DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El Athletic, una superación continua

Los alirones de los 80, años de sequía y lucha, las finales perdidas o la Supercopa marcan cuatro décadas de pasión

ARKAITZ ARAMENDIA - Martes, 6 de Junio de 2017 - Actualizado a las 20:26h

Deia: 40 años informando sobre DeportesVER VÍDEOReproducir img

UN diario histórico para un territorio lleno de historia, para un país único. DEIA celebra su 40 aniversario con todos sus lectores. La memoria de Bizkaia en cuatro décadas y los acontecimientos más significativos que marcaron la historia de Euskadi y del mundo en un repaso a la evolución palpitante de un territorio que sigue mirando al futuro así como el modo en que este diario, siempre bajo el santo y seña de Gure lurraren deia, lo narró desde su nacimiento en 1977 en un contexto de fuerte demanda de prensa libre tras el silencio informativo de la dictadura.

De cómo contó la construcción de Bizkaia desde el fuego de los Altos Hornos hasta convertirse en un lugar de fuerte impronta turística, de urbanismo cosmopolita, con las infraestructuras o los nuevos barrios hasta sucesos de fuerte impacto como la explosión de Ortuella, las inundaciones de Bilbao o el accidente del Monte Oiz.

(DEIA)

Galería Noticia

  • Deia: 40 años informando sobre DeportesReproducir
  • La última vez que salió la Gabarra, en 1984.

BILBAO. Cuatro décadas dan para mucho en el fútbol. También, por ende, en el Athletic, que a punto estuvo de hacer historia en el año en el que DEIA vio la luz. Corría la temporada 1976-77 y los rojiblancos, comandados por Koldo Agirre, se quedaron a milímetros de la gloria. Fue el excitante y no menos doloroso curso en el que los leones alcanzaron las finales de Copa y UEFA, sufriendo, por desgracia, un doble varapalo que apenas empañó una campaña de altos vuelos.

La Juventus, en la extinta Copa de la UEFA, por el valor doble de los goles marcados fuera;y el Betis, en el torneo copero, tras una maratoniana y fatídica tanda de penaltis, se encargaron de enterrar la sed de éxito de un equipo y de una afición que esperaron seis años para resarcirse. El decisivo penalti errado por José Ángel Iribar frente al conjunto verdiblanco no fue sino el punto de partida en la titánica búsqueda de nuevos éxitos, los cuales se hicieron realidad de la mano de Javier Clemente, cuya irrupción como entrenador asoma como uno de los principales acontecimientos que han marcado las cuatro últimas décadas en el ámbito rojiblanco. Tanto es así que el de Barakaldo, en su segundo año al frente del Athletic, en la temporada 1982-83, convirtió a sus hombres en campeones de liga. Aquel equipo, con futbolistas de la talla de Andoni Zubizarreta, Estanislao Argote, Dani Ruiz Bazán o Manu Sarabia, entre otros, logró un año después superarse a sí mismo firmando un brillante doblete de liga y Copa.

El Barcelona de Diego Maradona, en la final del torneo del K.O. disputada en el Santiago Bernabéu y que pasó también a la historia por la tangana formada al término del partido por el mal perder del astro argentino, mordió el polvo ante unos leones con los colmillos afilados. Sin embargo, a la final de Copa perdida en 1985 contra el Atlético por 1-2 le siguió en el tiempo la destitución de Clemente en enero de 1986 como consecuencia de la crisis interna y externa provocada por la polémica surgida entre el técnico y Sarabia.

Al término del curso 1985-86, hombres de vital importancia como Zubizarreta, Julio Salinas y Dani, el tercer máximo artillero en la historia del club con 199 goles, dejaron de formar parte de una plantilla que acusó tamañas ausencias. Arrancó entonces una nueva etapa, sin apenas rastro del último Athletic campeón. Emergieron cachorros como Genar Andrinua, Rafa Alkorta, Ander Garitano y Josu Urrutia, aire fresco para un equipo con aisladas clasificaciones europeas bajo la batuta de Howard Kendall (1988-89) y Jupp Heynckes (1994-95), quedándose lejos de dar continuidad a los títulos de los ochenta. Para entonces, sin embargo, ya había surgido la figura de Julen Guerrero, promocionado desde el Bilbao Athletic en 1992 junto a Juanjo Valencia y Carlos García. Su fabulosa puesta en escena realimentó a un bloque de futbolistas que, pese a todo, firmó la hasta entonces peor clasificación liguera en el curso 1995-96, en el que los bilbainos, tras el sonado fichaje de Joseba Etxeberria, fueron decimoquintos con el serbio Dragoslav Stepanovic como entrenador.

LA LEY BOSMAN En 1995 se firmó además una sentencia que marcaría el futuro del fútbol a nivel mundial: la denominada Ley Bosman. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, tras una denuncia del futbolista belga Jean-Marc Bosman a la UEFA por considerar que las normas de traspaso de la federación belga habían impedido su fichaje por un club francés, concluyó que eran ilegales las restricciones de jugadores extranjeros en los clubes de fútbol, al entender tal hecho contrario al derecho europeo.

La oportunidad de abrirse al mundo en busca de nuevos jugadores multiplicó la dificultad del Athletic para sumar nuevos títulos, pero la filosofía se mantuvo firme. El premio llegaría tres años después, coincidiendo con el centenario del club. Fue entonces, con Luis Fernández en el banquillo, cuando el conjunto rojiblanco se proclamó subcampeón de liga, obteniendo así un billete para disputar la Champions League. El Athletic no superó la fase de grupos del torneo, pero lo logrado volvió a poner de manifiesto la fuerza de una manera única de ser y de mirar al mundo.

Orgullosos los unos de los otros, jugadores y aficionados enfilaron una nueva etapa de transición con la entrada del siglo XXI, con fatídicos acontecimientos como la suspensión de Carlos Gurpegi por un más que controvertido caso de dopaje en septiembre de 2002;el no menos polémico fichaje de Iban Zubiaurre con la posterior demanda de la Real al Athletic y la dimisión del entonces presidente Fernando Lamikiz en 2006;y, sobre todo, el fallecimiento del presidente Javier Uria en 2003 a causa de un cáncer de garganta. En el terreno deportivo, las semifinales de Copa disputadas en 2002 -año en el que se creó el Athletic femenino, ganador de tres ligas consecutivas- y 2005, así como la clasificación para la Copa de la UEFA en 2004 bajo las órdenes de Ernesto Valverde fueron lo más reseñable, incluida la histórica goleada europea endosada al Standard de Lieja por 1-7 en diciembre de 2004. Después, en las temporadas 2005-06 y 2006-07, esta última con Ana Urquijo como primera presidenta en la historia del club, llegaría el denominado bienio negro, en el que el Athletic sufrió de lo lindo para mantener la categoría, especialmente en el último curso, en el que libró el descenso en la última jornada tras vencer al Levante en un partido histórico.

Fue tras la llegada de Joaquín Caparrós en el verano de 2007 y con la consolidación de jugadores como Andoni Iraola, Javi Martínez o Fernando Llorente, cuando los leones volvieron a rugir con fuerza. En 2009, 24 años después, el Athletic volvió a alcanzar una final de Copa en la que el Barcelona se convertiría en verdugo, al igual que en 2012, cuando los rojiblancos, con Marcelo Bielsa, cayeron ante el cuadro culé en una nueva final copera y ante el Atlético en la lucha final por el título de la Europa League.

Ocurrió entonces lo mismo que en 1977, pero el retorno de Valverde tras la despedida del viejo San Mamés y el traslado al nuevo campo sirvió para dar continuidad a un proyecto ganador que, con Urrutia en la presidencia, se consolidó con un nuevo pasaporte para la Champions al término del curso 2013-14.

El éxtasis llegaría con el título de la Supercopa en el verano de 2015 a costa del Barcelona, verdugo solo tres meses antes en otra final de Copa. 31 años después, el Athletic, con Europa como hábito, volvió a verse campeón, haciendo gala de su innata fortaleza en un continuo ejercicio de superación.


Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120