DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Bilbao Ría 2000, la herramienta que lideró la recuperación urbanística

La sociedad vasco-estatal es un ejemplo de cooperación interinstitucional que ha pilotado la construcción de múltiples espacios y servicio públicos

Alberto G. Alonso - Martes, 30 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 19:16h

Abandoibarra ha sido la perla de Bilbao Ría 2000. A la izquierda en 1996, en plena construcción del Guggenheim;a la derecha, en 2012, ya con el proyecto culminado.

Abandoibarra ha sido la perla de Bilbao Ría 2000. A la izquierda en 1996, en plena construcción del Guggenheim;a la derecha, en 2012, ya con el proyecto culminado. (Bilbao Ría 2000 )

Galería Noticia

  • Abandoibarra ha sido la perla de Bilbao Ría 2000. A la izquierda en 1996, en plena construcción del Guggenheim;a la derecha, en 2012, ya con el proyecto culminado.

BILBAO. Sin duda, Bilbao Ría 2000 es el instrumento que le gustaría manejar a cualquier político para actuar en su ciudad. Pero sería imposible. Alcanzar el consenso y la cooperación que han jalonado la trayectoria de la sociedad sería impensable desde un punto de vista personal.

Los logros obtenidos en más de dos décadas de actividad son la envidia del todo el mundo, literalmente. La sociedad ha pilotado la regeneración urbanística de Bilbao y Barakaldo desde la década de los noventa actuando en zonas depauperadas y abandonadas en la metrópoli posindustrial que había que revitalizar.

Un gran objetivo en el que se embarcaron en 1992 el Gobierno español y varias de sus sociedades públicas con terrenos en la metrópoli, así como las instituciones vascas en una relación de paridad accionarial. Uno de sus baluartes más valorados ha sido siempre la excelente relación de sus miembros a lo largo de los años. Una labor de trainera, de remar juntos, que ha superado la actividad personal de diferentes responsables, la presencia de prácticamente todos los partidos políticos en su consejo de administración y el trabajo de un equipo técnico que ha cambiado con los años.

Parecía que entrar en Bilbao Ría 2000 daba una pátina de buen rollo que llevaba a superar cualquier diferencia o problema. A ello se unió una fórmula financiera que ha funcionado a la perfección hasta la llegada de la crisis económica a finales de la década pasada.

Consistió en que instituciones y sociedades públicas pusieran de forma gratuita sus terrenos a disposición de la sociedad con el fin de que esta los gestionara para construir viviendas y con las plusvalías de la venta de los solares acometer actuaciones urbanísticas para la ciudad y sus habitantes. La consecuencia de todo ello lo disfrutan hoy decenas de miles de personas en las calles, parques y plazas creadas, miles de vecinos en las viviendas erigidas en nuevos barrios y millones de viajeros que cada año usan mejores transportes públicos y nuevas estaciones ferroviarias.

Intervenciones El listado de actuaciones principalmente salpica la capital vizcaina. El desarrollo de Abandoibarra, la zona ribereña flanqueada por el Museo Guggenheim y el Palacio Euskalduna, se ha convertido en el nuevo centro neurálgico de la ciudad tras desterrar tinglados portuarios y la playa de vías de mercancías de Renfe, y ocupar los desaparecidos astilleros de Euskalduna. Aunque su itinerario fue lento, el diseño urbanístico del afamado arquitecto César Pelli deja huella en todo el que lo disfruta y, sobre todo, con la guinda que supone contemplar la Torre Iberdrola. Ametzola fue otra de las intervenciones que liberó de viejos servicios ferroviarios una extensa zona del sur de Bilbao y la convirtió en un gran parque que ha unido el Ensanche con los barrios periféricos de Irala y Rekalde.

La sociedad también ha reordenando el sistema ferroviario, que antes llenaba de trincheras la ciudad y ahora ha quedado oculto bajo tierra generando un nuevo tejido urbano y espacio para los ciudadanos. Los tajos más importantes fueron la construcción de la Variante Sur Ferroviaria, que retiró las vías de la margen izquierda de la ría y sirvió para coser el gran foso que recorría antes la avenida del Ferrocarril. Basurto fue otro barrio beneficiado con el soterramiento de la línea de la antigua Feve con una nueva parada frente al hospital. Otras actuaciones ferroviarias fueron la creación de las estaciones de Ametzola, La Peña y Zabalburu, entre otras.

Barakaldo y la Operación Galindo es otro de los tableros donde Ría 2000 ejerce su experiencia desde 1998. El objetivo ha sido acercar la localidad al frente de agua de la ría, con la recuperación de más de 600.000 metros cuadrados ocupados antaño por la industria siderúrgica. Es el ensanche de Barakaldo, donde ya se ha construido una parte de las viviendas previstas y donde se ubican edificios de actividades económicas, el nuevo polideportivo y el campo de fútbol de Lasesarre, así como diversos parques que ocuparán la mitad del espacio cuando concluya la intervención.

Basauri es otro de los municipios donde Ría 2000 quiere actuar para recuperar otra gran parcela llena de vías en el centro urbano. Una iniciativa que ha quedado en barbecho tanto por diferencias con el Ayuntamiento como por la recesión económica.

Una crisis que estuvo a punto de dar la puntilla a la sociedad ya que, debido a la falta de ingresos vía plusvalías por caerse el mercado inmobiliario, Ría 2000 tuvo que endeudarse para finalizar sus proyectos en construcción. Fue el momento de más disensión entre sus socios, pero finalmente se recondujo la situación y la idea de disolución de la entidad no ha vuelto a aparecer.

Y por delante, ¿qué queda? Pues poco tajo. Terminar de vender los solares que quedan en la zona de Galindo de Barakaldo y acometer su correspondiente urbanización y sacar al mercado la última parcela que resta para culminar la Operación Garellano y sus cinco rascacielos que marcan el horizonte de la villa.

De todas formas, puede que las tornas cambien. La futura construcción de la estación ferroviaria de Abando para acoger el tren de alta velocidad es una labor que encajaría a la perfección en la dinámica de trabajo de una entidad que este año cumple 25 años de existencia.

Habría que plantear algún cambio en su accionariado pero son varias las instituciones vascas que propugnan que Ría 2000 sea el instrumento para acometer este magno proyecto urbanístico.

Razones no faltan. En su seno se encuentran todas las instituciones que tienen que ver con el proyecto. Su filosofía encaja a la perfección con la iniciativa que pretende gestionar la venta de parcelas que se generarán con el soterramiento de la estación para financiar parte de los trabajos. Y finalmente, tiene la experiencia contrastada para asumir un gran reto que se desarrollará en el horizonte mínimo de la próxima década, para construir la estación, y otros cinco posteriores para urbanizar la gran parcela de 100.000 metros cuadrados que surgirá por encima.

Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120