DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.Deia. 40 urteDeia. 40 urte

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Osakidetza, 34 años en el ADN vasco

De 800 millones de presupuesto a 3.500, de 1.000 trabajadores a 32.000, historia de calidad sanitaria con mayúsculas

Concha Lago - Martes, 30 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 19:34h

El hospital de Urduliz, el último en incorporarse a la red pública, es la nueva ‘joya de la corona’ de Osakidetza.

El hospital de Urduliz, el último en incorporarse a la red pública, es la nueva ‘joya de la corona’ de Osakidetza. (José Mari Martínez)

Galería Noticia

  • El hospital de Urduliz, el último en incorporarse a la red pública, es la nueva ‘joya de la corona’ de Osakidetza.

BILBAO. Osakidetza no solo se ha convertido en la primera empresa de Euskadi por número de trabajadores y presupuesto sino que está presente en el ADN de todos los vascos. Porque hay pocas cosas que logren concitar tantas adhesiones y simpatías por parte de la mayoría de la población. Todos los datos en el Sistema Vasco de Salud son apabullantes provocando una evolución espectacular. Aunque nacido en 1983, de los 863 millones de euros presupuestados en 1990, año en el que el Gobierno dispuso de todas las competencias sanitarias, se ha pasado a manejar 3.537 millones en 2017 para seguir garantizando una sanidad pública de calidad. Además se consigna la inversión por habitante más alta de todas las comunidades ya que se sitúa en 1.619 euros por persona.

Si en aquellos lejanos 90, apenas se contabilizaron 70.000 operaciones, el año pasado se realizaban 122.791 intervenciones quirúrgicas. El 62% de ellas sin ingreso, de manera ambulatoria, un auténtico hito. Menos de mil personas componían aquella plantilla inicial de Osakidetza. Hoy trabajan más de 32.000 profesionales en un departamento que tiene asignado más de un tercio de todo el presupuesto del Gobierno vasco.

DEIA contó cómo el Servicio Vasco de Salud nacía aquel 1983 como un organismo autónomo cuya principal misión era gestionar los hospitales de Santa Marina, Amara y Leza, así como prepararse para las grandes transferencias sanitarias que estaban que llegar.

Pero pronto la actividad hospitalaria daría un vuelco de 180 grados. Primero, en febrero de 1978, con la inauguración del segundo hospital de Araba, el de Txagorritxu, con 670 camas. Después, el 14 de diciembre de 1984, con la creación del hospital de Galdakao-Usansolo para dar servicio a toda la comarca interior de Bizkaia, desde Basauri hasta Gernika. En sus más de tres décadas de vida ha triplicado el número de camas y de personal, y ha aumentado en diez veces la actividad asistencial.

Los servicios hospitalarios seguían creciendo y con ellos los centros. En diciembre de 2012 se abría el hospital de Gernika-Lumo para dar atención sanitaria a los 56.000 habitantes de las comarcas vizcainas de Busturialdea y Lea- Artibai. Y en 2016 desplegó la persiana el hospital de Urduliz, concebido para atender a 175.000 personas de la comarca vizcaina de Uribekosta y Mungialdea. Cuando a finales de año funcione a pleno rendimiento, atenderá al año unas 175.000 consultas, 74.000 urgencias, 4.000 pacientes en el hospital de día quirúrgico, 8.000 intervenciones quirúrgicas y cerca de 12.700 ingresos.

Pero volvamos a aquellos primeros años, recordemos aquel 1989 ó 1990 cuando se “publificaron” en Osakidetza la mayoría de los centros de planificación familiar de Euskadi y también los centros de atención a las drogodependencias, una auténtica lacra de la época. También en aquellos años se pusieron en marcha por primera vez en todo el Estado español, el programa de cita previa a consultas, el Plan de Atención Dental Infantil, y la Tarjeta Individual Sanitaria, consolidando el acceso universal a uno de los mejores servicios públicos de salud en Europa, pionero en ofertar cuidados.

Uno de los mayores cambios se produjo en junio de 1993, cuando el Parlamento aprobó el plan más ambicioso del entonces Departamento de Sanidad, Osasuna Zainduz-Cuidando la Salud. Conscientes de que la salud es un elemento básico en la calidad de vida, en 1997 vio la luz la Ley de Ordenación Sanitaria, más tarde se configurarían las organizaciones sanitarias integradas, OSIs. Y así un montón de cambios y más cambios... que han crecido al mismo tiempo que la ciudadanía.

¿Quién le iba a decir a usted que no habría receta en papel? ¿Que hoy en día se dispensarían más de 80 millones de recetas electrónicas al año? ¿Quién iba a adivinar que habría medicina no presencial, que iba a tener una carpeta de salud para consultar su historial clínico, que una app guiaría su tratamiento y que un montón de operaciones no iban a requerir ingreso y los pacientes se podrían ir a casa el mismo día?

Herramientas de Contenido


Más sobre Deia 40 urte

ir a Deia 40 urte »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120