado o responderán penal y patrimonialmente. El control de los Mossos d’Esquadra y de TV3 se prevé turbulento. El Consejo Profesional de TV3 denunció ayer el ataque “impúdico” a la libertad de expresión y seguirá manteniendo sus criterios informativos.

Puigdemont compareció a la noche para pedir al Parlament que aborde una respuesta la próxima semana. No aclaró si propondrá convocar unas elecciones para convertirlas en constituyentes, o si apostará por declarar la independencia, una segunda opción que tiene opciones de prosperar porque Junts pel Sí y la CUP ya estaban trabajando en ese terreno y la aplicación de 155 podría acelerar los trámites. El propio Puigdemont dijo esta semana que, si el Estado persistía en los vetos, el Parlament podría levantar la suspensión de la independencia, aunque ayer no lo citó. La duda radica en si el Govern se va a atrincherar reivindicándose como única autoridad legítima de manera que haya dos autoridades paralelas, algo que parece difícil de asumir por un Estado que prepara querellas y medidas de prisión provisional.

la decisión de rajoy El 155 será aprobado el próximo viernes por el Senado, donde el PP cuenta con mayoría absoluta y con el apoyo del PSOE y Ciudadanos. Para el Govern, es un agravio que se suma a las cargas policiales contra el referéndum del 1 de octubre y al recorte del Estatut por parte del Tribunal Constitucional. Rajoy anunció el cese del president Puigdemont, el vicepresident Junqueras y los doce consellers del Govern. Sus funciones las asumirán las autoridades que designe el Gobierno español. Rajoy dejó ver que se inclina por que los ministros desempeñen ese papel bajo la coordinación de Sáenz de Santamaría, aunque no se descarta un órgano colegiado que actuaría como un gobierno paralelo. Eso supondría que se redoblaran las acusaciones de “golpe de Estado” por encumbrar un gobierno no elegido en las urnas . Rajoy recurrió a los amplísimos poderes que le confiere el 155, que no fija ningún límite y le faculta a activar las medidas necesarias, aunque algunas de ellas fueron muy discutidas.

El cese de los consellers va a suponer también la salida de su personal de confianza. Los niveles más técnicos y las escalas inferiores del funcionariado catalán quedarán sujetos a las directrices de los ministerios. El Parlament verá mermadas sus competencias. La presidenta Carme Forcadell no podrá proponer un candidato a liderar el Govern ni promover una votación de investidura estos días como respuesta al 155, y las labores de control a la nueva autoridad estatal quedarán en manos del órgano que decida el Senado. Todas las iniciativas que se quieran someter a votación tendrán que pasar la criba del Gobierno español, que tendrá treinta días para vetarlas.

El acuerdo de intervención en Catalunya sienta un precedente muy preocupante para los nacionalistas. Los jeltzales reaccionaron con absoluta incredulidad y rechazo al comportamiento de Rajoy. En estas circunstancias, es previsible que el Gobierno español no pueda contar con el apoyo de los jeltzales a sus Presupuestos, y cabe esperar que Rajoy se desentienda de las negociaciones sobre las transferencias pendientes porque no podrá usarlas como moneda de cambio. Los socialistas, pese a sus discrepancias con la política económica de Rajoy, han cerrado filas con Moncloa a la hora de aplicar el 155. Se da la circunstancia de que el PNV gobierna en coalición con el PSE, pero esta diferencia entra dentro de sus discrepancias pactadas en materia de autogobierno y no se prevé una ruptura.


votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Estado

ir a Estado »

Últimas Noticias Multimedia

  • © Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120