DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
críticas de cine

‘The Florida project’: diversión en la cuneta

La película retrata la crisis económica a través de la mirada ingenua de un niño

Un reportaje de Jon Caballé - Viernes, 9 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:00h

votos |¡comenta!
The Florida ProjectVER VÍDEOReproducir img

Moonee sueña con ir a Disneylandia, pero lo más cerca que ha estado es el motel barato a las afueras de Orlando (Florida).

Galería Noticia

  • The Florida ProjectReproducir
  • El cartel de la película The Florida Project.

Una niña y sus amigos pasan el verano en un motel cercano a Disneyworld, sin dinero para ir al parque

La ciudad de Orlando, situada en Florida (Estados Unidos), es uno de los puntos turísticos más frecuentados como centro de diversión debido a sus números parques temáticos. Las atracciones de los parques como Universal, los Simpsons, Harry Potter o Disneyworld reciben millones de visitas al año, mientras quienes viven alrededor tratan de sacar tajada y se buscan la vida con la venta de merchandising falso, alquiler de habitaciones en moteles baratos de carretera... Pero, ¿qué pasa con los niños que viven de forma indefinida en estos moteles, sin dinero para pagarse esa diversión en forma de entrada para un parque de atracciones?

Arrastrados por la crisis económica, son muchos los que a lo largo de Estados Unidos han convertido estos moteles baratos en su último refugio, cuando ya no pueden asegurarse una residencia permanente. Un grupo invisible del que casi el 41% son familias que luchan por salir adelante desde estos moteles, incluidos los de Orlando, esa ciudad donde los sueños se hacen realidad, pero solo para algunos.

Estas vidas anónimas, a las puertas de parques que prometen magia, están retratadas enThe Florida Project, el último largometraje de Sean Baker y Chris Bergoch -Tangerine (2015), Starlet (2012)-. La pareja de cineastas ha escrito un guion, a partir de retazos de historias reales, en el que Moonee, una niña de seis años, y su particular grupo de amigos pasarán un verano muy especial, mientras a su alrededor los adultos viven tiempos complicados.

Porque aunque Moonee sueña con ir a Disneyworld, lo más cerca que ha estado es el motel barato a las afueras de Orlando en el que vive con su madre Halley, de 22 años. Y lo más parecido que Moonee tiene a un padre es Bobby, el gerente del motel, un hombre que se burla de las payasadas de los niños. Halley ha perdido su trabajo, pero cuando otra niña de la misma edad que Moonee se muda al motel de al lado, el verano se convierte en una aventura inolvidable.

Sobre el origen de The Florida Project, el director Chris Bergoch desvela que el proyecto surgió cuando ayudaba a su madre con una mudanza y recorría la US Highway 192, una de las principales carreteras que conducen a Walt Disney World Resort: “Los moteles están a ambos lados de la carretera y recuerdo ver a niños jugando en las cunetas, a minutos del parque temático. Pronto percibí que en las propias puertas de Disney, las condiciones de vida no eran tan mágicas”. Y ahí encontró su historia.

viajes a orlandoCon el escenario ya elegido, la pareja de directores trabajó en el guion “siempre desde el punto de vista de un niño que, a pesar de no poder pagar un billete de parque temático, se divierte y vive aventuras”. Para poner cara y alma a su personaje protagonista, los cineastas viajaron varias veces a la zona de Orlando durante tres años, e incluso se alojaron en algunos de los moteles de la US 192. De ahí salieron muchas de las voces e historias que recoge la película.

Porque aunque The Florida Project muestra una de las caras de la crisis económica, lo hace desde el lado más amable e ingenuo que la mirada de un niño puede dar. “La situación económica no es más que el telón de fondo: lo importante son las aventuras de los niños”, apunta el director Sean Baker.

Así, la pandilla formada por Moonee -Brooklynn Kimberly-, Jancey -Valeria Cotto- y Scootey -Christopher Rivera- hará de las suyas alentados por Bobby -Willem Dafoe-, el dueño del motel, y sin que la madre de Moonee -Bria Vinaite- se preocupe en exceso. La cámara persigue a los niños en sus carreras, con una fotografía de Alex Zabé, que él mismo define como “un helado de arándanos con un toque agrio”.

Por último, la pareja de cineastas destaca la actuación de Dafoe -Asesinato en el Orient Express, La gran muralla- ya que “ha sabido mantener su dominio del arte mezclándose con caras nuevas y actores no profesionales”. Y esa naturalidad de debutar en pantalla por primera vez, queda plasmada en la película.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120