DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
40º aniversario de deia

Imanol Pradales aboga por “mejorar la visibilidad internacional” de Bizkaia

El diputado foral de Desarrollo Económico vislumbra un futuro esperanzador, aunque “la tarea es ingente y compleja”

José Basurto - Martes, 6 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

El diputado foral Imanol Pradales, en un momento del acto en el que responde a las preguntas de las periodistas Sandra Atutxa y Aitziber Atxutegi. Fotos: Oskar Martínez

El diputado foral Imanol Pradales, en un momento del acto en el que responde a las preguntas de las periodistas Sandra Atutxa y Aitziber Atxutegi. (Foto: Oskar Martínez)

Galería Noticia

  • El diputado foral Imanol Pradales, en un momento del acto en el que responde a las preguntas de las periodistas Sandra Atutxa y Aitziber Atxutegi. Fotos: Oskar Martínez

Bilbao- El diputado foral de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, lanzó ayer un mensaje de optimismo respecto al futuro socioeconómico que le espera a Bizkaia en los próximos años. “La tarea es ingente y compleja, por lo que necesitamos de otras muchas manos”, advirtió durante la conferencia que pronunció en el salón de actos de La Bolsa de Bilbao dentro del ciclo que DEIA ha organizado con motivo de su 40 aniversario. El diputado foral resaltó que “las semillas para seguir construyendo Bizkaia son la competitividad, atractividad, profesionalidad y visibilidad”. Sobre este último aspecto dijo que “tenemos que lograr y mejorare la visibilidad internacional de Bizkaia”.

A pesar de que el título de la conferencia era Transformación y futuro de Bizkaia, Imanol Pradales no se aventuró a predecirlo porque “yo no tengo la bolita de cristal”. “Si la tuviera no estaría aquí”, advirtió. Lo que sí dijo a preguntas de Aitziber Atxutegi y Sandra Atutxa, periodistas de DEIA que presentaron y condujeron el acto, es que “no me gustaría que perdiésemos los valores y la forma de trabajar que nos han llevado a superar las dificultades de los últimos 40 años”. Se refirió principalmente al “trabajo y más trabajo, gracias al cual este país ha salido adelante”. Pero antes de ello, habló de la transformación que ha sufrido Bizkaia desde que DEIA salió a la calle en 1977. Como anécdota curiosa recordó que ese mismo año se aprobó la ley por la cual “mis aitas pudieron cambiar mi nombre oficialmente al de Imanol tras la censura legal de dos años atrás”. El panorama que dibujó sobre los primeros años tras la restauración democrática la definió en pocas palabras: “El país se caía a pedazos”. Recordó que “la inflación estaba desbocada (24,5%), el tejido industrial vasco daba síntomas inequívocos de un fuerte y rápido deterioro y la llamada crisis del petróleo golpeaba al conjunto de la economía mundial”. La primera transformación económica de Bizkaia, según dató, comenzó en 1983, el año de las inundaciones, con la nueva Diputación Foral de Bizkaia presidida por José Mari Makua y con la recuperación del Concierto Económico. Tampoco quiso olvidarse de que “la efervescencia de los proyectos de modernización” que se pusieron en marcha aquellos años “convivieron con la caída y desaparición de grandes grupos industriales como Altos Hornos, General Eléctrica, Unquinesa, Astilleros Euskalduna, Sefanitro...”. Todo ello hizo que la tasa de desempleo en Bizkaia marcase un récord en 1994 del 26%. “Y apenas bajó del 20% en toda la década de los noventa”, recordó el diputado foral. En la “segunda transformación” se apostó por “una economía innovadora basada en el conocimiento”. Así que los primeros años del nuevo milenio “destacaron por una favorable coyuntura económica que permitió disminuir drásticamente las tasas de desempleo hasta alcanzar prácticamente el pleno empleo el año 2007”. Sobre estos años destacó que “fruto del efecto Guggenheim descubrimos un inesperado sector de la actividad económica en Bizkaia, el turismo”. El territorio pasó de recibir unos 600.000 visitantes en 2003 a cerca de 1,5 millones el pasado año.

FuturoTras hacer la radiografía del turbulento pasado económico y social de Bizkaia de los últimos cuarenta años, el diputado foral puso la “mirada en el futuro”. “En mi opinión”, dijo, “afrontamos a corto plazo el reto del empleo”. El objetivo fundamental “al que deben encaminarse nuestros esfuerzos es recuperar los niveles de empleo precrisis y la lograr la calidad del mismo”. Sin olvidarse de esta prioridad, Imanol Pradales estableció “el foco para el futuro de Bizkaia en cuatro conceptos: competitividad, atractividad, profesionalidad y visibilidad”. Respecto a la competitividad, dijo que “nuestras fortalezas económicas siguen vinculadas a sectores como el automóvil, la energía, la aeronáutica, la logística, el transporte y los servicios avanzados”. El reto de futuro en estos sectores es, según el diputado foral, “posicionar nuestro tejido y oferta económica en aquellas áreas y mercados de mayor valor añadido. En cuanto a la “atractividad”, el responsable de Desarrollo Económico y Territorial de la Diputación, considera que “es necesario avanzar desde la cooperación público-privada en aspectos como la revitalizcación del nodo o hub financiero del que venimos hablando en los últimos meses”. En este sentido dijo que “la idea fundamental es generar las condiciones fiscales que permitan dirigir parte de los ahorros privados locales o externos hacia nuevos instrumentos de inversión a disposición del tejido empresarial”. Sobre la “profesionalidad” destacó que “el liderazgo institución, la colaboración público-privada y, especialmente, el capital humano que se ha desarrollado en Bizkaia durante las últimas décadas ha sido el ingrediente fundamental del éxito en la transformación económica”.

Y sobre el último “concepto”, el de la visibilidad, que puso el “foco” el diputado foral para establecer el futuro de Bizkaia, advirtió de que “uno de los retos permanentes pasa por mejorar nuestra visibilidad en el mundo y, especialmente, ante el mundo que nos interesa”. Según Pradales, “debemos dar un salto cualitativo y crear redes permanentes que conecten Bizkaia con los principales centros de oportunidad mundiales”. En este sentido recordó que han establecido “relaciones estables con Boston y su ecosistema innovador” y han buscado la “complicidad con algunos estados de norteamérica como Idaho o Nevada y varios países latinoamericanos como Chile, México y Colombia”. La visibilidad, según el diputado foral, “también pasa por utilizar inteligentemente nuestro sector turístico y la promoción de nuestra imagen en el mundo”. En este sentido, tampoco se olvidó de la gastronomía “que es probablemente la mejor herramienta diplomática con la que contamos, aprovechémosla”.

Imanol Pradales finalizó su intervención con el recordatorio de “dos principios rectores que no podemos perder de vista: el primero, no olvidar que el éxito del pasado no es garantía suficiente para lograr el éxito del futuro”. “Piensen en Detroit”, dijo, “cuna del automóvil ayer y cuna de la marginalidad norteamericana hoy”. Y el segundo principio rector: “No olvidar el orden que ha permitido alcanzar las actuales cotas de bienestar y calidad de vida en este país”. Para el diputado foral, queda mucho por hacer: “Un reto colectivo para una sinfonía inacabada. Katea ez da eten”.

Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120