DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El drama sirio y la imagen que avergonzó a Europa

La cruenta guerra en Siria y la llegada de miles de refugiados constatan la incapacidad de la UE

J. GARCÍA - Martes, 6 de Junio de 2017 - Actualizado a las 19:14h

La fotografía de este niño sirio ahogado en una playa de Turquía dio la vuelta al mundo.

La fotografía de este niño sirio ahogado en una playa de Turquía dio la vuelta al mundo. (AFP)

Galería Noticia

  • La fotografía de este niño sirio ahogado en una playa de Turquía dio la vuelta al mundo.

BILBAO. Mohamed Bouazizi, un tunecino vendedor ambulante de frutas de 26 años, era detenido y maltratado por la Policía un 17 de diciembre de 2010 por no tener permiso para llevar ese negocio con el que alimentaba a su madre y a sus seis hermanos. El 4 de enero se quemaba a lo bonzo ante el Ayuntamiento de Sidi Bouzid. Era el detonante de lo que se denominó como la primavera árabe.

Túnez, Egipto, Libia, Yemen... las protestas terminaron derrocando a Ben Ali, Hosni Mubarak, Muamar al Gadafi o Ali Abdalá Saleh, pero la primavera árabe terminó fracasando y países como Libia y Siria viven inmersos desde entonces en una interminable guerra civil.

El caso más cruento es Siria. Desde el 15 de marzo de 2011, el país dirigido por Bashar al Asad se ha convertido en una guerra mundial de baja intensidad, ya que todas las potencias regionales se encuentran en el campo de batalla. Este enfrentamiento se ha convertido en uno de las conflictos más devastadoras de los últimos años. Además de acabar con la vida de más de 300.000 personas, la guerra ha desencadenado una crisis humanitaria con consecuencias nefastas y latentes en toda región y también en Europa.

Se calcula que de los 22 millones de habitantes que había en Siria antes del conflicto, más de la mitad han tenido que huir de sus hogares. Casi cinco millones de personas se encuentran en campos de refugiados de países vecinos, Turquía, Líbano o Jordania. En 2015, la crisis humanitaria se agudizó y tocó de lleno a Europa, que ha demostrado una gran incapacidad para hacer frente a una crisis humanitaria sin precedentes, provocada por los innumerables conflictos bélicos, además del hambre que asola al Cuerno de África.

Esta crisis de refugiados ha traído también consigo la muerte de miles de personas que han perdido la vida en su intento desesperado de llegar a la tierra soñada: Europa. “¡Qué vergüenza!”, ha repetido una y otra vez el Papa Francisco ante esa crisis, pero su grito de dolor ha caído en saco roto. Y eso que el 2 de septiembre de 2015, el mundo se estremecía al ver la imagen de Aylan Kurdi, un niño sirio de 3 años de edad muerto en una playa de Turquía cuando intentaba con su familia huir del horror de la guerra. Su familia había pagado cerca de 1.000 euros a los traficantes por cada una de las plazas en un bote que debía llegar a la isla griega de Kos. Aylan falleció en ese bote abarrotado donde nadie llevaba un chaleco salvavidas. Aylan murió junto a su hermano Galip, de 5 años, y junto a su madre. No ha sido el único caso sino han sido miles de Aylan los que han perdido la vida en ese intento de huir de la barbarie.


Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120