DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El nacimiento del banco más solvente del sistema

El bloqueo político obligó a aparcar siete años la fusión de las tres antiguas cajas de ahorro y la creación de Kutxabank

ASIER DÍEZ MON - Martes, 6 de Junio de 2017 - Actualizado a las 20:18h

Los presidentes de las tres fundaciones bancarias vascas y Gregorio Villabeitia.

Los presidentes de las tres fundaciones bancarias vascas y Gregorio Villabeitia. (OSKAR MARTÍNEZ)

Galería Noticia

  • Los presidentes de las tres fundaciones bancarias vascas y Gregorio Villabeitia.

BILBAO. Tras varios intentos frustrados por motivos más políticos que económicos, Kutxabank vio la luz en enero de 2012. Las tres cajas de ahorros de la CAV se transformaron en fundaciones bancarias y depositaron su negocio bancario y sus participaciones industriales en el banco que nacía. Desde entonces, BBK, Kutxa y Vital Kutxa se han centrado en su obra social, aunque siguen siendo los propietarios de la entidad financiera. El socio mayoritario es la antigua caja vizcaina, con un 57%, y sus dos compañeros en este viaje completan el 100% del capital.

De este modo, el banco no solo está arraigado a Euskadi por vocación, también lo está por el perfil de sus accionistas. Fuera de la CAV, al margen de la actividad que se genera en las oficinas del resto del Estado, CajaSur, comprada en 2010 por BBK, también forma parte del grupo.

El proyecto ya es una realidad y hoy en día Kutxabank es el líder en solvencia del sector financiero en el Estado. Además, en un contexto marcado por los tipos de interés negativos y el estrechamiento de los márgenes de negocio, el banco de las antiguas cajas de ahorro continúa mejorando gradualmente en aspectos como la actividad crediticia -tanto a familias como empresas-, ha completado su oferta en seguros y ha ampliado constantemente sus líneas de financiación a a la actividad productiva y a la exportación. Se ha puesto de manifiesto que la unión de las tres cajas era más necesaria de lo que dejaba entrever el bloqueo que durante años impidió que se formalizara la alianza.

El primer intento se produjo en 2005, con el esquema de fusión a tres. La operación se frustró por el rechazo del Partido Popular, que temía perder en el proceso su peso en la caja alavesa. Y se registró una fuerte oposición en los sectores más conservadores de Araba. Se tomó la decisión de “aparcar, pero no enterrar” la fusión a la espera de mejores tiempos. Tres años después, en 2008, y ante la persistencia del veto alavés, se exploró la posibilidad de una integración que solo afectara a BBK y Kutxa, pero las cuentas no salieron en Gipuzkoa -era necesario el apoyo de dos tercios de la asamblea-. Los cambios regulatorios forzados por la crisis pusieron alfombra roja para el nacimiento hace ahora cinco años de Kutxabank.

El banco se ha consolidado desde entonces y está logrando año a año superar sus resultados. Al mismo tiempo, se está avanzando en la transición en el modelo de negocio y en estos momentos un tercio de los clientes de Kutxabank solo utilizar el canal de internet y móvil para relacionarse con la entidad financiera. Se ha aprovechado con éxito las exigencias del regulador para crear el banco más solvente del sistema y al mismo tiempo se ha conseguido mantener la obra social de las antigas cajas de ahorro. 


Herramientas de Contenido


Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120