DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Chernobil y Fukushima, dos de los mayores desastres

Los accidentes en sus plantas nucleares ocurridos en 1986 y 2011 estremecieron al mundo con consecuencias aún imprevisibles

J. GARCÍA - Martes, 6 de Junio de 2017 - Actualizado a las 19:27h

La ciudad japonesa de Kamaishi arrasada tras el tsunami.

La ciudad japonesa de Kamaishi arrasada tras el tsunami. (AFP)

Galería Noticia

  • La ciudad japonesa de Kamaishi arrasada tras el tsunami.

BILBAO. El sábado 26 de abril de 1986 en la central nuclear de Chernobil, situada a 3 kilómetros de la ciudad de Pripyat, en Ucrania, se desarrollaba una prueba en la que se simulaba un corte de suministro eléctrico. Sin embargo, un aumento súbito de potencia en el reactor 4 de la central produjo el sobrecalentamiento del núcleo del reactor nuclear, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior. Se calcula que los materiales radiactivos y/o tóxicos expulsados fue unas 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945. La explosión causó directamente la muerte de 31 personas y forzó al gobierno de la Unión Soviética a la evacuación repentina de 116.000 personas provocando una alarma internacional al detectarse radiactividad en, al menos, 13 países de Europa central y oriental.

Fue el primer gran desastre nuclear, pero no fue el único. El 11 de marzo de 2011 un terremoto de 9.0 en la escala Richter acompañada de un tsunami con olas de hasta 40,5 metros, en lo que fue el cuarto más potente del mundo de todos los terremotos medidos hasta la fecha, provocó un accidente nuclear en la central de Fukushima. Como consecuencia de los daños ocasionados por el tsunami y el terremoto, se registraron explosiones en los edificios que albergan los reactores nucleares, fallos en los sistemas de refrigeración, triple fusión del núcleo y liberación de radiación al exterior. La ausencia de un muro de contención adecuado para los tsunamis de más de 38 metros permitió que el maremoto penetrase sin oposición alguna. Cientos de miles de personas residentes a 30 kilómetros de la central tuvieron que ser evacuadas y obligó a revisar las medidas de seguridad de todas las centrales nucleares.

Herramientas de Contenido


Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120