DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El azote del paro, un golpe con heridas todavía sin curar

Euskadi rozó los 180.000 desempleados en 2013, más del 17%, y tras cuatro años de descensos continúa por encima de los niveles anteriores a la crisis

ADRIÁN LEGASA - Martes, 6 de Junio de 2017 - Actualizado a las 20:12h

Cola del paro en una oficina de Bilbao.

Cola del paro en una oficina de Bilbao. (EFE)

Galería Noticia

  • Cola del paro en una oficina de Bilbao.

BILBAO. Ha sido la cara más amarga de la larga crisis económica. Los despidos y la falta de empleo han engordado la cola del paro hasta niveles inéditos desde finales de los años noventa. La reactivación económica ha permitido suavizar las cifras, pero Euskadi aun sufre las consecuencias sociales de las abultadas tasas de paro registradas entre 2013 y 2014 y que llegaron a superar el 17% con 180.000 personas sin trabajo. El objetivo del Gobierno vasco es situar el porcentaje, ahora en torno al 11,5%, por debajo del 10% antes del fin de la legislatura en 2020.

El acelerón económico hace pensar incluso que ese objetivo puede llegar antes. A expensas de cómo puedan incidir en Europa y en Euskadi las tensiones y los grandes cambios que se viven a nivel mundial, la tasa de paro ya está, según Eustat, por debajo del cálculo previsto por Lakua para finales del año que viene. Sin duda una buena señal, aunque el Ejecutivo prefiere apostar por la cautela y mantiene ese horizonte de 2020 para lograr una tasa de un solo dígito y regresar al nivel de 2007.

Euskadi llegó a registrar un volumen de paro del 25% en la crisis industrial de los noventa, en la que incluso se llegó a superar la cota de la década anterior. El pico de desempleo en esta última crisis ha sido bastante más bajo, con un máximo de 179.341 personas sin trabajo inscritas en Lanbide alcanzado en marzo de 2013. Según la serie histórica del INE, en los años noventa la CAV llegó a contar con más de 220.000 desempleados.

La recuperación ha tenido fases, y la curva del paro no siempre ha sido descendente. Desde ese máximo de marzo de 2013 se combinan importantes caídas en los meses de primavera y verano con repuntes en el inicio del otoño y, sobre todo, en el mes de enero. Es el reflejo de los cambios que han generado las crisis en el modelo productivo vasco, con un pasado industrial y orientado ahora a las actividades de servicios, mucho más permeables a la estacionalidad. En todo caso, las comparativas interanuales no dejan lugar a dudas. En abril de este año había apuntados en Lanbide 137.000 parados, 42.000 menos que en abril de 2013.

La CAV ha consolidado en este inicio de 2017 el listón por encima de los 925.000 afiliados a la Seguridad Social, lo que supone situarse 60.000 cotizantes por encima del suelo de verano de 2013. Aun así, hay camino por recorrer para regresar a la situación anterior a la crisis, cuando el mercado laboral vasco rozaba el millón de trabajadores.

A medio camino entre lo más hondo del bache y la situación de casi pleno empleo de 2007, Euskadi encara ahora un segundo problema en el ámbito laboral como es la poca estabilidad de los contratos. El abuso del empleo a tiempo parcial, la temporalidad o los bajos salarios fuera de convenio son la otra cara de la recuperación. Una realidad denunciada por los agentes sociales y señalada también desde las instituciones vascas, que han anunciado medidas para procurar que el mercado de trabajo pase de forma definitiva la página de la crisis.

Herramientas de Contenido


Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120