DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

La revolución de la movilidad viaja en metro, tranvía y Bizkaibus

Los nuevos transportes públicos creados desde 1980 han generado unas conexiones de calidad

ALBERTO G. ALONSO - Lunes, 5 de Junio de 2017 - Actualizado a las 17:15h

El uso del metro en el primer fin de semana tras su inauguración superó todas las expectativas de usuarios e instituciones.

El uso del metro en el primer fin de semana tras su inauguración superó todas las expectativas de usuarios e instituciones. (R. ZARRABEITIA)

Galería Noticia

  • El uso del metro en el primer fin de semana tras su inauguración superó todas las expectativas de usuarios e instituciones.

BILBAO. Moverse es fundamental para los vizcainos, su economía y su ocio. Ir a trabajar, al colegio, a la universidad, a tomar unos vinos o disfrutar de una jornada en la playa depende de unos buenos modos de transporte público que en Bizkaia han evolucionado de manera espectacular en las últimas cuatro décadas.

El metro es el símbolo de ese crecimiento positivo, pero no hay que olvidar a Bizkaibus, el servicio de autobuses interurbanos dependiente de la Diputación, y al tranvía, que volvió a resurgir en la capital vizcaina. Tres modos de nueva generación y de gran aceptación que se vinieron a unir a otros servicios con más veteranía como las cercanías ferroviarias de Renfe, Feve y Euskotren, los tradicionales autobuses de dos pisos y los azulitos que recorrían Bilbao o el funi, que sube Artxanda desde hace un siglo.

Unos transportes que también se han reinventado con nuevas unidades, más servicios y estaciones y recorridos de estreno. Todo ello bajo el paraguas de un Consorcio de Transportes de Bizkaia, entidad financiada a partes iguales por el Gobierno vasco y la Diputación Foral, que tras su labor primigenia de impulsar y financiar la construcción también está procurando una integración tarifaria y de títulos en la que está trabajando.

Cuando en 1987 se iniciaron las obras del suburbano, nadie daba un duro por este transporte. Muchos críticos consideraban que Bilbao era una ciudad pequeña, que no lo necesitaba, una mirada obtusa que en ese momento no veía más allá e ignoraba que el transporte bajo tierra llegaría a vertebrar toda la metrópoli con su forma de Y, teniendo como extremos a Plentzia, Santurtzi y Basauri.

Más de 20 años después de aquella mítica inauguración del 11 del 11 a las 11.00 horas de 1995 nadie niega ese papel al metro, después de que haya culminado su construcción prevista inicialmente y una media de más de 80 millones de personas lo use anualmente.

Cada vez que se ha abierto un tramo de este transporte soterrado ha sido una fiesta en la localidad o barrio al que llegaba tanto en su línea 1 como en su integración por la comarca de Ezkerraldea. Una prueba de su bondad es que todos los municipios quieren sus fosteritos y si no fuera por la crisis económica que ha parado en seco los proyectos planificados podríamos estar hablando de una línea 5 que conectaría Basauri con el Hospital de Galdakao o una línea 4 que uniría Rekalde con Matiko.

Los últimos fosteritos en inaugurarse han sido los de la línea 3. Un trazado gestionado por Euskotren, que conecta Etxebarri con Matiko, llega hasta Sondika y que cuenta con la gran estación intermodal de Casco Viejo para conectar las líneas soterradas 1, 2 y 3.

Euskotren es también la compañía que devolvió el tranvía a las calles de Bilbao. Otro transporte vituperado en sus comienzos, se le llegó a llamar un tren para turistas, pero que ya ha superado su primera década en un excelente estado de salud, cada vez con más viajeros y alcanzando su desarrollo previsto entre La Casilla y Atxuri. Además cuenta con varios despliegues en cartera. Cerrar el anillo entre La Casilla y la plaza Circular, su conexión con la futura isla de Zorrotzaurre y la extensión hasta Etxebarri, ocupando el trazado que se libere con la retirada de Euskotren, son las tres ampliaciones más adelantadas.

Bizkaibus, el otro gran transporte que llega a más del 90% de la población del territorio, es también espina dorsal de la movilidad. En una evolución continua se ha convertido en la herramienta foral idónea para conectar las comarcas con la capital y sacar vehículos privados de las carreteras. Su último éxito, las líneas exprés sin paradas que unen las principales poblaciones con Bilbao a través de autovías, son la prueba de que, con buenos servicios y frecuencias, se puede dejar el coche en el garaje para los viajes habituales.

Bilbobus capilar Los recorridos cada vez más capilares de Bilbobus por todos los barrios de la villa han tenido las mismas consecuencias y el tráfico de coches ha descendido, también arrinconado por una cada vez mayor colonización de las zonas peatonales auspiciada por el Ayuntamiento. Una institución que, al igual que el resto de entidades públicas locales y estatales con competencias en transporte, tiene que desembolsar cada año millones de euros para sufragar el déficit financiero que implica prestar un servicio de este tipo. Una cuenta común que se sufraga con los impuestos de todos por un bien social y que todas las instituciones quieren rebajar.

Por ello, desde el Consorcio de Transportes se trabaja para una coordinación de los transportes que evite duplicidades de líneas y procure una gestión unificada del conjunto de modos.

De momento, la unificación de billetes y tarifas ha dado sus frutos en los últimos tres años. Primero el creditrans;luego, la barik;hace dos meses, los títulos únicos en vigor, coincidiendo con el estreno de la línea 3... todos son pasos para obtener el escenario tarifario ideal. Es decir, que un viajero para ir de un punto a otro del territorio, se tome el transporte que se tome, siempre abone el mismo precio por el viaje.



Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120