DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

La transformación de las necesidades en grandes oportunidades

Bilbao ha sabido dar el paso de una ciudad en declive a la competitividad de los servicios y la excelencia urbanística visible en Abandoibarra o Sabino Arana

OLGA SAÉZ - Lunes, 5 de Junio de 2017 - Actualizado a las 17:50h

Nueva estación provisional Termibus de Bilbao

Nueva estación provisional Termibus de Bilbao (Oskar González)

Galería Noticia

  • Nueva estación provisional Termibus de Bilbao

BILBAO. De una industria en declive a la competitividad en los servicios. De un medio ambiente degradado a la excelencia urbanística. De un pasado sombrío al futuro más brillante. Bilbao, la transformación fascinante. Es la carta de presentación de una urbe que supo hacer de la necesidad virtud pero que aún continúa en el empeño. Las últimas actuaciones en la avenida Sabino Arana o el nuevo barrio de Basurto dan fe de que la ciudad no muere de éxito. Sigue reinventándose.

A principios de los años 80, Bilbao sufrió una fortísima crisis industrial a la que se sumaron las graves inundaciones de 1983. La urbe tocó fondo. El barro, el lodo y la degradación de las calles marcaron unas páginas en blanco y negro difíciles de olvidar. Son los antecedentes del cambio.

A partir de ese momento, Bilbao afronta su regeneración. Los primeros pasos fueron dados por la modernización de sus medios de transporte. Se crea un nuevo puerto exterior, se construye el espectacular metro de Bilbao, obra de Norman Foster. El tranvía, el nuevo aeropuerto de Bilbao se hace realidad de la mano de Santiago Calatrava... Se suma la regeneración medioambiental y poco a poco la vieja industria da paso a nuevas tecnologías, a una apertura de Bilbao como ciudad universitaria. La cultura se convierte en una prioridad para Bilbao. El Museo Guggenheim es su principal exponente y todo un símbolo internacional, pero no el único.

A la recuperación del museo, le sigue la recuperación de la Alhóndiga y del Teatro Campos. La ciudad pone así los cimientos del cambio para, una vez conformado el esqueleto, iniciar un proceso de cirugía urbana tan completo y regenerador como el dado hasta entonces.

Es hora de soterrar las vías que atraviesan los barrios de Bilbao y ganar espacios de estancia para los vecinos. La Avenida del Ferrocarril y Ametzola se convierten así en exponentes de lo que debe ser el futuro de la ciudad. Además, serán el espejo en el que se proyectarán otras zonas castigadas por los trazados ferroviarios. Cada soterramiento revierte a la ciudad espacios de expansión para sus vecinos.

En los últimos 40 años, la ciudad ha cambiado, generando nuevas zonas que se han convertido en iconos de la nueva urbe. Entre ellas destaca el paseo de Abandoibarra, que conecta el Museo Guggenheim con el Palacio Euskalduna bordeando la ría. Representa la exaltación de la arquitectura y el urbanismo, una zona de 348.000 metros cuadrados que durante años estuvo destinada a la actividad portuaria. La ampliación del Superpuerto y el traslado de los contenedores hacia el exterior de la ría permitieron liberar suelo para los nuevos iconos como el Museo Guggenheim, la biblioteca de la Universidad de Deusto, de Rafael Moneo;el Paraninfo de la UPV-EHU, de Álvaro Siza, o la Torre Iberdrola, de César Pelli. Los antiguos muelles son hoy zonas verdes que circundan los grandes edificios y que sirven de esparcimiento y atracción. Las obras de remodelación comenzaron en 1998 y han ido incorporando nuevos elementos hasta hace apenas unos años.

Mientras, en otras zonas de la villa se trabaja para hacer de Bilbao una ciudad compacta que permita una integración entre los barrios y el centro. El puente de Santiago Calatrava se convierte en el nexo de unión entre el Campo Volantín y el Ensanche y el edificio de Arata Isozaki convierte el antiguo depósito franco, que pesaba como un monumento a la desidia, en una nueva puerta de Bilbao.

Bilbao no para de crecer y se prepara cambiar la foto de la ciudad. Zorrotzaurre se somete a un profundo proceso de transformación que terminará por convertir este mismo año la península en isla. El máster plan de la fallecida Zaha Hadid sienta los cimientos de lo que va a suponer para la villa la transformación de este espacio. Representa un plan integral y sostenible que recupera un espacio actualmente degradado para convertirlo en un barrio nuevo de Bilbao bien conectado con el resto de la ciudad, dotado de vivienda accesible, áreas de implantación empresarial no contaminante, numerosos equipamientos sociales y culturales así como de amplias zonas de disfrute ciudadano.

Zorrotzaurre pasará el testigo a la recuperación de Punta Zorrotza, mientras Sabino Arana ya es un bulevar y la capital trabaja para tener una estación de autobuses que reciba a todos sus visitantes. Así es Bilbao, una ciudad que ha sabido convertir sus necesidades en grandes oportunidades.


Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120