DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
El sacacorchos

La primera novia

Por Jon Mujika - Martes, 21 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

votos |¡comenta!
Columnista Jon Mujika

Galería Noticia

  • Columnista Jon Mujika

MI primera novia fue roja, tenía los brazos largos y siempre abiertos, se movía cadenciosa (uno no daba para más) y pesaba un quintal aunque estaba estilizada. Por aquel entonces no se estilaba la dieta de los metales. Creo recordar que la vi por primera vez de madrugada, espiándola a escondidas en la oscuridad e imaginándome no sé cuántas aventuras con ella, con miedo, durante el vistazo, a que me cazasen las autoridades. Caí rendido a sus pies como se cae en los amores de juventud. Fue verla y un escalofrío me recorrió la espalda, algo físico. Jamás había sentido algo así y todas las hormonas se me alborotaron.

A la mañana siguiente ya era mía. Recuerdo bien que salimos de paseo. Yo vestía a juego con ella: unos pantalones rojos acampanados (disculpen la hortería,era la moda del momento) y en casa, a regañadientes, me dejaron salir agarrándola de la mano. “Ten cuidado y no te roces con ella”, dijo mi madre. Yo iba henchido con un pavo y apenas crucé el portal había olvidado los consejos. En seguida me puse a cien y, de repente, ¡zas!, un revolcón de tomo y lomo y los pantalones destrozados. Con ella aún en el suelo pensé: cuánto voy a disfrutar contigo pese a la mala vida que me aguarda con este romance primerizo. Tengo que aprender a no precipitarme, a no calentarme cada vez que la monto.

Mi primera novia era un punto cochina: día sí, día también, casi siempre iba sucia pese a que me gustaba meterme con ella bajo el chorro de la manguera. ¡Qué gritos pegaba!

Tras los primeros días de soledad comenzamos a salir en parejas, en tríos, en multitud. Cada uno iba con la suya y, pese a regulares intercambios, era jodido estar con otra. Uno se había hecho a sus meneos. La primera novia se apellidaba Orbea y era una bicicleta.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120