DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Rojo sobre blanco

El colorido del clásico

Por José L. Artetxe - Lunes, 4 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

votos |¡comenta!
Columnista Jose Luis Artetxe

Galería Noticia

  • Columnista Jose Luis Artetxe

EL Athletic de toda la vida fue el que jugó el sábado, en opinión de Ziganda. Y el repaso de la alineación no solo le da la razón sino que explica que el equipo se comportase en San Mamés como siempre que ha tenido delante a su enemigo por antonomasia. Objetivamente, hace tiempo que dejó de ser un rival directo, dado que habita en un escalón inaccesible, pero continúa siendo el rival favorito porque su sola presencia activa las mejores virtudes del Athletic, condensadas todas ellas en un ferviente deseo de ganar.

De Marcos, Etxeita, Iturraspe, Rico y Susaeta, formaron de salida, junto a otros clásicos como Aduriz o Balenziaga y un veterano llamado Raúl García. Quizá ello explique el comportamiento colectivo en un día que, al margen de las connotaciones apuntadas, había cobrado una trascendencia superior. Habría que retroceder meses, a lo mejor años, para hallar un once donde coincidiesen los cinco hombres citados al principio del párrafo. Su presencia supone un cambio radical de la fisonomía con que el Athletic ha afrontado la inmensa mayoría de las jornadas del campeonato de liga. Salvo en Riazor, donde del mencionado quinteto solo faltó Etxeita, el Athletic había utilizado habitualmente un bloque donde apenas asomaban de vez en cuando Susaeta e Iturraspe, aunque también es cierto que De Marcos se ha pasado tres meses de baja.

Habría que retroceder meses, quizá años, para hallar en el once a De Marcos, Etxeita, Iturraspe, Rico y Susaeta

El dato ahí queda, para que cada cual extraiga las conclusiones que considere oportunas. A uno se le ocurre por ejemplo que cuando menos resulta curioso que se dé por amortizada la plantilla o se estime que carece de nivel para cumplir los objetivos deportivos porque encima el club no ha fichado en los dos últimos veranos. Visto lo visto, más bien parece que el auténtico problema radicaba en la gestión del grupo, en el reparto de responsabilidades. En el momento más crítico para la figura del entrenador, este ha recurrido a la vieja guardia y esta le responde emulando la versión del Athletic de toda la vida.

La segunda reflexión interesante de Ziganda versó sobre dónde estuvo la gran diferencia para entender que un Athletic que generaba serias dudas plantase cara al Madrid. No en la actitud, subrayó, sino en lo bien que había defendido. Una observación a suscribir, como la anterior. En efecto, el equipo concedió menos que nunca, para lo cual tuvo que desplegar un enorme esfuerzo de concentración y contundencia. No existe otro modo de contrarrestar el hambre de gol de un elenco de atacantes de primer orden. El Madrid no remató directamente ninguno de los balones parados, córners o faltas, de que dispuso. El detalle es muy elocuente.

El clásico contó con más elementos que merecen un análisis. Ziganda era el saco de los golpes, de hecho se le sentenció a pasar un examen que debía determinar su futuro, y para algunos continuará desempeñando ese rol porque cebarse en él equivale a poner en cuestión al presidente, destinatario último de una operación en la que no se privó de colaborar la prensa madrileña justificando que Florentino, el pobre, no viaje a San Mamés para eludir cruzarse con Urrutia, el malo. En la capital del reino también aprovecharon la ocasión para alimentar el morbo en torno a Arrizabalaga. La típica campaña de desestabilización amparada en el todo vale que halló su eco en un entorno más próximo. Cuando se afirma que el Athletic molesta porque es y quiere seguir siendo diferente, no se falta a la verdad. Así ha sido toda la vida.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Rojo sobre blanco

ir a Rojo sobre blanco »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120