DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
abogado y expresidente de kutxabank

Mario Fernández: “Las inundaciones fueron un drama;me impactó ver Bilbao a oscuras”

Una de las personas que más ha contribuido a crear el escenario económico en el que vive Euskadi repasa algunos de sus hitos en el 40º aniversario de DEIA

Un reportaje de Aner Gondra - Martes, 6 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:03h

Mario Fernández observa la portada de DEIA de las inundaciones de Bilbao de 1983.

Mario Fernández observa la portada de DEIA de las inundaciones de Bilbao de 1983. (Foto: Oskar Martínez)

Galería Noticia

  • Mario Fernández observa la portada de DEIA de las inundaciones de Bilbao de 1983.

A Mario Fernández su carrera profesional le ha propuesto grandes retos. Es abogado, pero ha bregado como vicelehendakari o como presidente de BBK. El bilbaino repasa diez momentos de los que DEIA ha sido testigo.


10 de abril de 1980

El primer Gobierno

El lehendakari Garaikoetxea eligió a Mario Fernández como vicelehendakari para el Desarrollo Económico, un reto que el abogado abordó con entusiasmo. “Viví aquel momento con una enorme ilusión”, recuerda, “era el primer Gobierno vasco que realmente iba a tener competencias en un estado de normalidad. Además, era un reto porque había una crisis industrial de mucho cuidado. En cuanto el lehendakari me comentó que iba a estar gente como Pedro Luis Uriarte, no me lo pensé ni medio minuto”.

No fue una etapa fácil, pero cree que “aquel Gobierno hizo una enorme labor”. Para sortear la crisis , “de la que todavía quedan consecuencias”, señala que contaron con la “colaboración de los sindicatos y de la patronal de Gipuzkoa”. “Negociamos duro”, apunta desde su despacho en la Gran Vía bilbaina, “pero alcanzamos acuerdos y, poco a poco, se fue superando una crisis que fue tremenda. Te queda la satisfacción del deber cumplido”.


24 de febrero de 1981

El golpe de Estado

La transición tuvo días complicados. Quizás el peor fue el del golpe de Estado. “Yo estaba presidiendo la Comisión Económica del Gobierno vasco en Lakua”, evoca Mario Fernández, “entró mi secretaria pálida y me pasó un papelito en el que ponía Golpe de Estado en el Congreso. Buscamos un televisor en el edificio y lo vimos. Pedro Luis Uriarte y yo dijimos a la gente que se fuese a su casa”.

Tras 24 horas el episodio se disolvió y todo volvió a su lugar: “Al día siguiente tuvimos una reunión extraordinaria del Consejo. Terminamos viendo cómo salían los guardias civiles por las ventanas. La forma de terminar no fue la más brillante. Y volvimos a la normalidad”.


22 de octubre de 1981

Debate con Martín Villa

Si hay algo que marcó la carrera política de Mario Fernández fue el debate televisado con Rodolfo Martín Villa sobre la Loapa. “Hay que recordar que PSOE y PP se pusieron de acuerdo en los pactos autonómicos, cuyo único objetivo era reducir las competencias de los estatutos de autonomía”, aclara Fernández. “Martín Villa propuso que lo debatiésemos. Como yo llevaba el tema de transferencias, Garaikoetxea me dijo que fuese yo. Joaquín Arozamena, al llegar, ya me advirtió de que Martín Villa me iba a pasar por encima, porque tenía una enorme experiencia política. Me da la sensación de que la conclusión del debate no fue esa. Fue muy importante para cambiar el criterio de la política española en la materia”.

El abogado bilbaino confiesa que dominaba tanto la Loapa que no invirtió en preparar el debate más de 20 minutos. “Tengo muy buen recuerdo de Rodolfo Martín Villa”, dice del que fue aquel día su rival, “fue una persona honesta conmigo desde el principio. Pero no me dio pena en el debate. Antes y después del debate muy bien, pero yo representaba al Gobierno vasco y tenía claro que ahí no había sitio para ningún tipo de moderación”.


28 de agosto de 1983

Las inundaciones

A Mario Fernández su paso por Lakua le hizo vivir en primera línea las inundaciones de 1983. “Fue un drama”, asegura con gesto serio. Él se encontraba de vacaciones en Zarautz, pero una llamada de teléfono le hizo volver de urgencia. “El lunes siguiente hubo una reunión del Consejo de Gobierno creando la Comisión Coordinadora de lo referente a las inundaciones. El lehendakari me dijo que la presidiera yo y se hizo un trabajo excepcional”, asegura, “los números eran impresionantes. Pusimos en marcha 114 medidas de ayuda, pero eran imprescindibles otras patas de la mesa: que las compañías de seguros rápidamente valorasen los daños y viesen qué ponían. Eso no es sencillo. Negociamos con Barrionuevo la aportación del Estado para paliar la catástrofe. El Estado se portó muy bien”.

La magnitud del desastre fue abrumadora. “Esto alcanzó a todo el mundo”, lamenta Mario Fernández, “hubo 800 viviendas destruidas, 37.308 damnificados y daños por 200.000 millones de pesetas. Pedimos que se hiciesen aportaciones voluntarias de 2 días de salario y se recaudó 580.000 millones de pesetas. Lo que más me impactó fue ver Bilbao a oscuras”.


6 de mayo de 1984

El doblete del Athletic

No todo fueron penas y dificultades aquellos años. Mario Fernández luce una sonrisa y bromea al recordar el doblete del Athletic en 1984: “La más brillante gestión del Gobierno vasco fue que en los cuatro años del primer Gobierno vasco ganó la liga dos veces la Real y otras dos el Athletic. Todo muy medido y equilibrado. Fue algo curioso. No está mal. A ver qué es lo que han hecho otros”.

Durante años fue asiduo del palco, donde coincidía con otros ilustres de la sociedad vizcaina: “Iba mucho a San Mamés con el obispo Juan Mari Uriarte. Terminaba los partidos con dolor en las costillas por los codazos que me daba cada vez que se acercaban al área del Athletic. El día del partido contra la Real, en el que se jugaban la liga, se adelantó la Real y me pegó unos codazos… ‘Mario, pero esto no será así, ¿no?”.


2 de octubre de 1988

La creación del BBV

Otro punto de inflexión en la trayectoria de Mario Fernández fue la fusión de Banco Bilbao y Banco Vizcaya para crear el BBV. “Yo estaba como asesor externo para Pedro Toledo, del Banco Vizcaya”, relata el abogado. “Llegaba un momento en el que el tamaño de los bancos aisladamente tenía un cierto riesgo de que cualquiera pudiera comprarlo. Carlos Solchaga, que estaba en el Gobierno, nos recomendaba crecer de tamaño para salvaguardar la independencia. La verdad es que la negociación entre José Ángel Sánchez Asiaín y Pedro Toledo duró tres días. La hicimos en la calle Alcalá de Madrid, yo llevé un guioncito y en dos días estuvimos de acuerdo”.

Aquella operación dejó un hito en el derecho mercantil estatal del que Fernández presume: “Yo fui quien hizo que sea legal que un banco tuviera una copresidencia. La primera copresidencia del derecho mercantil español fue la del BBV y la inventé yo para solucionar el problema de dos entidades que decían que eran iguales y se unían”.


2 de noviembre de 1992

Nace Iberdrola

En 1992 otras dos firmas estrechan sus lazos para crear Iberdrola. “Se estaban tomando las medidas necesarias para que Iberdrola pudiese ser en el futuro el gigante que es hoy en día”, describe el abogado bilbaino al recordar aquella operación. “Yo estaba asesorando a Iberduero. Nos parecía que era importante el crecimiento de todo el sector. Como existían lazos familiares entre consejeros y accionistas de las dos compañías, nos parecía que era buena la fusión. En cuanto vimos la oportunidad, nos tiramos al agua y salió muy bien”.

Que aquella unión era importante se deduce al comprobar una anécdota que Mario Fernández narra entre risas: “Tuvimos cosas curiosas, como un coche debajo de la oficina de la Plaza Colón de Madrid en la que estábamos negociando con un señor grabando las conversaciones que teníamos. ¡Teníamos un espía!”.


25 de julio de 2009

Presidencia de BBK

El verano de 2009 abrió otra etapa para Mario Fernández. De nuevo, otra oportunidad le encontró en su despacho de abogado: la BBK le quería como presidente. “Yo estaba en mi despacho y me llamaron para ver qué me parecía coger el relevo de Xabier Irala, que había hecho una gestión espléndida”, explica el abogado bilbaino. “Me pareció que era un momento en el que había que tomar unas decisiones. El sistema financiero español iba cambiando, los bancos cada vez eran más grandes, la competencia era más importante y pensé que podía aportar cosas. El primer día dije no he venido a hacer la fusión de las cajas, la haré antes de que me vaya. Lo cual, sin que sirva de precedente, se ha cumplido rigurosamente”.

Fernández inició así una de esas etapas profesionales de 5 años que tanto le gustan. “Lo único que no perdonaré a Irala es que esperase al 27 de julio, fastidiándome las vacaciones de agosto”, bromea. “No era el momento más bonito para llegar por la crisis, podía haber seguido en mi despacho. Pero la caja estaba bien y me pareció un reto muy bonito”.


17 de septiembre de 2011

Fusión de las tres cajas

Efectivamente, por fin llegó la fusión de las tres cajas de ahorros vascas y nació Kutxabank: “El mejor banco del Estado español sin ninguna duda”. La unión no fue fácil. Fernández destaca una labor compleja a nivel político. “Las tres cajas nos pusimos de acuerdo, pero al ir a las asambleas de las cajas, aparecían problemas. PNV y PSOE estaban de acuerdo, pero lo que hoy es Bildu no estaba de acuerdo”, explica. En una primera votación no se consiguió el voto de la izquierda abertzale: “Yo seguí intentándolo con reuniones en Donostia con gente distinguida de ese mundo y llegamos a un acuerdo. En la segunda asamblea se aprobó por unanimidad. Si hacemos una lista con las cosas que en este país hemos hecho con unanimidad en los últimos 750 años, no encontramos una sola cosa”.

Después llegó un proceso complejo a nivel financiero para el que Mario Fernández impuso una máxima: alcanzar la excelencia. “Teníamos el tamaño que teníamos y teníamos que pelearnos con unos monstruos para seguir creciendo.”, detalla el expresidente de BBK. “Fijé una prioridad imprescindible, porque sin cumplir ese requisito, no existíamos y desaparecíamos. Era el tema de la solvencia. Teníamos que pasar todos los exámenes que nos quisieran hacer desde el obispo de Cáceres hasta el Banco Central Europeo. Todos. El día que fallásemos en uno, se acabó”. Kutxabank salió airosa, tanto que Fernández presume del prestigio adquirido por el banco vasco: “Luego vino el rescate de la banca española. Las cajas éramos los tontos de la película. Había que dejar bien claro que dentro de los tontos había uno que no era tan tonto. Lo cierto es que nos ganamos un prestigio y una reputación importante”.


27 de octubre de 2014

Los test de estrés

Kutxabank no falló en todos esos exámenes. Es más, los test de estrés señalaron a Kutxabank como el banco más solvente de todo el Estado. “El examen duró todo 2014”, recuerda Fernández. “El domingo 26 de octubre nos entregaron los resultados. Ahora no sé como se ven las cosas, pero ser el banco más solvente del Estado español, de fácil no tiene nada. Aquí hubo un esfuerzo de todas las personas que trabajan en Kutxabank de enorme relevancia y de enorme dificultad. Ya no es aprobar, es ser el primero. Con nuestros medios, sin grandes capitales detrás, sin accionistas que no sean las tres cajas con sus limitaciones de tamaño. Es cualquier cosa menos un regalo. Costó la tira. Tuvimos un año tremendo. Trabajando en esto y trabajando en ganar dinero para la caja. Había mucha gente esperando que no fuera así. No hay muchas cosas en las que los vascos somos los primeros con números en la mano”.

Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120