DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

El vuelo de una paloma moderna

Con más de 4,5 millones de viajeros, el aeropuerto de Bilbao ha sido una pieza imprescindible en el desarrollo económico y turístico

AITZIBER ATXUTEGI - Lunes, 5 de Junio de 2017 - Actualizado a las 17:37h

El antiguo aeropuerto de Sondika.

El antiguo aeropuerto de Sondika. (AENA, DEIA Y OSKAR MARTÍNEZ)

Galería Noticia

  • El antiguo aeropuerto de Sondika.

BILBAO. Para 1997, el viejo aeropuerto de Sondika no daba para más. Con 13 compañías aéreas -seis de ellas internacionales- operando en él y dos millones de viajeros anuales, era ya un importante eje de comunicación internacional. Pero se había quedado pequeño. Bilbao necesitaba con urgencia la puesta en marcha de la nueva terminal de La Paloma, que se inauguró el 19 de noviembre de 2000. El aeródromo ha resultado imprescindible en el desarrollo económico y turístico no solo de Bizkaia, sino de toda Euskadi, para ofrecer una conexión aérea a millones de personas cada año. Solo un dato: en 1997, la vetusta terminal de Sondika apenas había superado los dos millones de pasajeros, menos de la mitad de los 4,5 millones de viajeros que utilizan cada año hoy en día el aeródromo diseñado por Santiago Calatrava.

Aunque durante la Guerra Civil una primitiva pista de rodadura fue utilizado como base para actividades militares, no fue hasta el 19 de septiembre de 1948, tras ocho años de obras, cuando el aeropuerto de Sondika, llamado Carlos Haya en homenaje al piloto bilbaino, empieza a funcionar. Únicamente contaba con una línea regular entre Bilbao y Madrid, operada por Aviaco.

El aeropuerto fue ganando pasajeros, con la incorporación de nuevas líneas regulares que unieron la capital vizcaina con Oviedo, Santiago de Compostela, Barcelona, París, Londres o Frankfurt. Sin embargo, el salto cuantitativo más importante se produjo en 1990: ese año la terminal superó la barrera del millón de visitantes. “Sondika se ha quedado pequeño”, declaró su director en agosto, que anunciaba una nueva terminal para 1994. Siete años después, se superaban ya los dos millones y no había noticias del esperado nuevo aeródromo.

Aena encargó el diseño y la construcción de la nueva terminal al polémico arquitecto valenciano Santiago Calatrava. Se erigió casi enfrente de la antigua, en el área norte de las pistas y su forma exterior, que simula ser un ave emprendiendo el vuelo, le hizo valer el apodo de La Paloma. Aunque su diseño diáfano, de un blanco luminoso, y con el hormigón y el vidrio como materiales principales, hizo que se la considerara una de las más bonitas del mundo, su diseño no estuvo exento de polémicas, con problemas de goteras, deficiencias de accesibilidad o una zona de Llegadas a la intemperie en la lluviosa Bilbao.

Con más de 4,5 millones de viajeros anuales, 16 destinos estatales y 26 internacionales, el aeropuerto se acerca peligrosamente a los 5 millones de pasajeros para los que está diseñado y encara ya una próxima ampliación, trasladando a un edificio anexo sus oficinas.

Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120