DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
El sacacorchos

Nuestros muertos

Por Jon Mujika - Miércoles, 1 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

votos |¡comenta!

SI es posible, se debe hacer reír hasta a los muertos, dijo Leonardo da Vinci, aquel hombre sabio. Pero me temo que no están de humor para hacerle caso al genio. Más al contrario, encajan mejor aquellos versos de Pablo Neruda cuando decía aquello de: “Hay cementerios solos, / tumbas llenas de huesos sin sonido, / el corazón pasando un túnel / oscuro, oscuro, oscuro, / como un naufragio hacia adentro nos morimos (...)”. En días como el de hoy hay quien habla con sus muertos y quien los llora;hay vacíos llenos de recuerdos y hay nombres que se difuminan en la niebla de la memoria y poco a poco se van convirtiendo en alguien, en un sin nombre.

Hace no mucho tiempo leí que alguien tenía la intención de grabar en su lápida un epitafio singular, Wifi gratis, solo con la intención de que alguien se detuviese junto a su tumba. Por lo que se ve, hay quien tiene miedo a la soledad aun después de muerto. Y, lo que es más triste, fue el poeta romántico francés, Alphonse de Lamartine, quien nos dijo que a menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd.

Oímos estos días cómo honran a sus muertos en México, cómo los invocan y los respetan como si fuesen los señores de la casa. Un compatriota de ese pueblo sentido, Carlos Fuentes, tiene los que a mi juicio, son los versos más veraces en estos días, esos que dicen “Qué injusta, qué maldita, qué cabrona la muerte que no nos mata a nosotros sino a los que amamos”.

Hoy llevarán, llevaremos, flores frescas ante los cuerpos marchitos, como si con el gesto pudiésemos insuflarles vida, siquiera por contagios. Hoy pensarán, pensaremos, en aquella persona que ya no está, resucitándola en nuestra memoria, tomándonos con ella aquel café que quedó pendiente;hoy nos llamarán, llamaremos, para compartir ese recuerdo con otros. Y tanto da que sean ceniza o polvo, que sean un hatillo de huesos o ni siquiera eso. Son nuestros muertos, los que duelen.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120