DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
El sacacorchos

Cantinelas de aquí y allí

Por Jon Mujika - Sábado, 4 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

votos |¡comenta!

AÚN recuerdo una viñeta del viejo humorista gráfico Perich en la que se veía a dos tipo hablando en Egipto. Uno de ellos le decía al otro lo siguiente: “El porqué de la forma de las pirámides es muy simple: a medida que se iban construyendo, se acortaba el presupuesto, se acortaba el presupuesto...”. Viene a mi memoria la escena ahora que se anuncian los nuevos presupuestos para darle aire y vida al Bilbao de 2018. Como siempre que se reparte dinero a diestro y siniestro, nunca llueve a gusto de todos. Aquí han sido cicateros y allí han dado más de la cuenta;aquí falta lo esencial y allí se sufraga lo superfluo. Siempre se escucha la misma cantinela del aquí y el allí. Le escuché en cierta ocasión a Pablo Milanés que una persona tiene derecho a protestar y el Estado debe protegerle la vida, sea cual fuere la naturaleza de la protesta. Lo digo porque verán como caen las protestas, una tras otra.

No es fácil, lo sé. No es sencillo decidir a qué se dedica una partida y en dónde se ahorra. Es más, diría que es una de las encomiendas más complejas para un gobierno: usar el dinero de la manera menos dañina posible y más fructífera. Vistas las propuesta de presupuesto (leído rápido, la expresión parece un trabalenguas: “Propuesta de presupuesto”) resulta difícil señalar con el dedo a cuál de todos esos proyectos debieran quitar un euro. Tan complejo como revisar las tareas pendientes donde no alcanzan las arcas y no encontrar cuatro, cinco o seis asuntos al menos que se han quedado sin la merecida paga. Complace a todos y no complacerás a nadie, dijo Epícteto, aquel filósofo griego de la escuela estoica. A la hora de largar estas palabras sobre los dineros que han de gastarse, uno casi prefiere hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado, se discute demasiado, se habla demasiado. Así las cosas y ante el percal que se avecina, veo una única solución: que me lo den a mí. Se me ocurren tantas inversiones.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120