DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Ibarretxe defiende su Plan en el Congreso

La propuesta del lehendakari para redactar un nuevo Estatuto que incluía el derecho a decidir chocó con la negativa de la Cámara Baja

IMANOL FRADUA - Martes, 6 de Junio de 2017 - Actualizado a las 17:19h

Ibarretxe acudió a exponer la Propuesta de Estatuto Político de la Comunidad de Euskadi al Congreso de los Diputados.

Ibarretxe acudió a exponer la Propuesta de Estatuto Político de la Comunidad de Euskadi al Congreso de los Diputados. (EFE)

Galería Noticia

  • Ibarretxe acudió a exponer la Propuesta de Estatuto Político de la Comunidad de Euskadi al Congreso de los Diputados.

BILBAO. Fue una foto histórica que no tuvo el efecto deseado. Su impacto, aún así, perdura en el tiempo. Se trata de la instantánea protagonizada por el lehendakari Ibarretxe cuando acudió al Congreso de los Diputados el 1 de febrero de 2005 a defender el Plan Ibarretxe. La proposición para un renovado Estatuto, que defendía la capacidad de que Euskadi decidiera libremente su futuro siendo un Estado de libre asociación con España, venía facultada por la mayoría absoluta lograda en el Parlamento Vasco. Fue tumbada en Madrid con los votos negativos de PSOE, PP, IU, Coalición Canaria y Chunta Aragonesista.

Ocho horas de intenso debate, en el que por vez primera se vio al máximo representante de una comunidad autónoma en el atril de oradores del Congreso, fueron suficientes para dejar sin efecto un plan gestado dos años antes para alcanzar un nuevo estatus jurídico-político para Euskadi. Ibarretxe lo presentó en sociedad en septiembre 2002, pero no fue hasta poco más de un año después cuando dio a conocer las líneas generales de su propuesta. Además de dotar a Euskadi de un marco competencial superior al del Estatuto de Gernika -poder judicial propio, entre otros-, incluía el reconocimiento a la existencia de un pueblo vasco con identidad propia, el derecho a decidir como instrumento y la posibilidad de que Iparralde y Nafarroa se pudieran sumar si sus ciudadanos así lo expresaban en una consulta. Ese derecho a decidir se materializaría formando un “estado libre asociado”.

Admitido a trámite en noviembre de 2003 en el hemiciclo de Gasteiz, ni siquiera pasó una semana para que el Gobierno español, pero también la Diputación alavesa liderada por el PP, presentaran recursos en el Tribunal Constitucional y el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. No consiguieron bloquear la discusión parlamentaria, que desembocó en una votación el 30 de diciembre de 2004 en la que el Parlamento Vasco se mostró a favor, gracias a los votos de PNV, EA, IU y tres de SA, la marca de entonces de la izquierda abertzale.

El lehendakari expuso bien pronto, apenas unos segundos después de subirse al estrado del Congreso dos meses después de lograr el placet del Parlamento Vasco, cual era la principal razón de su viaje a Madrid. “En representación del Parlamento Vasco he venido a las Cortes Generales españolas a defender el derecho del pueblo vasco a decidir su futuro. Este es el centro de debate”, proclamó apenas iniciar su alocución. Conocedor de que las posturas del PSOE, que en ese momento gobernaba bajo la batuta de José Luis Rodríguez Zapatero, y PP, con Mariano Rajoy a la cabeza, se oponían frontalmente al Plan Ibarretxe, recordó que el contencioso político Euskadi-España era anterior “a la dañina e inhumana” violencia de ETA, al igual que apeló a la cordialidad para alcanzar un punto de encuentro. La mayoría lograda en el Parlamento Vasco era un soplo de aire a favor que Zapatero y Rajoy pronto desdeñaron. El socialista zanjó cualquiera posibilidad de que Euskadi tuviera un nuevo estatus si se salía de los márgenes de la Constitución, mientras que el popular rechazó de plano negociar con quienes planteaban “el mayor desafío que ha sufrido la democracia española desde 1978”.

Las apelaciones al debate democrático de Ibarretxe en su turno de réplica no hicieron que PSOE y PP modificaran un ápice sus posturas. El camino emprendido “no tiene vuelta atrás y terminará en un momento determinado con una consulta democrática a la sociedad vasca”, resumió un lehendakari que, pese al portazo del Congreso, impulsó una consulta a celebrar el 25 de octubre de 2008 para canalizar su plan. La Justicia española, a expensas del Gobierno de Zapatero, dinamitó esa posibilidad.


Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120